EconomiaInternacionales

El G7 perdió todo su poder político

La hegemonía terminó: «El G7 es irrelevante», el Sur responsabiliza al norte de la crisis mundial

El G7 invitó a cinco países del «Sur Global» a la cumbre que se llevó a cabo recientemente en Schloss Elmau, Alemania. Argentina, India, Indonesia, Senegal y Sudáfrica son apremiados a la cooperación con el G7, para «aislar» a Rusia y China, del orden político, económico y de seguridad global.

Un Mariscal indio retirado afirmó que ya es «evidente» que los países en desarrollo no apoyan los sentimientos antirrusos del club del G7. Estos argumentan además que la mayor parte del «Sur Global», responsabiliza al norte de precipitar la crisis de Ucrania.

El G7, también es responsable de la crisis global y sus efectos en cadena que llevaron a la inestabilidad energética global.

«El resto del mundo es más inteligente en la comprensión que los países occidentales sobre cómo surgió el conflicto de Ucrania. Y quiénes son los factores causales de este problema en particular», indicó el mariscal retirado Muthumanikam Matheswaran, que dirige un grupo de expertos indio.

«Alrededor de dos tercios del mundo no están cooperando con el impulso de los países occidentales para apoyar a Ucrania o condenar a Rusia. Creo que ven que el tema es mucho más complejo», agregó Matheswara.

El G7 pierde poder.
El G7 es más o menos una colección de países o antiguas potencias imperiales y continúan, aunque de una manera diferente, practicando ese mismo proceso.

El G7 podría empeorar la escasez mundial de energía y alimentos

Rusia afirma, que la expansión de la OTAN hacia el este fue la razón principal de la operación militar especial en Ucrania. China respaldó a Moscú para responsabilizar a la OTAN por la crisis de Ucrania.

India mantiene su consejo sobre sus socios occidentales. Aunque el representante permanente de Nueva Delhi ante la ONU pidió diplomacia y diálogo en la crisis.

Mientras tanto, las naciones BRICS denunciaron las sanciones unilaterales contra Rusia. Las naciones BRICS representan el 41 por ciento de la población mundial. Además, del 24 por ciento del PIB internacional y representan el 16 por ciento del comercio mundial.

«Las naciones en desarrollo en realidad responsabilizan a Occidente por la crisis actual. Por lo tanto, no creo que el Sur Global esté con ellos en absoluto», comentó Matheswaran.

Ahora causará más problemas con la seguridad alimentaria y la recesión económica.

Un comunicado conjunto emitido después de la reunión del G7, pidió «eliminar gradualmente o prohibir la importación de carbón y petróleo rusos» de la cadena energética mundial.

Incluso a pesar de su reconocimiento de que la «carga» de los precios de la energía resultó en «inestabilidad del mercado» y agravó, «las desigualdades a nivel nacional e internacional».

Los precios del petróleo crudo suben a su nivel más alto desde la crisis financiera mundial de 2008. Todo a raíz de los intentos liderados por Estados Unidos y la Unión Europea de eliminar gradualmente los suministros de crudo ruso del mercado internacional.

Los líderes del G7 también afirmaron, en su declaración conjunta, que los aliados occidentales «reducirían la dependencia de los bienes nucleares civiles y relacionados de Rusia».

Los precios de los alimentos se disparan en todo el mundo. Poco después de los esfuerzos de Occidente, por prohibir las exportaciones rusas en marzo. Por lo que millones de personas en todo el mundo corren el riesgo de morir de hambre.

Matheswaran consideró que las sanciones contra Rusia, como plantea el G7, exacerban la crisis actual.  Misma, que lleva a altos niveles de inflación en los países desarrollados y en desarrollo.

Fuente
RealInstitutoElcanoLaInformacionDW

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: