Ciencia y SaludCuriosidadesInternacionales

Puedes tener un infarto sin saberlo

Los síntomas no son siempre los conocidos y son pocos los casos de dolor fuerte en el pecho

La clásica descripción de un ataque cardíaco es que es como un gran peso aplasta el pecho y es acompañado de una sensación de ansiedad abrumadora, todos conocen la mítica imagen de las películas en la que las personas se agarran el pecho y se retuercen, miran con caras angustiadas y muestran pánico en sus ojos, para luego caer al suelo, esa imagen puede definir lo que sobreviene junto al infarto, pero puede suceder así y a veces no, los ataques cardíacos ocurren cuando el suministro de sangre al corazón se bloquea, generalmente por un coágulo de sangre.

A pesar de lo que está sucediendo en el cuerpo, las personas no sienten dolor en el pecho, lo que significa que demoran en obtener ayuda e incluso, al sentir un dolor leve en el pecho, muchos asumen que tienen indigestión y solo descubren más tarde que han tenido un ataque al corazón, sólo después de que un electrocardiograma en el hospital muestre el daño sufrido al corazón.

Estos serían los que se conocen como ataque silencioso al corazón, según ha revelado un estudio publicado en 2016, que encontró que estos tipos de infartos, podría ocurrir hasta en un 45% de los eventos cardíacos, los datos para esta investigación comenzaron a recopilarse a fines de la década de 1990 y desde entonces el diagnóstico de ataques cardíacos ha mejorado, por lo que la cifra probablemente no sea tan alta hoy en día, pero cada año todavía hay algunas personas que, en ese momento, no tenían idea de que estaban teniendo un ataque al corazón.

Existen pacientes que sabían que estaban enfermos o en problemas, pero no sabían el por qué, pues si sienten dolor en la mandíbula, el cuello, los brazos, el estómago o la espalda y sienten falta de aire, debilidad o mareos, sudor excesivo o vomito, pero no lo asumen como un accidente cardiaco, porque es la combinación de síntomas en lugar de la gravedad del dolor en el pecho lo que permite un diagnóstico.

A menudo se dice que estos ataques cardíacos sin dolor en el pecho son más comunes en las mujeres, lo que lleva a las mujeres a tardar demasiado en buscar ayuda, lo que reducer sus posibilidades de supervivencia.

Ataque Cardiaco Silencioso.
No todos los infartos terminan con la vida del paciente, sin embargo, la asistencia médica es fundamental, especialmente en las primeras horas.

El 50% de las personas no tuvo idea de que tenía un ataque cardiaco

Con el fin de establecer si este es realmente el caso, un grupo de investigadores canadienses se propusieron medir los síntomas de un ataque cardíaco sistemáticamente, mediante el estudio de 305 pacientes sometidos a angioplastia, un procedimiento en el que un vaso sanguíneo es bloqueado y se vuelve a abrir inflando un pequeño globo dentro de él, esta condición, puede simular brevemente los síntomas de un ataque al corazón, por lo que, mientras se inflaron los globos, se les pidió a los pacientes que describieran lo que podían sentir.

Los investigadores, no encontraron diferencias entre hombres y mujeres en términos de incomodidad en el pecho, dolor en el brazo, dificultad para respirar, sudoración o náuseas, pero las mujeres tenían más probabilidades de tener dolor en el cuello y la mandíbula, aunado al dolor en el pecho.

Hay una condición en las mujeres, que las hace menos propensas que los hombres a presentar dolor en el pecho y es más probable que los hombres presenten síntomas como fatiga, náuseas, mareos o desmayos.

Los hallazgos de otros estudios han sido inconsistentes, y en muchas ocasiones pues hombres y mujeres podían presentar y tener la misma probabilidad de experimentar dolor en el pecho, que es más común en hombres y en ciertas ocasiones, el problema fue confundido por los investigadores, incluidos otros diagnósticos junto con los ataques cardíacos en el mismo estudio.

Por lo que, en 2011 se realizó una revisión, con el único objetivo de establecer si existe una diferencia en los síntomas experimentados por hombres y mujeres, para este estudio se incluyeron análisis de EE.UU., Japón, Suecia, Alemania, Reino Unido y Canadá, este estudio es el más grande que se ha realizado hasta la fecha, con más de 900 mil casos estudiados.

Los datos fueron resumidos de los mejores 26 de estos estudios, combinados y vueltos a analizar, por lo que llegaron a la conclusión de que las mujeres tienen menos probabilidades que los hombres de presentar dolor en el pecho y los hombres tienen más probabilidades de tener síntomas como fatiga, náuseas, mareos o desmayos y dolor en el cuello, la mandíbula o los brazos.

Según las conclusiones de este estudio, la mayoría de hombres y mujeres, todavía experimenta dolor en el pecho, pero un tercio de las mujeres y casi una cuarta parte de los hombres tuvieron ataques al corazón sin tener ningún síntoma en el pecho, lo que les dificulta darse cuenta de lo que les está sucediendo.

Si no sabe qué tan serios son sus síntomas, naturalmente es menos probable que busque ayuda, por lo que la gente espera en promedio entre dos y cinco horas, en hacerlo, por consiguiente y en función de la poca probabilidad de supervivencia, se realizó un nuevo ensayo para tratar de localizar con mayor detalle, acerca de los procesos de pensamiento de los individuos en función de que hacer, lo que puede ser una decisión de vida o muerte ​​para un médico.

Durante las profundas entrevistas realizadas a un pequeño grupo de mujeres que habían sufrido ataques cardíacos, revelaron que la mitad sabía que algo andaba mal y de inmediato fue a pedir ayuda, otras tenían síntomas vagos que comenzaron como leves, pero luego se volvieron más intensos, urgiéndolas a ir al médico, pero la mayoría nunca tuvo idea de que sus síntomas tenían que ver con su corazón y no le dijeron a nadie más, decidieron esperar y ver.

Entonces, la lección es que un dolor en el pecho aplastante es muy grave y podría indicar un ataque cardíaco, pero también podría haber una colección de otros síntomas, por lo que, debemos considerar la posibilidad de un ataque cardíaco incluso cuando no parece ser como en el de las películas.

Síntomas comunes de un infarto

  • Dolor o molestias en el pecho: generalmente del lado izquierdo que aparecen y desaparecen en minutos para luego volver a repetirse. Estas molestias son similares a sentir la presión de algo pesado en el pecho. La intensidad puede variar y se debe prestar atención para saber si el dolor es más intenso durante el ejercicio.
  • Dolores en la mitad superior del cuerpo: en brazo izquierdo, hombro, Cuello o estómago.
  • Dificultad para respirar bien. Esto es consecuencia del bajo aporte de oxígeno.
  • Náuseas, sensación de vértigo, mareos, ansiedad que se manifiesta con sudor frío o vómito.
  • Fatiga generalizada o poca tolerancia al ejercicio.
Fuente
SaludMédica

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: