ÁfricaAméricaAsiaCiencia y SaludEconomiaEuropaSucesos

No se trata de que hacer, sino de cuándo llega la peste

La peste porcina africana se sigue extendiendo por el mundo y ha llegado a Asia donde está el 50% de la cría de cerdos

La peste porcina africana o PPA, se asemeja a la peste porcina clásica o cólera porcino, tan estrechamente que se requieren pruebas de laboratorio para diferenciarlas, es causada por un virus único y que infecta únicamente a cerdos domésticos y salvajes y una variedad de garrapatas de cuerpo blando, el virus es endémico en África al sur del ecuador, en facóqueros y jabalíes, pero la infección en ellos no produce ninguna enfermedad clínica, circula entre jabalíes verrugosos y garrapatas de cuerpo blando que habitan en sus madrigueras, las pulgas lo transmiten a través de todas las etapas de su ciclo de vida y lo perpetúan, por lo que es endémico en los cerdos domésticos de algunos países africanos, el virus es relativamente duro y puede sobrevivir en el medio ambiente y en canales de cerdo durante mucho tiempo.

Curar o quemar los cerdos contaminados no lo destruye y su principal método de propagación de país a país es a través de residuos de productos de cerdo sin cocinar, en su mayoría, los productos de desecho han salido de aviones o barcos, pero en un caso, al menos, se trataba de residuos de alimentos dados a un jabalí por un turista, lo que resultó en doce rebaños infectados y sacrificados.

Su propagación entre las manadas dentro de un país es por contacto directo y, en menor medida, indirecto entre los cerdos, el contacto indirecto generalmente involucra la contaminación de tejidos y secreciones de cerdos muertos, la PPA es una enfermedad de origen vírico, descubierta por primera vez en Kenia en 1910. En el año 1957, Otto Saareväli, el propietario de una granja de cerdos en el condado de Lääne en Estonia, está comenzando de nuevo, pues en septiembre del año pasado, veterinarios del gobierno diagnosticaron un brote de peste porcina africana en una sección de la granja donde se encontraban las cerdas preñadas antes del parto.

No importaba que el brote se hubiera limitado a un área: los siete mil de sus cerdos tendrían que ser sacrificados inmediatamente, «tenemos las medidas de bioseguridad más estrictas aquí, y todavía nadie está seguro de cómo entró la enfermedad, puede haber sido un camión que no se lavó correctamente después de visitar una granja infectada», explica Saareväli, «pero si encuentras un solo cerdo, entonces todos se tienen que ir».

Tras el diagnóstico, la letrina utilizada para almacenar cerdos muertos se amontonó con más de 200 cadáveres de la sección afectada, algunos de los cuales se habían podrido durante más de una semana, muchos de los cadáveres se habían abierto de golpe, derramando docenas de lechones muertos, todos tendrían que ser retirados a mano, lo que incluso algunos de los granjeros más experimentados de Saareväli no podrían hacer, los miles de cerdos sanos restantes se cargarán en camiones especiales donde serían sacrificados, el proceso de exterminio tomó un poco más de una semana, «Fue emocionalmente muy difícil para todos», dice Saareväli. «Lo peor fue el silencio después de que el último cerdo fue aniquilado. Las granjas de cerdos son lugares ruidosos, pero aquí estaba completamente en silencio «.

Peste Porcina Africana.
Peste porcina se extiende en China donde sacrificaron 38 mil cerdos, en un afán por frenar la pandemia.

El riesgo de la peste porcina estará con nosotros para siempre

Esta no es la primera vez que la ASF golpea a Europa, en 1957, se introdujo en Portugal, según los informes después de que cerdos se alimentaran con la comida infectada de una línea aérea cerca del aeropuerto de Lisboa, de allí la enfermedad se extendió a España y Francia y se prolongó hasta la década de 1990 para erradicarla mediante una vigilancia y sacrificio concertados, en el sur de España, donde las garrapatas actuaron como un embalse adicional, los edificios agrícolas pasados ​​de moda fueron destruidos y reemplazados con modernas instalaciones para mantener a raya a las garrapatas, «hubo un gran esfuerzo para erradicarlo», recuerda Linda Dixon, una bióloga celular que trabaja en ASF en el instituto Pirbright del Reino Unido.

Esta vez, la propagación ha sido mucho más rápida a pesar de considerables esfuerzos de bioseguridad, el brote actual en Europa central y oriental comenzó en enero de 2014, cuando se notificaron casos por primera vez en Lituania, seguidos rápidamente por brotes en Polonia en febrero y en Letonia y Estonia en junio y septiembre de ese año, los casos también se confirmaron en el este de la república Checa en junio de 2017, y en Rumania y Hungría a principios de este año, se han reportado más brotes en Rusia, Ucrania y Moldavia.

En las últimas semanas, se han reportado brotes en China, hogar de más de la mitad de los cerdos del mundo, que produce el doble de carne de cerdo que la UE, y cinco veces más que los Estados Unidos, en Alemania, los agricultores han pedido un sacrificio del 70% de la población de jabalíes, que se cree que es de cientos de miles de individuos, «las altas poblaciones de jabalíes hicieron los controles más difíciles y una vez que tienes tantos jabalíes es difícil reducir el número porque simplemente siguen reproduciéndose», explica Dixon, «son animales muy exitosos con un rango en toda Asia y Europa que también pueden nadar «.

En Dinamarca, se planea construir una valla a lo largo de la frontera con Alemania para evitar la migración de jabalíes, «si se produjera la peste porcina africana en Dinamarca, los mercados de exportación de terceros países cerrarían inmediatamente y el comercio entre las comunidades de la UE se vería afectado», afirma Sisse Berg Wulff, veterinaria de la administración danesa de veterinaria y alimentos y agrega que es solo cuestión de tiempo hasta que la enfermedad llegue a Dinamarca, un importante exportador de carne de cerdo, el instituto nacional de veterinaria de anes ha estimado que un brote podría costarle al país hasta 1 mil 500 millones de dólares.

Peste Porcina Africana.
El peligro mayor, es que si se encuentra un sólo ejemplar que esté infectado, todos los animales deben ser sacrificados.

Dixon dice que se perdió una oportunidad crucial para limitar la propagación del virus cuando a los funcionarios georgianos les llevó unos tres meses diagnosticar la enfermedad después de que se introdujo desde el este de África en 2007, para cuando se realizó el diagnóstico, probablemente tenía ya cruzado las fronteras internacionales, durante varios años, la propagación fue lenta y, a veces, la enfermedad parecía estar bajo control, pero en los últimos años la dispersión se ha acelerado.

El Dr. Matthew Stone, subdirector general de ciencias de la organización mundial de sanidad animal, OIE, que coordina el monitoreo internacional de enfermedades, dice que «en este momento, la pandemia es muy importante, porque está en movimiento y atravesando un período de propagación, lo más importante que nos hace ser muy conscientes de la amenaza que plantea ASF es que China representa la mitad de los cerdos en el mundo», explica Stone, «es extremadamente importante para la seguridad alimentaria y la economía de China y, en ausencia de una vacuna, las políticas sanitarias son cruciales».

La primera confirmación del virus en China fue el 1 de agosto; desde entonces ha sido confirmado en otras tres ubicaciones y la combinación del virus con las preocupaciones sobre los aranceles de Estados Unidos ha provocado la caída de los precios de los cerdos en China, la PPA no presenta riesgos para los humanos, pero para los cerdos a menudo es fatal, pues sin un tratamiento efectivo o una vacuna, los granjeros solo pueden protegerse contra brotes usando estrictas medidas de bioseguridad y agregando medicamentos anti-virus en los alimentos.

Una vez que se ha diagnosticado, las manadas enteras se sacrifican de manera preventiva, en 2016 y 2017, más de 300 mil cerdos fueron sacrificados en un intento por controlar la propagación de la enfermedad, la transmisión ocurre solo a través del contacto directo con animales infectados, vivos o muertos, o su carne, el virus no está en el aire, sin embargo, es resistente, puede sobrevivir hasta 1 mil días en carne congelada y puede persistir durante largos períodos en canales de jabalí, en la ropa, botas y tierra.

Aunque este año no se han reportado casos nuevos en cerdos domésticos en Estonia, los funcionarios enfatizan que el pequeño tamaño del país hace que sea mucho más fácil diseñar, implementar y comunicar un régimen integral de bioseguridad que, en países mucho más grandes como Polonia o Alemania, al igual que Saareväli, viven sabiendo que incluso el acto más trivial de descuido podría desatar nuevamente la enfermedad.

Fuente
Porcicultura

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Translate »
error: