AméricaArte y EspectáculoCuriosidadesMéxico

Xipe Tótec, nuestro señor desollado

Encuentran templo dedicado al Dios desollado de los aztecas

Durante la excavación en el estado de Puebla se encontraron dos tallas de piedra con forma de calavera y un tronco de piedra que representa al Señor Desollado, los arqueólogos del instituto nacional de antropología e historia, INAH, descubrieron el primer templo dedicado a la deidad mesoamericana Xipe Tótec, en la zona arqueológica de Ndachjian–Tehuacán.

Su influencia en la fertilidad, la regeneración de los ciclos agrícolas y la guerra, lo convirtieron en uno de los dioses más importantes de la época prehispánica, pues fue reconocido por culturas del Occidente, Centro y Golfo de México, pese a ello nunca se había encontrado un templo asociado a su culto hasta ahora, en un basamento piramidal de la Zona Arqueológica de Ndachjian–Tehuacán, en Puebla.

Los arqueólogos comprobaron la asociación tras hallar dos cráneos “desollados” de piedra y una escultura fragmentada que la representan, también se localizaron dos altares de sacrificio que coinciden con los que fuentes documentales vinculan a los templos de Xipe Tótec, se informó en un comunicado.

Los expertos mexicanos dicen que han encontrado el primer templo del Señor Desollado, un dios de la fertilidad prehispánico representado como un cadáver humano sin piel, el instituto comentó que los expertos encontraron dos tallas de piedra con forma de calavera y un tronco de piedra que representa al dios Xipe Tótec, la talla, tenía una mano extra colgando de un brazo, sugiriendo que el dios estaba usando la piel de una víctima sacrificial, los sacerdotes adoraban a Xipe Tótec despellejando a las víctimas y luego poniéndose sus pieles.

Los popolocas construyeron el templo entre el 1000 y 1260 DC y más tarde fueron conquistados por los aztecas, las representaciones del dios se habían encontrado antes en otras culturas, pero no en un templo entero.

Xipe Tótec.
El culto a Xipe Tótec se extendió entre los pueblos que vivían en el oeste y en el centro del México moderno, así como en la costa del Golfo de México, Xipe Tótec fue el dios de la agricultura, la renovación estacional, el ciclo de la vida y la muerte, el santo patrón de los joyeros.

Xipe Tótec, es muy conocido en toda la geografía mexicana

Los arqueólogos explicaron que la gente del pueblo sacrificó a la gente en honor al dios de la fertilidad serpentina Quetzalcóatl, al dios del jaguar Tezcatlipoca y al dios guerrero aquilino Huitzilopochtli y al dios desollado Xipe Tótec.

«Diferentes deidades necesitaban sacrificios diferentes», afirma Rosemary Joyce, profesora de antropología en la Universidad de California en Berkeley, «era tradicional en el ida y vuelta entre los aztecas y sus contemporáneos sacrificar a las personas que fueron capturadas, específicamente a los guerreros».

Las mujeres y los niños también fueron elegidos, dijo Joyce, quien no participó en las excavaciones. «Los niños en particular fueron seleccionados para las deidades de la lluvia», según la arqueóloga Noemí Castillo Tejero, directora del proyecto Sur del Estado de Puebla área central Popoloca, las esculturas que representan dos cráneos desollados y un torso cubierto con piel de sacrificio personifican a la deidad.

Además, se confirmó que el edificio habría sido usado entre los años 1000 y 1260 d.C., y coincide en características con los sitios sacrificiales descritos por las fuentes documentales, la construcción se localiza al oeste del conjunto central de Ndachjian, en popoloca, “agua dentro de la olla o dentro del cerro” y tiene 12 metros de largo por 3.5 de altura, de acuerdo con la investigadora emérita del INAH.

Fuente
INAHmx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: