CuriosidadesDeporteEuropaInternacionalesRusia

La locura del mundial de fútbol Rusia 2018 se descontroló en Paris

Ya pasó un día del último grito de gol del mundial en Moscú y aún retumba en la historia reciente

Ya quedaron atrás los goles, bloopers, sorpresas, festejos, lesiones, declaraciones, y el millón de imágenes, que han colmado las redes con los sucesos que colmaron el Mundial de Rusia 2018, pero detrás de todo y de la fiesta interminable en los Campos Elíseos, se esconden las dobladuras y cicatrices de lo que será la actual cara del fútbol, este sin duda alguna se convirtió en el certamen de las sorpresas y las emocionantes finales, pero que ha dejado un sin sabor por lo intrincado de su desarrollo y sus esplendidas extrañezas.

El mundial fue de Francia, pues la oncena galla, tuvo la gallardía de manifestarse como el equipo más inteligente, y más oportuno, dejando detrás la delicadeza y la caballerosidad, pues el equipo francés, que llegó lleno de recursos, exportados casi todos del continente africano, supo explotar sus mejores virtudes en los momentos claves, y aunque nunca se mostró invencible, fue invicto hasta el final, sin demostrar madurez pero si efectividad en un torneo en el que los goles marcaron la constante.

Final del Mundial de Fútbol 2018.
Fanáticos franceses celebran la victoria de su equipo en el partido final de la Copa Mundial FIFA 2018 entre Francia y Croacia en muchas ciudades de Francia.

El fin del fútbol como se conoce y el comienzo de una nueva era

Atrás, también quedó el juego bonito y la hermosura de las jugadas rimbombantes a las que nos tenían acostumbrados los equipos sudamericanos, pues este mundial terminó sin acontecimientos emocionantes, la falta de solidez en los equipos, durante una copa plagada de improvisaciones de los que pasaron a la segunda fase y la extraviada singularidad de la falta de coraje de sus técnicos de una copa del mundo plagada por el miedo a equivocarse, donde Europa volvió a demostrar que puede golear a Sudamérica y la tecnología marcó la pauta.

Otra de las novedades de este campeonato, aparte del VAR, fue el predominio del juego de conjunto, pues, aunque prevaleció el ataque, fue la defensa quien reinó, dejando para la historia las individualidades, que no tuvieron trascendencias, más allá de los octavos de final y fue el trabajo constante de las oncenas que se mantuvieron unidas y trabajando en conjunto quienes tuvieron mejores resultados, la estrategia privilegiada residió en dominar espacios y contraatacar, lo que llevó a la final a los equipos más noveles no en los torneos, pero sí en las fases más altas del tablero, como el caso de Rusia, Japón, Croacia y Corea del Sur.

Final del Mundial de Fútbol 2018.
Emmanuel Macron, no fue muy protocolar al saber la victoria de la selección francesa, mientras que la presidente croata, permanecía impávida al igual que el estoico y casi inexorable Putin.

Pero Francia levantó la copa, el equipo con menos posibilidades, pero el más capacitado, abre la puerta de la nueva era del fútbol y les dice adiós a los grandes, deja la copa en Europa y mantiene la sequía en América, Rompiendo todas las quinielas, uno de los favoritos, pero detrás de España, Argentina, Brasil o Alemania, Los marselleses se colmaron de honores y de manera invicta le agregaron otra estrella a su camiseta.

Los franceses comenzaron con la euforia de su triunfo con los saltos de Emmanuel Macron que al otorgar las medallas a los campeones y a los sub campeones, junto con Vladimir Putin de Rusia y Kolinda Kitarovic, presidente de Croacia, no dejo de sonreír su euforia, manifestando una gran alegría bajo la lluvia constante de la final y que contagió a todo el país, luego de la ceremonia protocolar y como una ola, se extendió por toda Francia, llenando los Campos Elíseos en torno al arco del triunfo con un millar de hinchas enardecidos.

Final del Mundial de Fútbol 2018.
Los Campos Elíseos, se colmaron de hinchas que no pudieron contener el jubilo y terminaron desbordando la seguridad.

Fue tanta la locura en una ciudad que hasta el sábado estaba plagada de marchas, que las propias fuerzas del orden necesitaron intervenir, no sólo en Paris, sino en otras ciudades francesas en el marco de las celebraciones por la victoria de su selección en el mundial de fútbol de Rusia, generando destrozos y alborotos que dejaron como saldo 292 personas fueron detenidas en todo el país por incidentes varios, pero sobre todo por vandalaje y u nos 45 policías y gendarmes resultaron heridos.

La locura permaneció durante toda la noche que, entre cantos y arengas, también tuvieron la desgracia de arremeter contra los comercios de los Campos Elíseos, dejando enormes daños, luego de que una treintena de encapuchados entrara con botellas de alcohol y rompiera buena parte de las instalaciones, según atestiguan numerosas fotografías en redes sociales, pero no se puede decir que no celebraron por todo lo alto.

Fuente
Infobae

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: