Ciencia y SaludCuriosidadesInternacionalesTecnologia

Sutura instantánea o un doctor en gel

Pegamento quirúrgico que cierra una herida en tan solo 60 segundos

La reparación de una lesión en un vaso sanguíneo o un órgano después de una lesión traumática interna, especialmente en el pulmón, generalmente se realiza mediante suturas, dispositivos de engrapado o electrocauterio con instrumentos quirúrgicos especializados, en estos casos el tiempo es esencial, ya que los pacientes pueden perder rápidamente grandes cantidades de sangre, predisponiéndolas a un shock, lo que coloca a los órganos en riesgo de viabilidad a medida que pasa el tiempo, científicos australianos, han encontrado la panacea para resolver este escollo, un gel quirúrgico que sutura las heridas en 60 segundos.

El sangrado dentro de los pulmones es problemático debido al movimiento contínuo asociado con la inflación y la deflación, si bien los selladores se han explorado como posibles soluciones para sangrar el tallo y reparar heridas abiertas, ninguno ha podido funcionar bien como resultado de problemas relacionados con la compatibilidad del tejido, la resistencia a la tracción y las propiedades mecánicas.

Más allá de esto, la fuga de aire de una lesión pulmonar reparada quirúrgicamente generalmente requiere la colocación de un tubo torácico, lo que mantiene al paciente en el hospital durante varios días más, el grupo de investigación puede haber resuelto el problema con el desarrollo de un nuevo pegamento de tejido derivado de proteínas presentes de forma natural en el cuerpo humano, ofreciendo la esperanza de que algún día este enfoque se pueda utilizar como herramienta intraoperatoria, en el campo de batalla y en los departamentos de emergencia.

El gel será un competidor serio de las suturas tradicionales con aguja e hilo quirúrgico, si las pruebas futuras en humanos tienen éxito, este sellador, denominado MeTro no ha sido tóxico en los animales en los que se probó y se absorbió naturalmente, la investigación fue publicada la semana pasada en Science Translational Medicine y promete ser un avance para una técnica que tiene más de 3 mil años.

En la actualidad se utilizan grapas cutáneas e incluso grapas para ligar los vasos sanguíneos, pero en el año 1 mil a.C. los hindús preconizaban una curiosa forma para suturarlas, hacían coincidir los labios de la herida para hacerlos morder por hormigas gigantes o escarabajos, de esta forma, con sus mandíbulas cerrando la herida, cortaban sus cuerpos rápidamente y los desechaban, de tal forma que la cabeza quedaba unida a los bordes de la herida, a modo de sutura quirúrgica que resultaba una manera eficaz de coserlas e incluso se utilizaba en heridas intraabdominales, y se sabe que en zonas de África y Sudamérica también se utilizó.

Gel Quirurgico.
Una de sus características más sorprendentes es la velocidad con la que actúa: solo necesita 60 segundos para que ambas partes de una incisión queden unidas, los investigadores aseguran que su aplicación requiere la mitad de tiempo que las suturas habituales y que facilita el cierre de las heridas en las operaciones.

Un sello rápido y que no requiere puntadas

Parte de lo que hace que el descubrimiento del gel quirúrgico sea tan innovador es que es biocompatible, hecho de un sellador de hidrogel altamente elástico derivado de una proteína humana que se ha configurado para reaccionar a la luz ultravioleta o UV, el MeTro o tropoelastina sustituida con metacriloilo, es una proteína derivada de las fibras elásticas que componen el tejido humano, el gel aún no está listo para el horario de máxima audiencia, pero se espera que se tan pronto se realicen pruebas futuras en humanos con éxito, se convertirá en el estándar mundial .

«Un buen sellador quirúrgico debe tener una combinación de características: debe ser elástico, adhesivo, no tóxico y biocompatible», explica Nasim Annabi, PhD, de Northeastern University, profesor del hospital Brigham and Women’s, del Instituto Wyss y el autor principal del estudio, «la mayoría de los selladores en el mercado poseen una o dos de estas características, pero no todas y nos propusimos diseñar un material que pudiera tener todas estas propiedades».

Los investigadores han usado MeTro en ensayos con ratas y cerdos, usando con éxito el compuesto para sellar las incisiones quirúrgicas en los vasos sanguíneos, cuando los investigadores aplicaron el pegamento a una herida y luego la colocaron bajo luz ultravioleta, las heridas se sellaron en 60 segundos, sin ruptura o goteo alrededor del área de la lesión, por lo que el pegamento fue efectivo para sellar heridas sin interferir con el movimiento natural de los pulmones o la piel después de su aplicación, según los hallazgos del estudio.

Los investigadores encontraron que el sellador MeTro no era tóxico para los animales en los que se probó, y se absorbió naturalmente cuando sus componentes se fueron degradando y en comparación con los selladores ya en el mercado, los investigadores notaron que este sellador era más fuerte y más resistente a la separación o ruptura de la herida, el gel MeTro también representa una solución no solo para la regeneración de tejidos sino también para la reparación, curando y sellando incisiones al mismo tiempo.

Por el momento los investigadores esperan comenzar a probar el gel en ensayos clínicos en humanos en el futuro cercano, mientras investigan otras aplicaciones en versiones más nuevas pero no probadas del compuesto, las implicaciones para tal gel son numerosas e incluyen roles en el quirófano y el departamento de emergencias con heridas que involucran sangrado extenso, así como en lugares donde el acceso a urgencias es muy lejano como en los campos de batalla, lo que puede salvar vidas y reducir la necesidad de transfusiones de sangre.

En cuanto a otros adhesivos tisulares actualmente en el mercado, un competidor viene a la mente, pero tiene limitaciones en comparación con las promesas y las implicaciones del gel MeTro, el Dermabond, de Ethicon Inc. es un compuesto a menudo denominado «superpegamento» para la piel que se ha utilizado ampliamente en los departamentos de urgencias y en el quirófano para cerrar heridas externas traumáticas y quirúrgicas y aunque es bastante distinto del gel MeTro, no es derivado de productos naturales.

A pesar que el Dermabond posee una resistencia a la tracción significativa y se disuelve naturalmente de 7 a 10 días, no se deriva naturalmente del tejido humano y no puede usarse en superficies de la mucosa o uniones como los labios o en la boca o dentro del cuerpo en los órganos internos, lo que puede crear un problema adicional por el riesgo teórico de toxicidad leve asociada con su descomposición en formaldehído y ciano acetato, ambos detectables en la orina, según el razonamiento, las cadenas de alquilo más largas en Dermabond conducen a una degradación más lenta, lo que limita la exposición a sus subproductos, dicho esto, el etiquetado del producto establece explícitamente que no es cancerígeno ni teratogénico, sin efectos adversos para la salud asociados con el uso previsto del producto para el cierre de la herida.

Fuente
MuyInteresanteCNN

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: