CuriosidadesEE.UU.

El secreto que la NASA quiere que sepas

La NASA nos muestra una hermosa obra de arte que nos acerca al espacio.

Los satélites de la NASA que orbitando diariamente el firmamento estudian la Tierra, mientras giran atravesando el espacio continuamente, recogiendo información del clima y su interacción con el planeta, desde huracanes hasta los efectos que genera la sequía en los cultivos y bosque alrededor del mundo, ahora imagina: ¿Qué pudieras contactar estas naves en órbita y llevarlas «a la Tierra»?, eso es exactamente lo que los visitantes pueden hacer en el Orbit Pavilion de la agencia espacial norteamericana.

La estructura colocada en sitios públicos es itinerante y una maravillosa creación de Dan Goods y David Delgado, tácticos sensoriales del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA que trabajando en colaboración con el compositor musical Shane Myrbeck y el arquitecto Jason Klimoski ha creado toda una experiencia innovadora de «paisaje sonoro».

La obra representa el movimiento de la estación espacial internacional o ISS y 19 satélites de ciencias de la tierra, «Dentro de la gran escultura en forma de concha, se emiten sonidos distintivos a medida que cada satélite pasa por encima: una voz humana, el choque de una ola, la rama de un árbol en movimiento, el croar de una rana. Cada sonido interpreta una de las misiones de los satélites.

A medida que los artefactos se mueven alrededor de nuestro planeta, van observando el clima, los océanos, la atmósfera y más y los datos recolectados se transmiten a la Tierra y se usan para predecir el clima, comprender el cambio climático y rastrear los cambios ambientales.

Lo que la NASA quiere que sepas
Una vista de la conjunción entre la investigación y el arte contemporáneo es representada en conjunto con la exposición del Pabellón Orbit de la NASA.

Un caracol de aluminio que nos transporta al espacio

Dentro de una carcasa de aluminio gigante el movimiento de las naves en la órbita espacial produce una sinfonía de imágenes visuales de otro mundo, el pabellón o Orbit Pavilion de la NASA, transforma la actividad científica y de investigación en sonido.

Al entrar en la escultura con forma de caracol, escucharás en conjunción, cada uno de los sonidos asignados a diferentes satélites de ciencias y a la ISS a medida que cada uno de ellos cruza el firmamento.

Cada uno de los satélites es representado por un sonido que representa su misión y sus características, como el sonar de las olas rompientes en la playa y el rugido del viento en el desierto y al pasar por encima de la escultura, la trayectoria se refleja a través de unos 28 altavoces de sonido envolvente.

La experiencia acopla oídos, ojos y mentes de los oyentes, representando con sonidos y recordándoles la naturaleza de cada misión y que las naves espaciales siempre están orbitando el planeta, la cantidad de 19 satélites y el ISS, hacen unas 16 revoluciones en torno a nuestro planeta diariamente.

El caparazón en sí, diseñado por Jason Klimoski y Lesley Chang, ofrece destellos del cielo a través de sus paneles de aluminio. Esas vistas son un recordatorio de que alguien siempre está mirando y que hay muchas maravillas para grabar. Y si es muy complicado el viaje a California anexamos un video que nos enseñará como es disfrutarlo.

 

Fuente
Huntington

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: