AméricaBancaCiencia y SaludCriptodivisasEconomiaPetróleoPolíticaSudaméricaVenezuela

Venezuela da golpes al viento con su plan económico

Maduro trata de rescatar su economía con planes fuera de toda norma

Durante los últimos años, Venezuela ha estado en los titulares por sus problemas económicos, incluida la escasez crónica de alimentos, medicinas y la migración desmedida que se ha desatado el último año, también por la hiperinflación que ha estado a punto de llegar a la marca del millón por ciento en el último trimestre, pero lo que más alarma a la comunidad internacional, son esos 2,3 millones de personas han huido del país, convirtiéndose en refugiados económicos.

El gobierno de Nicolás Maduro, bien hay que decirlo, ha tratado por muchos medios de lidiar con el problema, en un principio emitiendo más moneda y tapando el déficit fiscal por la caída de los precios petroleros y la dificultad de comerciar con el exterior, debido al bloqueo comercial que impone actualmente EE.UU. contra Venezuela, Maduro ha respondido con una serie de políticas, algunas de ellas muy poco ortodoxas, para tratar de lidiar con lo que posiblemente sea la peor crisis económica de la década.

Desde una moneda digital respaldada por el petróleo, hasta proyectos agrícolas urbanos que incluyen criar conejos y pollos en casa, el gobierno de Caracas no ha carecido de creatividad, ¿pero han ayudado estas ideas a los venezolanos?, la verdad es que no tan rápido como se quisiera, pues sabemos que la crisis que se ha recrudecido en los últimos 5 años, no puede ser borrada de un plumazo.

Planes Poco Ortodoxos en Venezuela.
Para hacer frente a la escasez de alimentos, muchos venezolanos están reemplazando productos no disponibles, como harina de maíz y pasta, con productos en los que el país es autosuficiente: frutas y verduras, principalmente plátanos y papas.

Cuáles son esos planes revolucionarios que se han propuesto en Venezuela

El Petro: Este año, más de 20 mil millones de dólares se han recaudado a través de ofertas iniciales de criptomonedas o ICO, según explica el portal Coinschedule; y es que el objetivo de un ICO es recaudar fondos para crear un nuevo activo digital, como una criptomoneda, algunos de ellos son atractivos porque la alta volatilidad en sus tipos de cambio puede producir grandes rendimientos, para el emisor, un ICO es una excelente manera de recaudar fondos.

Para ello, en febrero, el gobierno de Venezuela afirmó haber recaudado 735 millones de dólares con el lanzamiento del Petro, afirmando que era la primera moneda virtual del mundo emitida por una nación soberana, si ese número es cierto, el ICO de Petro habría sido el cuarto más grande del mundo en 2018, aunque es difícil verificar las afirmaciones del gobierno.

En el mundo de la criptomoneda, muy pocos confían en la información oficial publicada sobre el Petro hasta el momento, «la reacción de la comunidad de las criptomonedas ha sido una mezcla de estupidez y enojo», comenta Alex Tapscott, del instituto de investigación Blockchain, esto se debe a que «el gobierno dice que cada unidad del Petro está respaldada por petróleo», y la información sobre la cantidad de petróleo que produce Venezuela es incompleta, comenta Tapscott, «pero no tenemos ninguna prueba en absoluto, hay muy poca información técnica al respecto».

Recientemente, Maduro anunció que la moneda renovada de Venezuela se vincularía al Petro, y que la criptomoneda se introduciría pronto en el comercio internacional, anunciando el primero de octubre de este año como fecha en la que entraría al comercio internacional, Tapscott, afirma que el intento del gobierno de lanzar su propia criptomoneda está eclipsando un cambio más significativo en la economía de Venezuela: el aumento de Bitcoin, la criptomoneda más popular del mundo, según el sitio web de estadísticas Coin Dance, el comercio semanal de bitcoins en bolívares se multiplicó por 58 desde principios de este año, a medida que la gente buscaba nuevas formas de almacenar valor en medio de la creciente inflación.

Ahorro en oro: El petróleo no es el único recurso abundante en Venezuela y el país afirma tener la cuarta mina de oro más grande del mundo, aunque en la actualidad Venezuela no está ni siquiera en la lista de los diez países productores de oro, a principios de este mes, el gobierno lanzó su programa Ahorro en Oro, que permite a los venezolanos comprar certificados que les otorgan 1.5g o 2.5g de lingotes de oro, pero al igual que con el Petro, los economistas dicen que todo el sistema depende de la credibilidad del gobierno.

Y es el gobierno de Venezuela, no los mercados internacionales, el que estipula el precio del oro en bolívares soberanos, así que los venezolanos que participan en el programa están comprando la palabra de su gobierno, Tareck El Aissami, ministro de industria de Venezuela, dice que 12 millones de bolívares soberanos, alrededor de 200 mil dólares, según un tipo de cambio, se han recaudado para ayudar al gobierno a «alcanzar el equilibrio fiscal y proteger la inversión social».

Agricultura urbana: Entre los últimos programas pensados por el gobierno, está la asociación de activos petroleros con China y Rusia, la liberación de uno del control de cambio y para “proteger” a los consumidores, un establecimiento de precios máximos para los productos de consumo marzo, pero Nicolás Maduro no se quedó allí, en un tuit escribió, «todos podemos producir alimentos, con agricultura urbana», «Si (la primera dama) Cilia y yo podemos hacerlo, ¿por qué no pueden todos los demás?», por lo que el gobierno anunció un programa piloto para distribuir conejos a la población, ensalzando las virtudes de su carne.

Pero el plan se convirtió en una broma, como muchas otras, incluso dentro del gabinete del mismo Maduro, el ministro de agricultura, Freddy Bernal, habría dicho que las personas se habían unido emocionalmente a los conejos y los tenían como mascotas, «necesitamos una campaña publicitaria en la radio, la televisión, los periódicos, las caricaturas, en todas partes, para que la gente entienda que los conejos no son mascotas sino dos kilos y medio de carne», afirmó Bernal en ese momento.

Cambio de moneda: Finalmente en agosto de 2018 se anunció un enfoque más ortodoxo contra la crisis, y cambió el nombre de la moneda nacional, eliminó cinco ceros, aumentó el salario mínimo a 34 veces su nivel anterior y prometió frenar los subsidios al combustible, como siempre los analistas dicen que estas medidas son simplemente «un pequeño golpe contra el viento, cuando hay un tsunami», «todas estas medidas son completamente irrelevantes, no hay un plan económico en Venezuela», asevera Siobhan Morden, experta en Latinoamérica de la firma de servicios financieros Nomura, pues «el daño en la economía, es tan extenso que cualquier medida, incluso si es ortodoxa, es solo fragmentaria», Morden dice que la criptomoneda Petro y el programa Ahorro en Oro son tan sólo una distracción.

La evaluación de Venezuela del grupo de servicios financieros Nomura es grave, dice que la producción de petróleo está disminuyendo en 50 mil barriles por día, y que el país está reduciendo su producción en casi un tercio cada año, por lo que el déficit fiscal es aproximadamente el 20% del PIB y hay muy pocos datos económicos provenientes de Venezuela que pueden ser confiables o verificados.

La prolongada crisis también ha eliminado gran parte del sector industrial de Venezuela, y para comenzar a enfrentar la crisis de Venezuela, Morden dice que el gobierno tendría que revisar completamente la economía, desmantelando los controles de precios y cambios y estabilizando el sector petrolero, pero por ahora, nada que se parezca a esas medidas parece estar en la agenda de Maduro.

Fuente
Aljazeera

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: