EE.UU.Sucesos

Solidaridad Vs hegemonía norteamericana

La posición de México, consolida la solidaridad de América Latina contra la influencia de Estados Unidos

En 2010, el expresidente cubano Fidel Castro afirmó: «López Obrador será la persona con más autoridad moral y política en México cuando el sistema colapse y, con él, el imperio». Se refería a Andrés Manuel López Obrador, presidente de México y jefe del partido político Morena, quien encabeza el movimiento de solidaridad hacia la región.

Pocos sabían qué esperar del gobierno de AMLO, el primer presidente izquierdista en la historia política moderna de México. Pero todo dio un giro inesperado, cuando por solidaridad con Cuba, Venezuela y Nicaragua, rechazó la invitación a la Cumbre de las Américas de Biden.

En teoría, López Obrador concentró sus esfuerzos en tratar de resolver los problemas más grandes que enfrenta la región. Así como en lidiar con la agresiva política antiinmigración del ex presidente Donald Trump. Una, que se dirigía principalmente hacia la población migrante.

Por solidaridad con Centroamérica, López Obrador abogó por el Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica. Este plan fue desarrollado por El Salvador, Guatemala, Honduras, México y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de las Naciones Unidas.

Solidaridad Latinoamericana.
AMLO, ayudó a construir un consenso de unión en Latinoamérica, aunque su gestión se mira deficiente, es mucho lo que se logró en su mandato.

La solidaridad fue la ausente en Latinoamérica que limitó su desarrollo

La iniciativa abordó, los ataques que enfrentan los migrantes de Centroamérica en los Estados Unidos. Además, de las necesidades reales de las personas que se ven obligadas a migrar a otros países desde la región.

Las causas estructurales de la migración: pobreza, desigualdad e inseguridad, con un plan que desafió la doctrina de seguridad fronteriza de Estados Unidos y que trata los problemas socioeconómicos de fondo, de toda la región.

Antes de la Cumbre de las Américas de Biden, López Obrador recorrió Centroamérica y el Caribe, con terminó en Cuba. Durante la gira, López Obrador desarrolló la posición de solidaridad de México ante la cumbre.

Este punto de vista también fue evidente, cuando México fue sede de la CELAC, en septiembre de 2021. Allí, Cuba, Nicaragua y Venezuela pudieron participar. Donde, López Obrador propuso cerrar la OEA y reemplazarla por «un bloque como la Unión Europea», como la CELAC.

En ese momento, se señaló la decisión de Estados Unidos de no invitar a Cuba, Nicaragua y Venezuela. Que, violó el principio de no intervención en los asuntos internos de otros países. Además del principio de igualdad jurídica de todos los países debe permitir que todas las personas estén representadas a nivel internacional a través de sus gobiernos.

Pero el resultado más importante de la cumbre fue la reacción de los diferentes líderes latinoamericanos que a manera de muestra de solidaridad y dignidad, asumieron posiciones de apoyo a una nueva forma de organización regional.

Demostraron, que no requiere el apoyo de Estados Unidos. Y que el estado de ánimo general, no debería perder su tiempo interfiriendo al sur de su frontera, sino que debería, en cambio, gastar su energía tratando de resolver sus crisis internas.

Fuente
TeleSurFrance24NUSO

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: