AméricaCorrupciónCuriosidadesMéxicoPolítica

Senadora Márquez: Amamantar en México es un derecho

La senadora fue reprendida por el presidente de la cámara baja de México

Un senador de lactancia materna superó los límites de tolerancia en el congreso esta semana, Martha Márquez pidió a los líderes de Morena en el congreso solidarizarse por el comentario machista del presidente de la Mesa Directiva, cuando la panista subió a tribuna con su bebé en brazos.

La senadora Martha Cecilia Márquez, del partido de acción nacional, PAN, está buscando el apoyo de los líderes del partido Morena después de que el presidente de la cámara de diputados la castigara por llevar a su bebé a una sesión de la comisión permanente del congreso.

Con el bebé en brazos, se dirigió a la comisión el martes para presentar la posición de su partido sobre la estrategia del presidente López Obrador para combatir el robo de combustible y la consiguiente escasez de combustible, después de que ella superó el tiempo asignado, Porfirio Muñoz Ledo interrumpió: «Hay un límite a la tolerancia que se le puede dar a una madre y su hijo».

La senadora de 34 años de edad, de Colima, quien es autora de una ley propuesta para la protección de mujeres embarazadas, comentó a los reporteros más tarde que veía la interrupción de Muñoz como «violenta y discriminatoria», «traigo a mi bebé al trabajo porque amamantar es un derecho, porque es muy pequeño y porque se amamanta, por eso».

Senadora Márquez.
Márquez Alvarado subió a la tribuna con su bebé en brazos para exponer el posicionamiento de la bancada panista sobre el desabastecimiento de combustible que enfrenta el país como resultado de ofensiva contra el huachicoleo que emprendió el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La senadora Márquez cree que no se puede discriminar a las madres lactantes

El senador reconoció que, aunque el equilibrio entre la maternidad y la carrera podría ser aún más difícil de mantener en otras profesiones, los desafíos que enfrentan las madres trabajadoras son esencialmente los mismos: comer con una mano, salir a la carrera y moverse en un espacio de trabajo con un bebé en mano, también señaló la falta de áreas designadas para amamantar y las estaciones de cambio en el senado.

Márquez hizo un llamamiento a los líderes del partido Morena para que se distanciaran de Muñoz, un mismo morenista, a la luz de su comentario, diciendo que la solidaridad entre los legisladores era de gran importancia para trabajar para redactar mejores leyes en nombre de las mujeres, «para garantizar que estas situaciones sí no ocurre en ninguna parte”.

La senadora del PAN afirmó que el presidente había sido grosero en varias ocasiones, tanto con hombres como con mujeres, y especificó que esperaba una disculpa, «no solo por los comentarios que hice personalmente, sino porque se trata de un problema de igualdad de género», por primera vez en el congreso hay paridad de género, y eso debería reflejarse en nuestras actitudes».

Muñoz Ledo le refirió: “Hay un límite de tolerancia materno-infantil”, “es lamentable su actuación, él en reiteradas ocasiones falta al respeto, no sólo a las mujeres sino también a los caballeros, desde luego sí espero una disculpa, pero no solamente a mi persona sino es el tema de equidad de género, hoy por primera vez se vive la paridad en el Senado y en la Cámara de Diputados y deberíamos tener actitudes diferentes”.

Fuente
ReformaMilenio

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: