AméricaEE.UU.InternacionalesPolíticaSudaméricaVenezuela

Se dijo en el Foro de São Paulo

Más unidos que nunca afirman los izquierdistas asediados de América Latina

Los líderes de los pocos gobiernos progresistas o de izquierdistas que restan en América Latina se reunieron el Foro de São Paulo en Caracas, Venezuela, este fin de semana para discutir su continua supervivencia luego del cambio significativo hacia la derecha del continente, una respuesta al fracaso de los experimentos políticos.

El foro anual de São Paulo es una institución establecida para ayudar a los regímenes progresistas, socialistas en el hemisferio occidental a orientar sus ideas radicales de manera más eficiente y promoverlas fuera de sus fronteras.

El tema principal de discusión en el evento de este año fueron los esfuerzos de los Estados Unidos por sancionar, debilitar y ayudar a eliminar los gobiernos de izquierda en Cuba, Venezuela y Nicaragua, conocidos por Mike Pompeo, como la Troica de la dictadura, así como el objetivo más amplio de restaurar el liderazgo de izquierda en todos los países del continente.

En su discurso ante el foro, el presidente ceremonial de Cuba, Miguel Díaz-Canel, declaró: «Venezuela es hoy la primera trinchera antiimperialista del mundo», «la contraofensiva del imperialismo estadounidense y la oligarquía, junto con los halcones, literalmente han secuestrado la política exterior norteamericana hacia América Latina y el Caribe, amenazan peligrosamente el espacio geográfico que la CELAC declaró Zona de Paz», afirmó.

El presidente venezolano Nicolás Maduro, que actualmente gobierna una de las crisis económicas y humanitarias más graves del continente, sólo superada por Haití, comentó que la conferencia era evidencia de que los movimientos regionales de izquierda estaban «más unidos que nunca».

«El Foro de São Paulo es una prueba clara y confiable de que estamos más unidos que nunca, desde un punto de vista moral, espiritual y político», escribió en Twitter, «más pronto que tarde, podremos reunir a todas las fuerzas progresistas en un gran proyecto que unifica a nuestros pueblos».

El asediado líder venezolano, declaró: “Agradezco a los más de 700 líderes de más de 150 organizaciones políticas de izquierda que han venido de los cinco continentes para ratificar su apoyo al pueblo venezolano y a la revolución bolivariana. ¡Nuestro infinito amor y abrazo!”

El evento también contó con una conmemoración del cumpleaños del difunto presidente venezolano Hugo Chávez, quien habría cumplido 65 años el domingo, la secretaria del foro de São Paulo, Mónica Valente, instó a los asistentes a rendir homenaje al legado de Chávez «continuando su lucha por la soberanía y la inclusión de los pueblos, para combatir la pobreza y las fuerzas imperiales».

El foro anual de São Paulo, fue fundado por el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva en 1990, con delegaciones de gobiernos de izquierda, políticos y activistas de toda América Latina y el Caribe y durante la década de 2000, el escenario se consideró un evento regional importante con el surgimiento de numerosos gobiernos socialistas en toda la región.

Foro de São Paulo
Los delegados socialistas latinoamericanos, durante el acto, denunciaron las hostilidades de EE.UU. contra Venezuela y reafirmaron su apoyo al gobierno del presidente Maduro, frente a los intentos de Juan Guaidó de usurpar el poder, tras autoproclamarse en enero presidente interino de país.

Participantes del foro de São Paulo denuncian persecución de EE.UU.

Pero en los últimos años, el continente ha experimentado un cambio considerable hacia la derecha y los gobiernos populistas, con la elección de líderes conservadores de moderada y extrema derecha en Argentina, Brasil, Chile y Colombia, algunos reemplazando a las administraciones socialistas o de izquierda.

Como resultado, muchos de los regímenes izquierdistas restantes, principalmente en Venezuela, Nicaragua y Bolivia, se han encontrado aislados a manos de la comunidad internacional en medio de informes generalizados de abusos y degradación de los derechos humanos.

Diosdado Cabello, el primer vicepresidente del partido socialista unido de Venezuela, PSUV, señaló que la persecución norteamericana contra los participantes y delegados políticos de izquierda del foro de São Paulo ponen de relieve la desesperación de Estados Unidos y la derecha internacional ante la impotencia de no poder alcanzar sus objetivos contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Del mismo modo, el dirigente venezolano condenó los ataques de la derecha internacional para evitar el éxito del foro y precisó que Washington primero intentó impedir a muchos delegados asistir a Caracas, llamando directamente a las embajadas a los gobiernos de sus respectivos países, y con amenaza directas.

“Ellos dan órdenes para que estos eventos no se puedan realizar. Si ellos tuvieran los argumentos valederos ¿por qué tienen que atropellar, mentir y sabotear?, esto lo que demuestra es una gran debilidad”, enfatizó Cabello.

El senador uribista Carlos Felipe Mejía cuestionó la participación de Julián Gallo, de la FARC, en el Foro de São Paulo, el congresista del partido de la exguerrilla señaló que no dejaron las armas para abandonar sus ideales.

Gallo señaló que pidieron formalmente al foro de São Paulo para que se incluyera a la FARC entre los partidos miembros: “Nosotros sí nos sentimos profundamente orgullosos de entrar a ser parte de uno del os foros más importantes en el que participa toda una destacadísima selección de partidos de izquierda, progresistas, democráticos, que están empeñados en la construcción de sociedades más justas para los humildes del mundo”, indicó el senador de la FARC.

Fuente
DosMundos

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: