CuriosidadesInternacionalesMedio AmbienteSucesosTecnologia

¡Prepárate! está próximo el gran apagón de la internet

Estás listo, el cambio climático acabará con la infraestructura establecida de la internet

Miles de kilómetros de cable de fibra óptica enterrado en las regiones costeras densamente pobladas en todas partes del mundo, estarán en riesgo muy pronto pues se veran inundados por el aumento indetenible del nivel del mar, según se explica en un informe realizado por investigadores de la universidad de Wisconsin-Madison y la universidad de Oregón, que fue presentado el pasado 16 de julio, en una reunión de investigadores de redes de internet, que retrata la precaria posición de la infraestructura de comunicaciones críticas que podría ser sumergida en 15 años, por el aumento del nivel del mar.

El profesor de informática Paul Barford, explico que originalmente, los expertos del clima vaticinaban que «la mayoría del daño que se va a causar el cambio climático ocurriría en los próximos 100 años”, pero será más temprano que tarde, el catedrático que es una autoridad en el «Internet físico» afirma que, esto se debe a que los centros de datos, los intercambiadores de tráfico, los puntos de terminación y cables de fibra óptica enterrados o sumergidos y estos son los centros nerviosos, arterias y el corazón de la vasta red de información global, en un principio se pensaba que tendríamos de 50 años para reubicarlos, “pero no tenemos 50 años».

En el estudio, realizado por el ex alumno de Barford, Ramakrishnan Durairajan, ahora titular en la universidad de Oregón, y Carol Barford, directora del centro de sostenibilidad y medio ambiente global de UW-Madison, es la primera evaluación del riesgo del cambio climático contra la red de internet. Sugiere que para el año 2033 más de 6 mil kilómetros de líneas de fibra óptica subterránea y más de 1 mil 100 nodos estarán bajo el agua.

Pues estos están ubicados en ciudades estadounidenses como Nueva York, Miami y Seattle, que quedarán dentro de poco bajo los efectos del aumento del nivel de las aguas, pero el ataque directo de la naturaleza no se limitará a esas áreas pues siendo estos lugares los concentradores de todo el tráfico de información, el daño se propagará a través de toda la infraestructura de la red de internet, dice Barford, lo que podría afectar las comunicaciones globales.

Colapso de Internet.
Barford, “Se esperaba que tuviéramos 50 años para prepararnos,” pero, “no tenemos 50 años.»

El panorama será peor de lo que parece

El estudio fue realizado combinando datos del Atlas de Internet, un mapa global completo de la estructura física de Internet y las proyecciones del cambio de la profundidad de la costa y la ulterior incursión de la mar creada por la administración nacional oceánica y atmosférica, NOAA, aunque este informe, sólo contempla el riesgo para la infraestructura instalada en norteamérica, se compartió el 16 de julio con investigadores académicos e industriales.

La difusión y distribución de este informe se realizó en el taller de investigación de redes aplicadas, una reunión de la asociación de maquinaria informática, la sociedad de internet y el instituto de ingenieros eléctricos y electrónicos, en esta información se puede determinar que las ciudades estadounidenses más susceptibles, son Nueva York, Miami y Seattle, pero los efectos serán globales.

Lo que origina el problema, es que gran parte de esta infraestructura está sepultada las líneas de carretera establecidos desde hace mucho tiempo, por lo general en paralelo a las autopistas y las costas, expone Barford. «Cuando se construyó hace 20-25 años, no se pensó en el cambio climático», pero muchos de los cables en riesgo ya están cerca del nivel del mar y solo un ligero aumento en los niveles oceánicos debido al derretimiento del hielo polar y la expansión térmica a medida que el clima se calienta dejara las líneas de fibra debajo del agua de mar.

Ya se pueden ver indicios de los problemas por venir, afirma Barford, en las catastróficas mareas de tempestad e inundaciones que acompañaron a los huracanes Sandy y Katrina, donde varios centrales de tráfico de información, quedaron bajo el agua y desconectadas del sistema, pero no están los cables de fibra óptica diseñados para ser resistentes al agua, a pesar de lo que se piensa a diferencia de los cables submarinos que transportan datos de continente a continente bajo el océano, no son impermeables.

Lo que revierte un gran riesgo para el internet físico, explica Barford, que está acoplado a los grandes centros de población que existen en las costas, que también tienden a ser los mismos lugares donde los cables marinos transoceánicos que sostienen las redes de comunicación globales llegan a tierra, «Todos los puntos de aterrizaje estarán bajo el agua en un corto período de tiempo», señala, además, gran parte de los datos que transitan por Internet tiende a converger en un pequeño número de hilos de fibra óptica que conducen a grandes centros de población como Nueva York, una de las ciudades más vulnerables identificadas en el estudio.

Luego del primer impacto, se pensará en colocar barreras para defendernos de la próxima inundación, pero de acuerdo con el estudio, es difícil de predecir, «El primer instinto será endurecer la infraestructura», asevera Barford. «Pero mantener el mar a raya es difícil. Probablemente podamos comprar un poco de tiempo, pero a la larga no va a ser efectivo.»

El informe presentado, además de analizar el riesgo para la infraestructura local y de larga distancia en las áreas costeras de la nación, examinó el riesgo para otros activos subterráneos de los proveedores individuales de servicios de Internet y descubrió que las redes de CenturyLink, Inteliquent y AT&T corren el mayor riesgo.

Los hallazgos del estudio, argumenta el científico informático de Wisconsin, deben advertir a la industria y al gobierno. «Esta es una llamada de alerta. Tenemos que pensar en cómo abordar este problema».

Te puede interesar: Enlace a la Universidad de Wisconsin-Madison. 

Fuente
University of Wisconsin–Madison

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: