AsiaSucesos

Niños tailandeses perdidos, hallados, pero no rescatados

Permanecerán en la gruta al menos 2 meses más, hasta mejorar su condición

El pasado 23 de junio, medios oficiales tailandeses informaban el hallazgo de 11 bicicletas y una motocicleta en la entrada de la cueva de Tham Luang, en el norte de Tailandia, por lo que se suponía que un equipo local de fútbol, habría acceso a ella tras un fuerte temporal a modo de resguardo, pero no se sabía hasta entonces del paradero de los 12 niños de entre 11 y 16 años y su entrenador, un joven de 25 años. La desaparición de los menores y el entrenador generó una gran operación de búsqueda y rescate, multitudinaria en la que se incluyeron militares y equipos de salvamento de Tailandia, los Estados Unidos, Japón, China y Australia.

La cueva en cuestión es un lugar de interés turístico en un gran parque nacional y el hallazgo en las adyacencias de la motocicleta y las bicicletas, mochilas, zapatos de fútbol y otros equipamientos deportivos, por agentes del parque, supuso que pertenecían al club futbolístico.

Pero ayer, luego de una ardua búsqueda dentro del subterráneo, al fin fueron encontrados con vida los 12 niños y el entrenador de fútbol sobre una roca en una caverna anegada por el agua.

Cueva de Tailandia.
Una madre agradece a todos, su preocupación, mientras muestra a la prensa la imagen de los pequeños.

Son pequeños futbolistas, pero niños muy tenaces

Un sonoro “Gracias”, expresó uno de los menores, cuando vio a uno de los busos británicos salir del agua y en forzado acento ingles le respondió “13”, a la pregunta de cuantos son, los buzos británicos John Volanthen y Richard William Stantonrecibirán, accedieron a la gruta donde se encontraba el equipo, luego de una larga ruta de al menos 6 horas y luego del encuentro informaron a las familias y autoridades de la feliz concurrencia.

La precaria situación de los niños luego de permanecer más de 9 días sin comida, ni agua, dentro de una cueva anegada por el agua y el difícil acceso a la misma, hace muy complicado el rescate de los menores por medios naturales, así que los pequeños y el monitor, permanecerán dentro de la gruta al menos un par de meses mientras se preparan para realizar la delicada y complicada labor de rescate.

Por el momento se les ha hecho llegar comida suficiente para los próximos cuatro meses y mientras esperan que baje el nivel de las aguas dentro de la oquedad, los pequeños serán entrenados en buceo, para que puedan enfrentar el largo trayecto hacia la libertad.

Entre los primeros suministros de alimentos y medicamentos que les enviaron a los integrantes del equipo de fútbol atrapado, se incluyen geles con alto contenido calórico y paracetamol y han llegaron a manos de los jóvenes este martes, mientras el equipo de rescate se mantiene tratando de drenar el agua y perforar una entrada alternativa o encontrar una forma diferente de acceder a la cueva.

Anand Surawan, vocero de la armada de Tailandia, explicó a los medios que «nos prepararemos para enviar alimentos adicionales para que puedan mantenerse durante al menos cuatro meses, y para capacitar a los 13 en buceo mientras continuamos drenando el agua», afirmó el capitán.

Cueva de Tailandia.
Un equipo de busos especialistas en rescate en cuevas, dio con los futbolistas que se encontraban a seis horas de largo buceo dentro de las intrincadas cavidades de la gruta.

«La mejor opción es dejarlos donde están y estabilizar su entorno hasta asegurarse de que se cumplan los requisitos básicos. Dado que el ambiente es bastante húmedo, hay que mantenerlos calientes y secos, proporcionarles agua potable, alimentos y aire limpio», aseveró el experto australiano en buceo en cuevas, Peter Wolf, que también indico que la operación para evacuar a los 12 niños y su entrenador muy posiblemente pueda tardar varios meses, pues tratarlos de sacar antes no es viable, puesto que los niños no pueden nadar bajo el agua con facilidad y el camino es bastante intrincado.

El gobernador de la provincia de Chiang Rai, que hace frontera con Birmania, Rarongsak Osottanakorn, ha manifestado, «nuestra misión de búsqueda fue coronada con éxito, pero todavía nos queda sacarlos de ahí», afirmo el funcionario que también es el jefe del equipo de socorro, muy orgulloso de haber logrado lo que se avisaba como una «misión imposible».

Durante el día de hoy, se estará instalando una línea directa de comunicación, a través de los varios kilómetros de largo que llevan en la galería principal de la cueva hasta el lugar donde se encuentran los niños, para que se puedan comunicar con el mundo exterior y en especial con sus padres y familiares y que funciones para mantener contacto entre los dos puntos, mientras se va organizando el rescate.

Uno de los representantes de los niños exclamó, «Es inimaginable. Hace 10 días que esperaba esto. no me imaginaba que este día fuera a llegar». Los pequeños, integrantes de la agrupación de apenas 11 y 16 años, fueron localizados el lunes por la noche junto a su entrenador, de 25 años, por buzos británicos, «sanos y salvos», a más de 4 km en el interior de la gruta, el equipo se encontraba en un saliente situado lejos, en los meandros de la oquedad, donde lograron llegar luego de que la cavidad se inundase por la subida de las aguas, en las intensas lluvias del monzón.

A partir del día de hoy, estarán bajo el cuidado de un grupo de médicos que llegará hasta donde están los niños con el fin de evaluar su estado e indagar sobre las posibilidades que tienen para bucear, los galenos, les llevaron además de los equipos de buceo, víveres y medicamentos, para comenzar a «entrenarlos […] Veamos de qué son capaces», declaró el gobernador.

El evento que pudo convertirse en tragedia, ha supuesto una gran alegría para el pueblo donde habitan los pequeños y para todos los tailandeses, que han seguido en directo a través de la televisión nacional los varios días de difíciles búsquedas, que se han complicado cada vez más a causa de las lluvias torrenciales que siguen afectando al lugar.

A través de un conmovedor video, filmado por los socorristas y publicado en Facebook, evidencia un grupo de escuálidos niños, aún vestidos con las camisetas de fútbol muy grandes y llenas de barro, apertrechados precariamente en un estrecho saliente de roca rodeado de agua, los buzos encontraron a los jóvenes varios cientos de metros de la gruta llamada «Pattaya Beach», que era la zona en la que se suponía que los menores se habían refugiado y que por el momento se encuentra inundada.

«Estoy tan feliz. Les enseñamos a quererse los unos a los otros, como un equipo», expresó en entrenador principal del club, Nopparat Kantawong, y ha afirmado que está convencido de que el hecho de que los niños practicaran un deporte de equipo a jugado un papel fundamental en su supervivencia, el jefe del club, también ha asegurado que «el fútbol es un deporte de luchadores», motivo por el que se han encontrado con vida a todos los integrantes del grupo.

 

Fuente
RT

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: