EE.UU.InternacionalesMedio AmbienteMéxicoPolítica

Monsanto presionó a México por Glifosato

Monsanto, Bayer y funcionarios estadounidenses presionan a México por prohibición del glifosato

Correos electrónicos internos del gobierno revelan que Bayer AG, propietario de Monsanto, CropLife America han estado trabajando estrechamente con Estados Unidos. Esto con el afán de utilizar a funcionarios estadounidenses para presionar a México a que abandone la prohibición del glifosato.

El glifosato es el ingrediente clave del herbicida Roundup de Monsanto. El pesticida ha sido vinculado al cáncer y a otros males menores, por lo que se ha prohibido en un centenar de países.

Las medidas para proteger los envíos de glifosato a México se han llevado a cabo en los últimos 18 meses. Un período en el que Bayer y Monsanto estaba negociando un acuerdo de 11 mil millones de dólares en multas.

Miles de personas en los Estados Unidos afirman que desarrollaron linfoma de Hodgkin. Esto debido a la exposición a los productos basados en glifosato de la compañía Monsanto.

Bayer y Monsanto contra México.
Stephanie Murphy, ejecutiva de asuntos gubernamentales de Bayer y Monsanto, señaló el rechazo del envío de glifosato y afirmó que México «alegaba que el glifosato representa un alto riesgo ambiental y daños irreversibles para la salud…».

Los ejecutivos de Monsanto de Bayer, estaban «trabajando estrechamente con la embajada estadounidense en México, para derogar la prohibición”

La presión sobre México es similar a las acciones que Bayer, ahora propietaria de Monsanto y los grupos de presión de la industria química tomaron para matar una prohibición de glifosato planeada por Tailandia en 2019.

Hasta ahora, la campaña de colaboración para que el gobierno mexicano revierta su política no parece estar funcionando. El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha dado a los agricultores hasta 2024 para dejar de usar el glifosato.

El 31 de diciembre, el país publicó un «decreto final» en el que se pedía no sólo el fin del uso del glifosato, sino también una eliminación gradual de la plantación y el consumo de maíz de ingeniería genética de Monsanto.

Los movimientos tienen el «propósito de contribuir a la seguridad alimentaria y la soberanía». Y «la salud de los hombres y mujeres mexicanos», según el gobierno mexicano.

Pero la preocupación de México por la salud de sus ciudadanos ha desencadenado el temor en los Estados Unidos por la salud de las exportaciones agrícolas.

Fuente
USRTK.OrgDOF.Gob.MxReutersRTDW

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: