Ciencia y SaludCulturaCuriosidadesInternacionalesMedio Oriente

Miles de años antes de sembrar el trigo ya se horneaba pan

Un pan encontrado en el desierto Negro de Jordania pone en duda el inicio de la agricultura

En un sitio arqueológico en el desierto Negro el noreste de Jordania, denominado Shubayqa 1, de la época natufiense, investigadores de la universidad de Copenhague, la UCL o university college London y la universidad de Cambridge, encabezados por la doctora vasca, Amaia Arranz-Otaegui han descubierto los restos carbonizados de un pan plano que se presume fue cocido por cazadores-recolectores de hace 14 mil 400 años y que es la evidencia directa más antigua de pan encontrado hasta la fecha, el pan en cuestión se adelanta 4 mil años antes del surgimiento de la forma de vida agrícola neolítica, por lo que estos hallazgos sugieren que la producción de pan basada en cereales silvestres puede haber alentado a grupos humanos a cultivar cereales que contribuyó a la revolución agrícola en el período neolítico.

El pan es uno de los alimentos más importantes que se consumen en el mundo moderno en todas las culturas y puntos geográficos, con casi las mismas técnicas de producción, aunque sólo variando en sus ingredientes, que al uso son locales en cada región, de trigo, cebada, yuca o maíz, los orígenes del pan son todavía desconocidos.

En el día de ayer un grupo de investigadores han presentado la evidencia empírica más temprana de la preparación de productos parecidos al pan por parte de cazadores-recolectores natufienses, a una cultura del Epipaleolítico Final y Mesolítico, que se extiende por toda la zona del Oriente próximo, desde el Éufrates hasta Egipto, abarcando los desiertos situados al sur que en cronología están situado entre el 10 mil 800 y 8 mil 300años A.C., aproximadamente 4 mil años antes del surgimiento de la forma de vida agrícola neolítica.

Pan de 14 mil 400 años.
Los restos de pan cocido encontrados en Jordania, son muy similares a los panes sin levadura identificados en varios sitios neolíticos y romanos en Europa y Turquía.

Pan de 14 mil 400 años que inspiró al hombre a cultivar la tierra

El descubrimiento de los restos de alimentos carbonizados ha permitido la reconstrucción de la cadena de producción de estos productos parecidos al pan y los resultados sugieren el uso de antepasados ​​silvestres de cereales domesticados como la espelta salvaje y de tubérculos para producir productos planos parecidos al pan, por lo que las comidas basadas en cereales como el pan probablemente se convirtieron en alimentos básicos para los agricultores neolíticos cuando comenzaron a depender del cultivo de especies de cereales domesticados.

El equipo de investigadores analizó los restos de comida carbonizada del yacimiento arqueológico Shubayqa 1 en Jordania, que está vinculado con la cultura natufiense y los restos analizados tienen una antigüedad estimada de 14 mil 400 años,

La Dra. Amaia Arranz-Otaegui, manifestó que «la presencia de centenares de restos de comida carbonizada en los hogares de Shubayqa 1 es un hallazgo excepcional, y nos ha dado la oportunidad de caracterizar las prácticas alimenticias de hace 14.000 años. Los 24 restos analizados en este estudio muestran que los antepasados ​​salvajes de cereales posteriormente domesticados como la cebada, la espelta y la avena se molieron, se tamizaron y amasaron antes de cocinar”.

Pan de 14 mil 400 años.
Hace unos 10.000 años, durante el Holoceno temprano, la región del Sahara lucía muy diferente a cómo se ve ahora la zona era exuberante y fértil, cubierta de vegetación y lagos.

“Los restos son muy similares a los panes sin levadura identificados en varios sitios neolíticos y romanos en Europa y Turquía. Por lo tanto, ahora sabemos que la producción y el consumo de pan se realizó mucho antes de la llegada de la agricultura», manifestó la arqueobotánica de la universidad de Copenhague, quien es la primera autora de este estudio.

Por otra parte, el arqueólogo de la universidad de Copenhague, Tobías Richter, quien dirigió las excavaciones en Shubayqa 1 en Jordania, explicó que «los cazadores-recolectores natufienses son de particular interés para nosotros porque vivieron un período de transición cuando las personas se volvieron más sedentarias y su dieta comenzó a cambiar”.

Richter ha añadido que “las hojas de hoz en sílex, así como otras herramientas de piedra encontradas en sitios natufienses del levante mediterráneo llevan mucho tiempo haciendo sospechar a arqueólogos que las personas habían comenzado a explotar las plantas de una manera diferente y quizás más efectiva. Pero el pan plano encontrado en Shubayqa 1 es la evidencia más temprana de la producción de pan recuperado hasta ahora”.

El hallazgo de pan echo de cereales, “muestra que la cocción se inventó antes de cultivar. Esta evidencia confirma algunas de nuestras ideas. De hecho, es posible que la producción temprana y extremadamente lenta de pan basada en cereales silvestres haya sido una de las fuerzas impulsoras detrás de la posterior revolución agrícola. donde se cultivaban cereales silvestres para proporcionar fuentes de alimentos más convenientes» acotó el arqueólogo.

Pan de 14 mil 400 años.
Los restos de alimentos carbonizados fueron analizados en un laboratorio de la UCL, usando Microscopía Electrónica de Barrido, con la que identificaron las microestructuras y partículas de cada alimento.

Las migas petrificadas de los restos de alimentos carbonizados se analizaron bajo un microscopío electrónico en un laboratorio de UCL en Londres por la doctora Lara González Carretero, experta en pan prehistórico y ha afirmado que «la identificación de pan u otros productos a base de cereales en la arqueología no es sencilla. Ha habido una tendencia a simplificar la clasificación sin ponerla realmente en contraste con un criterio de identificación”.

“Hemos establecido un nuevo conjunto de criterios para identificar el pan plano, la masa y gachas como productos en el registro arqueológico. Usando microscopía electrónica de barrido identificamos las microestructuras y partículas que quedan de cada alimento carbonizado», expuso González Carretero.

«El pan implica un procesamiento intensivo de mano de obra que incluye descascarillar, moler los cereales, amasar y hornear. El hecho de que se haya producido antes de los métodos agrícolas sugiere que se lo consideró especial y el deseo de hacer más de este alimento especial probablemente contribuyó a la decisión de comenzar a cultivar cereales. Todo esto se basa en nuevos desarrollos metodológicos que nos permiten identificar pequeños fragmentos carbonizados de restos de pan usando grandes aumentos «, expresó el profesor Dorian Fuller también del UCL en Londres.

Pan de 14 mil 400 años.
El pan sería hecho de trigo silvestre y harina de cebada silvestre, mezclado con agua, y cocinado en un fogón en una chimenea, también se le agrega harina de tubérculos silvestres que le da un sabor ligeramente amargo y a nuez.

A manera de homenaje o ponderación, los investigadores han intentado reconstruir la receta en el laboratorio, tratando de recrear las condiciones, forma e ingredientes, encontrados en la muestra y explicaron que los granos mezclados le dieron al pan un sabor a nuez, muy parecido al pan multigrano de hoy en día, Lara González, examinó las 24 migajas bajo un microscopio electrónico de donde afirmo que «este sería un pan hecho de trigo silvestre y harina de cebada silvestre, mezclado con agua, y cocinado en un fogón en una chimenea», y añadió que «también se le agrega harina de tubérculos silvestres que le da un sabor ligeramente amargo y a nuez».

Fuente
EITB.eus

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Translate »
error: