ÁfricaAméricaAsiaCiencia y SaludEconomiaEuropaInternacionalesMedio AmbienteOceaníaSucesos

El clima y las estaciones se han estancado

El calentamiento global y el deshielo de los polos, vaticinan un futuro de climas extremos

El hielo al norte de Groenlandia suele estar particularmente compactado debido a la corriente de deriva transpolar, uno de los dos principales patrones climáticos que empujan el hielo desde Siberia a través del Ártico hasta la costa, donde se compacta, Walt Meier, científico investigador del centro nacional de datos de hielo y nieve de EE.UU., advierte que «el hielo no tiene otro lugar a donde ir, por lo que se acumula, en promedio, tiene más de cuatro metros de grosor y puede apilarse en crestas de hasta 20 metros o más”, este hielo denso y compactado generalmente no se mueve con facilidad.

Sin embargo, ese no fue el caso el invierno pasado entre febrero y marzo, el hielo está siendo empujado lejos de la costa por los vientos, y es cada vez más probable que los patrones climáticos del verano se estanquen en Europa, Norteamérica y partes de Asia, según un nuevo estudio climático que explica por qué el calentamiento del Ártico está haciendo que las olas de calor en otros lugares sean más persistentes y peligrosas, por lo que las crecientes temperaturas en el Ártico han disminuido la circulación de la corriente en chorro y otros vientos planetarios gigantes, lo que significa que los frentes de alta y baja presión se estanquen y el clima sea menos capaz de moderarse.

Los autores de la investigación, publicada en Nature Communications esta semana, advierten que esto podría llevar a «extremos», que ocurren cuando las temperaturas anormalmente altas persisten durante un período inusualmente prolongado, convirtiendo los días soleados en olas de calor, yesca seca en incendios forestales y llueve en las inundaciones.

«Este verano fue donde vimos una intensidad muy fuerte de olas de calor y esta tendencia continuará y es muy preocupante, especialmente en las latitudes medias de la UE, EE.UU., Rusia y China», señaló Dim Coumou, del instituto de investigación de impacto climático de Potsdam, uno de los coautores que «las olas de calor a corto plazo son bastante agradables, pero a largo plazo tendrán un impacto en la sociedad. Tendrá un efecto en la producción agrícola. Las cosechas ya han bajado este año para muchos productos. Las olas de calor también pueden tener un impacto devastador en la salud humana».

Una de las causas es un debilitamiento del gradiente de temperatura entre el Ártico y el Ecuador como resultado de las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por el hombre, el extremo norte de la Tierra se está calentando de dos a cuatro veces más rápido que el promedio mundial.

La interacción humana ha producido cambios en el clima, que este año son más evidentes

El estancamiento de la circulación ha sido durante mucho tiempo una preocupación de los científicos del clima, aunque la mayoría de los estudios anteriores han considerado los patrones de invierno, en este estudio se revisa las investigaciones sobre las tendencias de verano, y se expone que hay una creciente evidencia de que los sistemas de vientos planetarios, tanto las tormentas de bajo nivel como las olas más altas en la troposfera, pierden su capacidad de cambiar el clima.

Una de las causas es un debilitamiento del gradiente de temperatura entre el Ártico y el Ecuador como resultado de las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por el hombre, el extremo norte de la Tierra se está calentando de dos a cuatro veces más rápido que el promedio mundial, lo que significa que hay una brecha de temperatura decreciente con el cinturón central del planeta, y medida que esta diferencia se unifica, los vientos luchan por acumular suficiente energía y velocidad para empujar los sistemas de presión en el área que los separa.

Como resultado, hay menos alivio en la forma de aire suave y húmedo del mar cuando las temperaturas se acumulan en la tierra, y menos alivio de la tierra cuando las tormentas se acumulan en el océano, una prueba de ello fue que el año pasado, el huracán Harvey tuvo un impacto devastador en Texas porque estuvo estacionado durante un tiempo inusualmente largo en la costa, donde siguió acumulando humedad del mar y volcándola en la forma del mayor diluvio jamás registrado en los EE.UU., los científicos habían observado anteriormente que los huracanes se estaban desacelerando y trayendo más lluvia .

Un nuevo artículo separado en Scientific Reports indicó que la captura de corrientes de aire planetarias, que es un fenómeno conocido como ondas cuasi estacionarias amplificadas, también contribuyó a los incendios forestales de 2016 en Alberta, que se tardó dos meses en extinguirse y terminó como el desastre más costoso de la historia canadiense con daños totales que alcanaron los 4 mil 700 millones de dólares canadienses.

«Claramente, el patrón de ondas planetarias no fue la única causa del incendio; sin embargo, fue un factor adicional importante que desencadenó un desastre deplorable», explica el autor principal, Vladimir Petoukhov, del instituto de investigación de impacto climático de Potsdam, «de hecho, nuestro análisis revela que más allá de ese único evento, en realidad a partir de la década de 1980, las ondas planetarias fueron un factor importante para los riesgos de incendios forestales en la región», que son evidentes este año a nivel planetario.

«El calentamiento simple se entiende bien en los modelos climáticos, pero los científicos están tratando de comprender las no linealidades, cómo los efectos del cambio climático interactúan entre sí y cómo se involucran los procesos de retroalimentación», aseveró Coumou, «las no linealidades pueden cambiar rápidamente las condiciones climáticas en una región determinada, por lo que se obtienen cambios más abruptos».

El calentamiento de los polos, pone en marcha importantes reorganizaciones de los patrones de flujo de la atmósfera y el océano, las consecuencias están surgiendo y son perturbadoras, y es probable que lo sean aún más profundamente, estamos en un viaje y el destino no se ve bien.

Las anormales temperaturas del Ártico han alarmado a los científicos climáticos desde el comienzo del año. Durante el invierno sin sol, una ola de calor planteó la preocupación de que el vórtice polar se esté erosionando, esto incluye Gulf Stream, que está en su nivel más bajo en 1 mil 600 años debido a la fusión del hielo de Groenlandia y el calentamiento de los océanos, con una menor circulación de agua y aire, los sistemas meteorológicos tienden a demorarse más.

Fuente
El Guardian

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: