AméricaMéxicoPetróleoPolítica

México se endeudará por Pemex

Se inyectan 3,6 mil millones a la compañía en caída libre

El gobierno de México apoyará a Pemex mediante la inyección de 3,6 mil millones de dólares en la firma estadal de petróleo cargada de deuda, incluyendo refinanciando de la deuda y recortando los impuestos, informaron el pasado viernes funcionarios mexicanos.

El gobierno mexicano, sin embargo, no iniciará el nuevo endeudamiento para Pemex, según citaron funcionarios en una conferencia de prensa regular, la firma petrolera de estado mexicano tiene un total de 106 mil millones de dólares en deuda financiera.

Si Pemex necesita más inyección de capital, el gobierno la proporcionará, comentó el ministro de hacienda Carlos Urzua.

El izquierdista presidente Andrés Manuel López Obrador de México que está a cargo desde el 1 de diciembre, quiere un papel más importante para Pemex en la reversión de la tendencia a la baja en la producción de petróleo mexicano.

Pero la producción de petróleo crudo de Pemex sigue disminuyendo, según cifras de la estatal, su producción promedio fue de 1,813 millones de bpd en el 2018, a manera de comparación, la producción de petróleo crudo de Pemex tuvo un promedio de 2,522 millones de bpd en 2013, cayendo a 1,948 millones bpd en 2017.

López Obrador y Pemex tienen grandes planes para revertir la caída, con planes de rescate de la empresa mexicana de crudo, como habrían anunciado funcionarios de la empresa en diciembre.

El nuevo plan estratégico pretende garantizar «la seguridad energética y soberanía del país» con el objetivo de elevar la producción de petróleo crudo a 2,48 millones de barriles diarios al final del término de la administración de AMLO, al final de 2024.

Pemex.
La principal petrolera mexicana está cada vez más lejos de poder consolidar ganancias.

Pemex se sigue hundiendo en su propia deuda

El mes pasado, las calificaciones de Fitch Ratings degradado a Pemex apenas sobre el grado de inversión, levantando preocupaciones lo que produjo un retroceso adicional ya anunciados por otra agencia de rating.

Fitch anunció que levantaría considerablemente los costos de financiamiento de la firma petrolera mientras lucha con una pesada carga de deuda.

La depreciación de Fitch Ratings refleja el continuo deterioro del perfil de crédito independiente de Pemex, como resultado del flujo de caja libre negativo persistente y la falta material de inversiones en el upstream de la empresa.

«Las calificaciones están limitadas por la carga fiscal sustancial de PEMEX, el alto apalancamiento de pasivos de pensión no consolidado importantes, las grandes inversiones de capital, su capitalización negativa y la exposición al riesgo de interferencia política», afirmó Fitch en enero.

Pero la empresa calificadora señaló que espera que la empresa reciba el apoyo necesario del gobierno para garantizar la deuda y la liquidez adecuada de los pagos del servicio.

«En el año 2019 estabilizar la producción con un repunte al final del año y seguir aumentando en los posteriores,» comentó el nuevo jefe ejecutivo de Pemex, Octavio Romero Oropeza, a mediados de diciembre en presencia de López Obrador.

Fuente
PemexFitchratings

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: