AméricaCorrupciónEconomiaEE.UU.InternacionalesPanamáPolíticaSucesos

Los Panamá papers tiene los primeros caídos

Cuatro de los funcionarios de Mossack Fonseca han sido acusados

Fraude de valores, fraude electrónico, conspiración y lavado de dinero para cientos de clientes que los ayudaron a acumular propiedad de grandes bloques de acciones en compañías a través de las llamadas transacciones de «fusión inversa» entre empresas chinas y empresas fantasmas estadounidenses, donde se obtuvo decenas de millones de dólares de ganancias ilegales al manipular los precios de las acciones de las compañías, de acuerdo con las acusaciones, los papeles de Panamá muestran como Mossack Fonseca ayudó a establecer las compañías offshore utilizadas en la manipulación de stock.

Hoy, al fin cuatro hombres han sido acusados ​​penalmente en la investigación del gobierno norteamericano sobre los hallazgos de los Papeles de Panamá, los archivos filtrados de la firma de abogados Mossack Fonseca, fiscales de Nueva York explicaron que los cuatro hombres, entre ellos un abogado y un gerente de inversiones que trabajaban para la compañía, fueron acusados ​​de fraude electrónico, fraude fiscal, lavado de dinero y otros delitos.

Los fiscales aseveran que Mossack Fonseca perpetró un «esquema criminal de décadas», que fue expuesto por primera vez en una serie de filtraciones de documentos secretos y docenas de socios de todo el mundo, Geoffrey Berman, el abogado de los Estados Unidos en Manhattan, comentó en un comunicado el martes que los cuatro hicieron todo lo posible para eludir las leyes fiscales norteamericanas a fin de aumentar la riqueza de sus clientes.

«Ahora, su esquema de impuestos internacionales ha terminado, y estos acusados ​​enfrentan años en prisión por sus delitos», añadió Berman, los acusados ​​fueron Ramses Owens, un abogado panameño que trabajó para Mossack Fonseca; Dirk Brauer, gerente de inversiones de una subsidiaria de Mossack; Richard Gaffey, un contable estadounidense; y Harald Joachim von Der Goltz, ex residente de EE.UU. y cliente de Mossack.

Von Der Goltz, un ciudadano alemán de 81 años, fue arrestado en Londres el lunes, según los fiscales, quienes agradecieron a las autoridades británicas por su asistencia en el caso; Brauer, de 54 años, fue arrestado en París el mes pasado y Gaffey, de 74, fue arrestado en Massachusetts el martes, pero Owens, de 50 años, sigue en libertad, dijeron las autoridades estadounidenses, los cargos fueron desvelados el martes, a través de un expediente judicial, que indicó que los hombres habían sido acusados ​​en secreto por un gran jurado en septiembre.

Panamá Papers.
Brian Benczkowski, un asistente del fiscal general, comentó el martes: «Los cargos anunciados hoy demuestran nuestro compromiso de procesar a los profesionales que facilitan los delitos financieros a través de las fronteras internacionales y los engaños fiscales que utilizan sus servicios».

Los papeles de Panamá y Odebrecht son los más grandes escándalos en América

Los investigadores afirman que Owens y Brauer habían creado y administrado durante años fundaciones falsas, fideicomisos opacos en el extranjero y cuentas bancarias no declaradas para permitir a los clientes estadounidenses de Mossack Fonseca ocultar sus ingresos a las autoridades fiscales estadounidenses, luego, se informó a los clientes sobre cómo llevar ilegalmente los fondos de sus cuentas en el extranjero a norteamérica, utilizando tarjetas de débito especialmente creadas y afirmando falsamente que el dinero provenía de la venta de compañías.

Von Der Goltz, quien supuestamente era uno de los clientes estadounidenses de la firma, está acusado de usar compañías fantasmas para esconder decenas de millones de dólares del IRS y alegar falsamente que su madre guatemalteca era el verdadero dueño de sus propiedades en el extranjero.

Gaffey está acusado de asistir al plan de Von Der Goltz y de asesorar a otro contribuyente estadounidense, quien es identificado en las presentaciones del martes solo como «Cliente 1», Gaffey supuestamente ideó un sistema para que este cliente trajera 3 millones de dólares de fondos offshore a los Estados Unidos al decirle falsamente al IRS que había vendido una compañía.

Las acusaciones se anunciaron menos de una semana después de que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en Fráncfort allanaron las oficinas de Deutsche Bank como parte de una investigación alemana sobre un supuesto lavado de dinero relacionado con el esquema panameño.

Las autoridades alemanas utilizaron a 170 oficiales de policía, fiscales e inspectores de impuestos que registraron seis oficinas del Deutsche Bank en Frankfurt y confiscaron archivos como parte de la investigación sobre dos empleados bancarios que supuestamente ayudaron a crear compañías fantasmas para ayudar a sus clientes a lavar dinero.

La decisión de procesar el caso representó una de las acciones más agresivas contra el crimen de cuello blanco hasta el momento por parte del departamento de justicia de la administración de Trump, aparte de algunos de los casos de fraude más grandes en la historia de los Estados Unidos, como la decisión de acusar al contador Arthur Andersen tras el escándalo de Enron, los fiscales no siempre han perseguido agresivamente a las personas involucradas en el lavado de dinero.

Fuente
Justice.Gov

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: