AméricaCorrupciónEconomiaInternacionalesPolíticaSudaméricaVenezuela

El gobierno venezolano

Muchas son las cosas que se pueden decir de Maduro

Desde la instalación de la asamblea nacional constituyente o ANC, la crisis política y económica de Venezuela ha seguido profundizándose, pues el gobierno administrado por Nicolás Maduro y su partido el PSUV han usado la ANC como un vehículo a través del cual preservar su poder, a expensas del pueblo venezolano y hasta con la venía de la insulsa asamblea nacional bolivariana, controlada por la oposición.

La falta de consenso entre los líderes de la oposición sobre cómo lidiar con el ANC ha fracturado la coalición de la oposición, que nunca ha logrado presentar un candidato al régimen en las elecciones y la ANC, aunque ha realizado algún avance en materia legislativa, ha centrado su alcance a liderar el movimiento madurista.

Si bien todos los ojos están en quién pudiese ser el candidato opositor, no está claro quién representará a los venezolanos, pues a pesar de su falta de legitimidad internacional, la capacidad del ANC para emitir decretos unilaterales se ha convertido en una fuerza a tener en cuenta, más, sin embargo, el ANC es intrínsecamente inestable dado que depende completamente del gobierno para su autoridad.

La actual crisis de la deuda soberana de Venezuela no ha podido ayudar a restablecer el poder en la asamblea nacional bolivariana, actualmente sin derechos y en franca inacción, debido a que, al perder su poder sobre el ejecutivo, la emisión de deuda que debía ser aprobada por la asamblea nacional, nunca se convirtió en mesa de negociación para obtener concesiones de Maduro o su gobierno.

La oposición venezolana está totalmente disuelta y apenas algunos de sus otrora líderes convocantes, parecen menos que títeres, y se diluyen en rencillas internas, luchando por su afán de protagonismo individual, y todos temen que, si no puede encontrar puntos en común sobre cómo oponerse u organizarse, su disfunción tan sólo asustara a los venezolanos y sólo da lugar a facciones antigubernamentales más radicales.

Gobierno Venezolano.
La reelección en mayo del año pasado para un nuevo gobierno madurista, se vio empañada por el desacertado boicot de la oposición, acusaciones de fraude y de equilibrio, pero indistintamente volvieron a ser ganadas por Maduro.

El gobierno de Maduro pudiese ser eterno, pero no mejor

Es por todos sabido que la economía está en caída libre, ya está más que explicado, pero lo que no se visualiza es que de seguir en la dirección que tiene en este inicio de año, no sólo acabará con todas las reservas, sino que obligará al gobierno a realizar una tercera devaluación, antes de terminar el año.

El gobierno ha utilizado los recursos que obtiene con la venta del patrimonio en pagar las deudas en las que incurrió cuando las entradas de dólares, era inconmensurable, por lo que es igualmente inconmensurable, lo que tiene que desembolsar, para cancelar sus compromisos.

Por lo que, sin duda alguna, veremos partir más de un cargamento de oro y petróleo desde costas venezolanas, antes de comenzar a ver algo de restauración del aparato productivo y por ende de la economía, pero más triste será que serán los hijos de los venezolanos que ahora están inmersos en la crisis, los que verán si es posible, alguna mejora.

Fuente
BBC

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: