Economia

Las “T” de Steve Jobs.

Estas son las preguntas que Jobs hacía y que hicieron de Apple un imperio innovador

Steve Jobs fue sin duda un genio incomprendido y adelantado a su época, el estudiante de ingeniería que abandonó su carrera antes de concluir, para hacer un viaje de introspección en la india, dejó una huella imborrable en el planeta de la tecnología y su contribución al desarrollo, está hoy más patente que nunca, en forma de toda clase de enseñanzas, aquellas que le sirvieron para hacer de Apple un próspero imperio de innovación.


Esas enseñanzas son las que hoy nos traen muchas máximas que hemos ido descubriendo en la medida que hemos conocido de su historia y biografía, de entre todas las prerrogativas que hemos develado en las últimas entregas de esta serie, no podríamos olvidar las tres preguntas que hizo Steve Jobs a los equipos de Apple y que convirtieron al pequeño emprendimiento en un garaje en Cupertino, California, en la potencia innovadora que la compañía de la manzana mordida ocupa a nivel mundial, creadora de productos disruptivos como el iTunes, el Macintosh y el iPhone, que se transformaron los paradigmas en cada uno de sus sectores y se transformaron en el estándar universal.

El que fuera rechazado por muchas compañías, se convirtió en un ser legendario y hasta místico, es por poco decir que todos los días se publican artículos acerca de su legado y hasta su primer currículum se subasta a 50 mil dólares en eBay, el mítico muchacho de Cupertino nos envía consejos en torno a la creatividad, al liderazgo o al concepto de negocio que ahora siguen y están más vigentes.

Steve Jobs.
Siempre le traía nuevos retos mentales a su equipo, para mantenerlos despiertos y centrados.

3 “T” de Steve Jobs a su equipo triunfador

Trabajo, “¿Qué es lo que no funciona?”:

Un jefe o líder en muy contadas ocasiones te hará esta simple pregunta por qué, piensan que ponen en riesgo la autoestima de los empleados o creen que centrarse en los problemas en lugar de soluciones tiende a deprimir la moral, sería como el micromanager de las soluciones. Jobs examinaba tanto aquello que andaba como aquello que no y una vez se había desarrollado la idea, utilizaba esa perspectiva para conquistar la mejor decisión.

Transformación, “¿Por qué no funciona?”:

Uno de los paradigmas del trabajo tecnológico es nunca preguntar pro que no funciona, primero, por no aparentar ignorancia o para no recibir una avalancha de detalles técnicos que nunca vamos a entender o para no asistir al juego de la pelota, donde los miembros del equipo se echan la culpa los unos a los otros, más sin embargo, Steve Jobs se dio cuenta de que preguntar constantemente por qué para ahondar en las limitaciones y problemas de diseño, producción y distribución es la llave que abre la puerta a la innovación constante. Por ejemplo, Jobs utilizó esta pregunta para impulsar la decisión definitiva de diseño del iPhone, rupturista al carecer de teclado físico.



Talante “¿Es esto lo mejor que puedes hacer?”:

Esta pregunta a pesar de parecer un golpe directo a la autoestima del afectado, es una verdadera, brillante y efectiva arenga para inspirar al equipo, para que lo logrado, no sea el limite autoimpuesto y lograr una reafirmación positiva y a la vez, incrementando el compromiso de los empleados con la calidad de su trabajo y los alcances de este.

Sobra poco que decir, más que pongan en practica estos pequeños grandes consejos y como dijo aquel mentor de super héroe, úsalos sabiamente, un gran consejo implica una gran responsabilidad y no ejercer el equilibrio de la fuerza podrá llevarte al lado oscuro y allí poco ya podrás solucionar.

Fuente
MBA

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: