EconomiaInternacionalesPolítica

Hay que bajar las pensiones por “el riesgo de longevidad”

El Fondo Monetario Internacional quiere que la edad de jubilación se ajuste con la esperanza de vida

Para el Fondo Monetario Internacional, FMI, el aumento en la expectativa de vida y la baja tasa de natalidad ha incrementado rápido crecimiento en la cantidad jubilados, la consecuencia directa en la economía es el aumento del porcentaje del envejecimiento de la población, para ellos el organismo aconseja ajustar la edad de la jubilación con la esperanza de vida, recortar las prestaciones y aumentar las cotizaciones e implementar medidas legales que comprometan a las aseguradoras privadas a cubrir el riesgo de longevidad.

Del extenso estudio que el FMI ha realizado al respecto, Christine Lagarde, directora gerente del ente financiero ha mostrado un adelanto de los documentos que presentará en la cumbre semestral del organismo, en donde se denota la agresividad y dureza con la que muestra el “supuesto” problema de la longevidad.

El Fondo exige, entre otras medidas, que las prestaciones sean cercenadas y que se extienda la edad de jubilación a una cifra cercana a la expectativa de vida, para poder hacer frente a «el riesgo de que la gente viva más de lo esperado», la funcionaria del ha planteado también otras soluciones económicas para atenuar el «riesgo».

Christine Lagarde.
Viñals “Vivir más es bueno, pero conlleva un riesgo financiero importante. Nos va a costar más”.

Y así comienza la devaluación del capital humano, según el FMI.

“Riesgo de longevidad”, es como han denominado el equipo de economistas que lidera el español José Viñals, en el preámbulo del informe, establecen las medidas sobre las cuales se han planteado el informe, dando una cifra para que entremos en contexto. “Si el promedio de vida aumenta tres años más de lo previsto para 2050, el coste del envejecimiento, que ya es enorme para los gobiernos, las empresas, aseguradoras y particulares, aumentaría un 50%” del PIB de las economías avanzadas, esto lo han determinado, tomando como referencia el PIB de 2010.

En países del tercer mundo, que tienen economías emergentes, el número sería del 25%, que en gran medida y en términos absolutos, aumentará el gasto previsto en decenas de billones de dólares alrededor del mundo, lo que afectaría a niveles de insostenibilidad un gasto innecesario de las finanzas públicas, disparando los niveles de endeudamiento en el sector gubernamental y en un ritmo similar que sería un riesgo redundante para la solvencia de las entidades privadas.

Viñals, ha comentado en la rueda de prensa, donde se presentó el informe, “vivir más es bueno, pero conlleva un riesgo financiero importante», «nos va a costar más como individuos, a las corporaciones y a los gobiernos. Por eso debemos preocuparnos ahora por los riesgos de la longevidad, para que los costes no nos atosiguen en el futuro”, añadió el economista, responsable del departamento de Mercado de Capitales del FMI.

Cuando la población vive más largo tiempo se deberá pagar más en pensiones y prestaciones a la seguridad social, para poner las cosas en contexto, sugirió revisar los planes de pensiones privadas en EE.UU., “La empresas tendrían que multiplicar varias veces sus contribuciones para poder afrontar esos pasivos adicionales”, señala el economista, “reconocer y mitigar este riesgo es un proceso que debe ponerse en marcha ahora”, ha recalcado.

El FMI, opina que las medidas que se deben tomar para mitigar el “Riesgo de longevidad”, deberán aplicarse lo antes posible y ha enumerado entre ellas, el recorte de las pensiones, el aumento de las cotizaciones y la posibilidad de que los gobiernos se asocien a aseguradoras privadas que se encarguen de la cobertura del «riesgo de que la gente viva más de lo esperado».

Fuente
FMI

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: