EconomiaMedio AmbienteMéxico

La Sequía castiga a la industria mexicana

La sequía golpea la producción de grano, amenaza el ganado

Los efectos secundarios de la sequía se propagarán más allá de las áreas más afectadas, golpeando la producción de granos en millones de toneladas, poniendo en peligro el ganado y limitando el suministro de agua en las áreas urbanas. La producción de maíz ya cayó este año.

La sequía y las inundaciones en toda la federación mexicana, desde enero hasta julio, redujo la posibilidad de mejores cosechas. Se produjeron 13.4 millones de toneladas de granos de maíz, trigo y sorgo. 6.6% menos que en 2019, según el Servicio de Información Agri-Alimentación y Pesca o SIAP.

Y definitivamente, la sequía de este año parece empeorar las cosas. El informe de monitoreo de la sequía de la Comisión Nacional del Agua, Conagua, con datos al 31 de julio muestra los niveles de agua 13.2% más bajos en términos anuales en represas para uso agrícola. Se revelaron que setecientos setenta municipios estaban experimentando una sequía excepcional, un 8,1% más alta que para el mismo período del año pasado.

Jorge Luis López, del Consejo Agrícola Nacional, CNA, indicó que la falta de agua podría causar pérdidas cada vez mayores en el futuro cercano. Explicó que la acción de la sequía en el norte de México «es el más afectado en términos de disponibilidad, perdimos el orden de 1 millón de toneladas de granos. Por lo que, de no llegar las lluvias, en todo el centro de México, estamos hablando de perder de 3 a 4 millones más», indicó.

Sequía se ensaña con México.
Debido a la sequía extendida, el volumen de agua de las principales presas de uso agrícola es de 23.2 mil metros cúbicos, 13.2 por ciento menos a lo que se tenía hace un año.

La agricultura utiliza más del 75% del suministro de agua del país, pero la sequía no da tregua

“Existen riesgos significativos porque en todo el centro y al norte del país, que es la zona de grano principal, el monitor de sequía Conagua está en niveles severos. Estamos entrando en la temporada de lluvias, con suerte lloverá. Pero, hoy existe un riesgo significativo de que el ciclo de producción de granos se vea afectado”, indicó López, y agregó que los agricultores en Tamaulipas se habrían convertido en cultivos que usan menos agua como el sorgo.

Sin embargo, el jefe de la Asociación Nacional de Entidades de Agua y Saneamiento, ANEAS, Hugo Rojas, expresó que el sector agrícola usa el 76.6% del agua en el país, pero lo hace de manera ineficiente. «Tendrían más agua de la que podrían usar si tuvieran algunos sistemas de gestión de agua de ahorro o eficientes», afirmó.

Rojas agregó que el gobierno era responsable de la gestión del agua y que una nueva estrategia está muy atrasada. “Hemos estado comentando sobre la necesidad de un modelo de cambio de gestión durante 20 años. Comenzamos a ver los efectos, y durante mucho tiempo no se hizo nada. Y esperamos que con esta crisis y especialmente con los que lleguen a corto plazo, se toman las medidas necesarias”, explicó.

Por el momento, la crisis del agua está programada para extenderse al área más poblada del país. Trece municipios en el valle de México y 16 distritos de la Ciudad de México tendrán suministros de agua cortados en un 2,4% a partir del 15 de agosto debido a la falta de lluvia.

En el noreste de México, el ganado también enfrenta un futuro sombrío. El jefe de un comité de agricultores en Reynosa, Tamaulipas, Mauro Barrera Martínez, informó que la situación estaba en un punto de crisis después de 120 días sin lluvia.

“La crisis del agua que estamos experimentando en el noreste está asumiendo tonos catastróficos… El municipio está enviando agua para el consumo humano, pero no para el ganado. Un animal grande bebe 60-70 litros de agua al día… No tenemos comida para el ganado, no tenemos cultivos, no tenemos nada», concluyó.

Fuente
AgenciaInformativaDeMexicoMilenioElPais

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: