InternacionalesMedio Ambiente

Las Américas sufren por el cambio climático

En los bosques en todas las Américas, el calentamiento global causa cambios «impactantes»

Los bosques en las Américas, desde el Ártico hasta el Amazonas se están transformando a un ritmo «impactante». Todo, debido a la crisis climática. Mientras los bosques, mueren y avanzan hacia una tundra previamente estéril en el norte, la escalada de calor más al sur, según descubren los científicos, mueren irremediablemente.

El calentamiento global, junto con los cambios en los suelos, el viento y los nutrientes disponibles, está cambiando rápidamente la composición de los bosques de las Américas. Según una serie de estudios que analizan la salud de los árboles, estos se hacen mucho menos resistentes y propensos a las enfermedades, al Norte y al Sur.

Muchas áreas de bosque ahora se están volviendo más susceptibles a los feroces incendios forestales. Lo que causa, la liberación de más gases de efecto invernadero de estas vastas reservas de carbono que calientan aún más el planeta. «Es como si los humanos hubieran encendido un fósforo y ahora estamos viendo el resultado en las Américas», señaló Roman Dial, biólogo de la Universidad del Pacífico de Alaska.

Dial y sus colegas manifiestan que un parche de abetos blancos en el noroeste de Alaska «saltó» hacia el norte en un área de la tundra ártica que no ha tenido tales árboles en milenios. El nuevo artículo de investigación de los científicos, publicado en Nature, estima que el abeto está avanzando hacia el norte a un ritmo de alrededor de 4 km por década.

Ayudado por el calentamiento de las temperaturas y los cambios en los patrones de nieve y viento influenciados por la contracción del hielo marino en las Américas.

Mueren árboles en las Américas.
«Dado lo rápido que es el cambio climático, podríamos obtener un período de 50 a 150 años en el que el abeto a lo largo de miles de kilómetros, incluso desde Siberia hasta Escandinavia, no se regeneren», afirmó Reich.

Mientras más se calientan las Américas, menos bosques se verán de Norte a Sur

«Fue impactante ver árboles en otras zonas. Nadie sabía de ellos, pero eran jóvenes y crecían rápidamente», indicó Dial, quien primero vio las sombras de los árboles en las imágenes satelitales y luego tomó una caminata de cinco días, para encontrar y estudiar el bosque que literalmente se está desplazando.

«Los árboles básicamente saltaron sobre las montañas hacia la tundra. Siguiendo los modelos climáticos, se suponía que esto no sucedería durante cien años o más. Y, sin embargo, está sucediendo ahora».

El Ártico se está calentando varias veces más rápido que el promedio mundial y la aparición de coníferas oscuras en la tundra blanca previamente prístina. Amenaza con absorber más luz solar, en lugar de reflejarla. Causando un mayor calentamiento. Los árboles también pueden perturbar la migración de varias especies locales. «Estos árboles se están moviendo muy rápidamente», afirmó Dial.

Más al sur, investigaciones separadas encuentran que se está llevando a cabo una transformación en el límite entre los bosques boreales y templados. Convirtiendo a los abetos, en árboles más incapaces de hacer frente a las condiciones más cálidas. Los científicos estiman que sucederá, incluso con pequeñas cantidades de calentamiento adicional, causadas por la actividad humana.

Lo que podría causar hasta un 50% de muerte de los árboles tradicionales del bosque boreal en las Américas. Con muchos otros árboles atrofiados en su crecimiento.

«A las especies boreales les va muy mal incluso con un calentamiento modesto. Crecen más lentamente y tienen una mayor mortalidad», señaló Peter Reich, investigador de la Universidad de Minnesota y coautor de la investigación. «Intuitivamente, pensé que les iría un poco peor con 1.5°C de calentamiento, pero lo hacen mucho peor, lo cual es preocupante».

Reich y sus colegas pasaron cinco años criando nueve especies de árboles diferentes a partir de plántulas en diferentes condiciones en el norte de Minnesota. Sometiéndolas a diferentes cantidades de calor y agua. Se descubrió que las especies boreales sufrieron cuando los suelos se secaron debido al calor. Mientras, que otras especies más templadas, como el roble y el arce, pudieron hacer frente mejor. Y pueden cambiar lentamente a la zona boreal a medida que el mundo se calienta más.

Fuente
NatureScienceTheGuardian

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: