ÁfricaAméricaBancaCorrupciónCriptodivisasEconomiaEuropaInternacionalesOceaníaPetróleoPolítica

La desconfianza en la banca apremia sobre la crisis de la economía global

El último y más completo informe del FMI alerta sobre las corrientes subterráneas peligrosas

Uno de los estudios más completos sobre el estado de la banca y los mercados desde la crisis financiera de 2008, develado este martes, advierte que las «corrientes subterráneas peligrosas» son una amenaza creciente para la economía mundial, el informe de estabilidad financiera del fondo monetario internacional, FMI predice que, aunque los bancos son mucho más seguros que en 2008, existen nuevos riesgos y las tensiones comerciales están aumentando la desigualdad y un mayor avance hacia una guerra comercial podría «dañar significativamente el crecimiento global».

Otras amenazas al comercio, como un Brexit desordenado o l advenimiento de una banca de criptodivisas, también podrían «afectar negativamente la confianza del mercado», argumenta el FMI, la organización con sede en Estados Unidos explica que una salida «sin acuerdo» de la unión europea podría conducir a la fragmentación en los mercados monetarios europeos, lo que significa que las finanzas no pueden fluir alrededor del sistema de manera tan eficiente.

El organismo insta a los bancos centrales a estar listos para proporcionar una mayor facilitación cuantitativa, lo que se conoce como una vil e indemne impresión de dinero, si fuere necesario, esta es la segunda vez en 24 horas que el FMI publica advertencias serias sobre el estado de las finanzas globales, ya el lunes, rebajó las previsiones de crecimiento mundial para el próximo año, culpando a las nuevas barreras comerciales.

El informe del martes dice que los gobiernos deben resistir los intentos de revertir las regulaciones bancarias establecidas en 2008 para evitar que vuelva a ocurrir una crisis financiera similar, por su parte el presidente Donald Trump ya ha impulsado leyes que revocan las reglas bancarias en Estados Unidos para instituciones más pequeñas, diciendo que estaban frenando los préstamos bancarios a las empresas.

FMI y la Crisis Financiera.
Las bajas en el crecimiento mundial también reflejaron las predicciones de una expansión más lenta en la zona euro, así como la turbulencia en una serie de economías de mercados emergentes advierte Christine Lagarde.

¿Quién maneja estas corrientes subterráneas peligrosas?

El FMI también advierte a los inversores del mercado, que han visto correr al toro alcista más grande en la historia de la economía mundial, que están en peligro de volverse complacientes ante las posibilidades de un shock económico para el sistema, que podría ser el final del «dinero fácil», los bancos centrales están comenzando a retirar el estímulo que se implementó en el momento de la crisis financiera.

Las tasas de interés están aumentando y la flexibilización cuantitativa o impresión de dinero, se está devolviendo, por lo que el FMI teme que esto pueda llevar a fuertes caídas en los mercados, dónde se destacan los riesgos de una crisis de financiamiento gubernamental en estados unidos y en muchos países de Europa, donde los bancos del país están bajo presión, «de cara al futuro, aparecen nubes en el horizonte», escribe el informe, publicado en la reunión anual del organismo en Bali, Indonesia.

«El apoyo al multilateralismo ha ido disminuyendo, una peligrosa corriente subterránea que puede socavar la confianza en la capacidad de los responsables de formular políticas para responder a futuras crisis, no obstante, a pesar de las tensiones comerciales y la normalización continuada de la política monetaria en unas pocas economías avanzadas, los mercados financieros globales se han mantenido optimistas y parecen complacidos ante el riesgo de un repentino y agudo endurecimiento de las condiciones financieras».

Las advertencias del FMI aumentarán los temores de que la actual flotabilidad en el crecimiento mundial no sea duradera, pues la economía estadounidense ha tenido un fuerte desempeño, alentando a los inversionistas internacionales a mover capital allí e invertir en el dólar, pero para enfriar la presión inflacionaria, el banco central o la reserva federal estadounidense, está elevando las tasas de interés, lo que actúa como un atractivo adicional para el capital global porque los retornos son más altos.

Eso presiona a las economías de mercados emergentes como Turquía, Japón y Argentina, que tienen grandes cantidades de deuda que concierne a los inversionistas, el FMI dice que existe un «riesgo de contagio» a medida que los inversionistas se ponen cada vez más nerviosos acerca de la fortaleza de los mercados emergentes, con el riesgo de que los flujos de capital hacia los EE.UU., finalmente el informe de este martes, predice que las salidas podrían alcanzar los 100 mil millones de dólares en un año, aproximadamente el 0,6% del ingreso nacional bruto de las economías de mercados emergentes, lo que sería «de una magnitud» similar a la crisis financiera de 2008.

Fuente
FMI

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: