AméricaCentroaméricaCorrupciónEconomiaEE.UU.InternacionalesMéxicoPolíticaSucesos

La caravana de migrantes llega a su destino

Los caminantes mesoamericanos llegan a la frontera en Tijuana

Cientos de migrantes centroamericanos que viajan a través de México para buscar asilo en los Estados Unidos han llegado a la ciudad fronteriza mexicana de Tijuana, el primer grupo de unos 400, que incluye a migrantes LGBTQ, se separó de la caravana más grande de 5 mil personas en la Ciudad de México y llegó esta mañana al final de su travesía.

El secretario de defensa estadounidense, James Mattis, confirmó que iría a la frontera entre México y Estados Unidos, su primera visita desde que se desplegaron miles de tropas, en a espera de lo que el presidente Donald Trump ha señalado como un ataque a la frontera norteamericana.

Se espera que los grupos más grandes lleguen a la frontera en los próximos días, los 5 mil migrantes, que están huyendo de la persecución, la pobreza y la violencia en sus países de origen, Honduras, Guatemala, México y El Salvador, en gran parte han hecho su viaje a pie, y el grupo disidente, que llegó a Tijuana este miércoles, lo hizo a bordo de una flota de autobuses.

Estos se unieron a un grupo más pequeño de unos 80 inmigrantes que llegaron a la ciudad fronteriza el domingo, muchos de los grupos más pequeños son LGBTQ, informaron los medios de comunicación, quienes dicen que se separaron de la caravana principal después de semanas de lo que llaman un tratamiento discriminatorio por parte de residentes locales y compañeros de viaje.

Sin dejarse intimidar por una postura más dura de Estados Unidos contra ellos, los migrantes han dicho que continuarán el viaje para solicitar asilo, el viaje comenzó desde la ciudad de San Pedro Sula en Honduras el 13 de octubre, a unos 4.350 km de Tijuana.

Debido a que la ruta presenta una gran cantidad de peligros, como el ataque de bandas criminales, muchos de los migrantes dicen que se sienten más seguros viajando en grandes números, la mayoría en las caravanas de migrantes anteriores han contado con unos pocos cientos de personas, pero después de que un ex político compartió noticias de la caravana planificada en Facebook, la noticia se difundió rápidamente.

Caravana de Migrantes.
El gobierno del estado de Jalisco organizó autobuses para llevar a los migrantes al próximo estado al norte, Nayarit, donde esperaban tener otros autobuses esperándolos para continuar el viaje hacia el norte, según un comunicado de Pueblo Sin Fronteras, un grupo de defensa de los migrantes que está viajando con la caravana, pero los autobuses dejaron a los migrantes varados a 80 kilómetros de Nayarit.

La caravana comienza su largo y agónico final

Más de 1 mil hondureños fueron los primeros en partir, y otros miles de personas más se unieron a ellos desde la vecina Guatemala, El Salvador y luego a México, el iracundo presidente Donald Trump, quien ha tomado una postura firme contra la caravana que él llama una «invasión», ordenó el despliegue de hasta 9 mil soldados en la frontera.

Las autoridades estadounidenses cerraron el martes varios carriles de tráfico en dos cruces fronterizos desde Tijuana a California para que los soldados puedan instalar cercas de alambre de púas y barricadas para reforzar la seguridad, aunque existe la obligación legal de escuchar las solicitudes de asilo de los migrantes que han llegado a los Estados Unidos si dicen que temen la violencia en sus países de origen.

Sin embargo, la semana pasada, el Sr. Trump firmó una proclamación que prohíbe temporalmente que los inmigrantes que ingresan ilegalmente soliciten asilo, las caravanas se convirtieron en un tema de campaña en las elecciones de medio período en Estados Unidos que se llevaron a cabo la semana pasada, con un Trump advirtiendo que había pruebas de que estas están llenas de «pandilleros», «criminales endurecidos» e incluso «terroristas» del Medio Oriente.

La presencia de los norteamericanos a lo largo de la frontera sudoeste ya estaba en su punto más alto histórico del año, con oficiales de aduanas controlando 26 puestos de entrada y más de 16 mil 500 agentes de la patrulla fronteriza observando las vastas regiones en el medio, desde abril se aumentó a más de 2 mil 100 miembros de la guardia nacional para ayudar con el trabajo logístico.

Y el presidente envió incluso más asistencia el mes pasado, dando el raro paso de desplegar militares en servicio activo para evitar lo que describió como una invasión inminente por parte de los migrantes, actualmente hay 2 mil 800 soldados estacionados en Texas, 1 mil 500 en Arizona y 1 mil 500 en California; las tropas inundaron la frontera desde las bases en una docena de estados, según el departamento de defensa.

El comisionado de aduanas y protección fronteriza, Kevin McAleenan, explicó que también envió a cientos de sus oficiales y agentes hacia la frontera, sacándolos de aeropuertos, puertos marítimos y puertos terrestres a lo largo de la frontera norte con Canadá.

Fuente
DiarioLasAmericas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: