EconomiaEuropaMedio Ambiente

Franquicias se preparan para la guerra contra el plástico.

Las mayores cadenas de comida rápida del mundo plantean cambios estructurales para unirse a la “Guerra del Plástico” en Europa

La Comunidad Europa ha declarar la guerra al plástico desechable, lo que representa un problema para esas grandes multinacionales de comida rápida que, a pesar de tener buenas iniciativas, son los mayores productores de desechos del polimérico material, pero las grandes mentes detrás de McDonald’s, Burger King o Subway comenzaron a responder con hechos, más que con intenciones y pretenden ser la punta de lanza de toda una revolución hacia los biodegradable.

La Comisión Europea, o CE ya ha mostrado una serie de regulaciones para disminuir la producción de materiales plásticos debido a la gran contaminación que estos producen y al impacto que estos están teniendo en el ambiente, por ello el plástico desechable al menos en la asociación de los 28, tiene los días contados al menos en la Unión Europea.

Una de las regulaciones es la prohibición de todo objeto de plástico de un solo uso, específicamente la norma habla de 10 productos que van desde bastoncillos de los oídos, hasta platos, cubiertos y vasos que utilizan casi todas las cadenas de comida rápida a la hora de servir sus menús y que generan el grueso de sus desechos, el problema reside en que estos 10 productos que prohíben representan, nada más y nada menos, que el 70% de la basura que va a dar al mar.

Guerra contra el Plástico.
Se prohibirá la comercialización de productos de plástico de un solo uso para los cuales haya alternativas asequibles.

Vasos, platos, bolsas, cubiertos, pajillas y empaque, son el problema principal

Y recordaremos a la ballena que murió en costas de Tailandia por haber consumido bolsas plásticas, lo que muestra la punta del iceberg y que hace pocas semanas submarinistas encontraron una bolsa de plástico en el fondo de la Fosa de las Marianas, el punto más profundo de todo el océano, lo que demuestra el grado al que ha llegado la acción del hombre sobre el ambiente.

McDonald’s, va tomando la iniciativa, aventajándose a la regulación y ya prueba pajillas de papel y ha informado que, “Las nuevas medidas de la UE van en la misma dirección medioambiental y de reciclaje que las nuestras, que son reducir el packaging en general y el plástico en particular”, señala un portavoz de la franquicia, inclusive ha informado que, uno de los objetivos de los próximos años de la compañía es reducir el plástico que utilizan a nivel global.

La marca de los arcos dorados ya ha adelantado investigaciones con el fin de buscar soluciones para reducir el impacto ecológico que generan debido al uso de plásticos en globos, cubiertos, pajitas y packaging en Inglaterra y Bélgica y Alemania. “En Alemania también se están cambiando cosas. Por ejemplo, las bebidas calientes se sirven en vasos o tazas de porcelana”, afirma y por ahora en este país el café tiene un 10% de descuento si los clientes traen su taza o envase de casa.

Burger King no ha afrontado este nuevo reto buscando en el mercado soluciones y por el momento no han dado declaraciones al respecto con los cambios que implementarán, no sabemos si la marca del rey estará esperando que sus competidores realicen la jugada y apegarse a sus cambios o simplemente no se lo han planteado, pero la verdad es que los ajustes deberán ser más sostenibles si quieren seguir haciendo negocios en Europa.

Subway por el contrario ha sido mucho más anticipada a la hora de dar alegatos y ha revelado que “Tenemos la responsabilidad de minimizar los recursos que estamos consumiendo, el desperdicio que estamos generando y el impacto general que estamos teniendo en el medio ambiente”, que no se ha tomado muy en serio la imposición próxima de la norma.

Aunque han comentado que están intentando optimizar el empaquetado, bandejas y servilletas de sus restaurantes, por lo que destacan que el packaging en los que se sirven sus bocadillos es 100% reciclable, in embargo, aunque parece que esta compañía está más que de acuerdo con la “guerra del plástico” de Europa.

No se ha planteado aún el problema de las pajitas, ni como solucionarlo y ¿Los platos de plásticos desaparecerán? O ¿Cómo servirán productos como la ensalada?, por ahora la norma está en discusión, lo que ya plantea un nuevo rumbo tomado por la UE, en pro de reducir su huella de carbono sobre el ambiente, en cualquier caso, lo veremos en el futuro.

Fuente
NationalGeographic

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: