Ciencia y SaludTecnologia

Existe un vínculo con el uso de medios digitales y el trastorno de atención en adolescentes y niños

El estudio encontró una relación, pero no pudo decir si el uso de teléfonos y computadoras es la verdadera causa

Sin necesidad de realizar estudios profundos y minuciosos, sabemos que niños y adolescentes que pasan mucho tiempo usando medios digitales muestran un aumento en los síntomas del trastorno por déficit de atención e hiperactividad o TDA, según se muestra en un nuevo estudio, lo que no significa que los padres deberían entrar en pánico por los wasaps los hijos durante la cena, simplemente significa que, si su adolescente es un asiduo usuario de medios, tal vez debería conversar sobre por qué les gusta tanto.

El informe presentado, monitoreó los síntomas del TDA en un grupo de casi 2 mil 600 niños y adolescentes, y los estudiantes que usaron múltiples tipos de medios digitales varias veces al día tenían aproximadamente el doble de probabilidades de informar nuevos síntomas de TDA en un período de dos años que sus compañeros de clase menos activos, las conclusiones han vinculado los medios digitales como las redes sociales a los cambios en la salud mental antes, por ejemplo el uso de Facebook, se ha relacionado con caídas en el bienestar , pero es difícil decir cuál es la causa.

Estudios previos sobre la depresión, manifiestan la posibilidad de que las personas deprimidas a las que les resulta difícil socializar están sustituyendo la interacción en línea por la interacción en el mundo real, lo que significa que internet no está causando la depresión en absoluto, el estudio presentado, explica que es posible que los síntomas emergentes del TDA impulsen a los niños a la gratificación instantánea de los medios digitales.

También podría significar que las constantes distracciones de internet dificultan que los individuos aprendan a tener paciencia, controlen los impulsos y a concentrarse, y carecer de esas cosas son características del TDA.

Este estudio no indicó si el uso frecuente de los medios digitales causó los síntomas del TDA o cómo esos síntomas afectaron la vida de los niños y adolescentes, pero es cierto que estos niños usaban medios digitales antes de que comenzaran sus síntomas, según dice Jenny Radesky, profesora asistente de pediatría de la universidad de Michigan, esto «no es un escenario apocalíptico. No debería aumentar el pánico moral sobre la tecnología», Radesky, no participó en el estudio, pero ha manifestado que esta, si es una razón para que los padres hablen con sus hijos sobre sus motivaciones y reacciones al uso de la tecnología.

Michael Rich, director del centro de medios y salud infantil del Children’s Hospital de Boston, que tampoco fue parte del estudio, está de acuerdo con Radesky, «queremos hacer más que solo retorcernos las manos y decir, ¡Oh, oh!, pues ya no son los años 50», dice. «¿Es así como estamos evolucionando como especie? ¿Y esto es algo malo que se está haciendo, o esto va a ser útil para el futuro?

El estudio es el primero en analizar el TDA a largo plazo en el entorno de los medios modernos, donde los teléfonos inteligentes proporcionan distracciones ya sea que queramos o no. Los investigadores dirigidos por Adam Leventhal, profesor de medicina preventiva en la universidad del sur de California, encuestó a estudiantes de segundo año de secundaria en 10 escuelas diferentes en el condado de Los Ángeles, más de 2 mil 800 adolescentes completaron un cuestionario sobre los síntomas del TDA y otro sobre su uso de medios digitales.

La encuesta del TDA les pidió a los estudiantes que evaluaran si se les hacían comunes frases como «Me distraigo fácilmente» o «No escucho cuando se me habla directamente», los estudiantes también completaron una encuesta que calificaba la frecuencia con la que utilizaban 14 tipos diferentes de medios digitales, como consultar sitios de redes sociales, enviar mensajes de texto a sus amigos, ver televisión o películas o jugar juegos de video.

Entre los individuos estudiados se encontraban algunos que ya tenían síntomas significativos de TDA y que fueron eliminados en la primera encuesta, porque los investigadores querían averiguar qué era lo primero, los síntomas del TDA o el uso de medios digitales y los casi 2 mil 600 estudiantes que no tenían síntomas significativos de TDA continuaron y retomaron las mismas encuestas periódicamente durante los siguientes dos años.

El equipo descubrió que casi el 81 por ciento de los estudiantes informaron haber usado al menos una forma de medios digitales varias veces al día y a menudo, redes sociales o WhatsApp, con cada plataforma adicional de medios digitales que los estudiantes reportaron usar con frecuencia, como ver televisión o jugar juegos de video, sus probabilidades de experimentar síntomas de TDA aumentaron significativamente.

Los 495 sujetos de estudio que informaron tener con poca frecuencia, el uso de medios digitales tuvo una probabilidad del 4.6% de informar síntomas de TDA en las encuestas de seguimiento, la probabilidad casi se duplicó al 9.5% para los 114 estudiantes que reportaron uso frecuente de siete de las 14 plataformas de medios digitales y llegó a 10.5% en los 51 estudiantes que dijeron que usaron las 14 plataformas varias veces al día.

Trastornos de Atención o TDA.
No es un escenario apocalíptico, esto no debe aumentar el pánico moral sobre la tecnología, pero es algo que los profesionales de la salud, los científicos y la comunidad en general deben vigilar.

No hay que cambiar la forma o la norma, sólo debes saber qué pasa

Claro está que, existen algunas limitaciones claras para el estudio, porque, por un lado, el uso de los medios digitales y los síntomas del TDA fueron completamente auto informados y las personas pueden ser olvidadizas o reacias a admitir síntomas y comportamientos estigmatizados, por lo que el estudio tampoco investigó qué podría haber detrás del aumento de los síntomas, aunque Leventhal y sus colegas tienen algunas teorías.

Por ejemplo, podría ser que las notificaciones telefónicas pudieran dividir el enfoque de los niños y dificultar aún más el desarrollo de las habilidades que necesitan para concentrarse, lo que provocaría un aumento en los síntomas del TDA y también cabe la posibilidad que el entretenimiento y la estimulación social a solo unos clics de distancia podrían habituar a los niños a la gratificación instantánea, lo que hace más difícil aprender a ser paciente.

Como conclusión se ha establecido que la relación podría funcionar de otra manera, tal vez el TDA temprano llevó a algunos de los adolescentes a la distracción en línea, pero los estudiantes que reportaron síntomas más fuertes de TDA no terminaron usando más los medios, dice el estudio, lo que es un golpe para esa teoría; Aunque de la misma manera es posible que algo más impulse a los adolescentes a los medios digitales e interfiera con su capacidad de concentración. «Los temas más importantes son la pobreza o el estrés psicosocial o la disfunción familiar. Todos ellos se correlacionan con el uso desproporcionados de los medios digitales, y todos se correlacionan con problemas de atención «, dice Radesky, que escribió el editorial que acompaña al estudio.

Entonces, como padre, podría tener sentido hablar con su hijo si está preocupado, eso le dará más información directa sobre cuánto tiempo están gastando en medios digitales y la razón por lo que lo hace, el mismo Radesky sugirió que los padres que quieran descubrir cómo tener esa conversación deberían echar un vistazo a “Common Sense Media”, que ella usó para dar consejos sobre cómo hablarles a los adolescentes sobre el uso saludable de las redes sociales.

La investigación es aún muy temprana, dice Leventhal, pero con los medios digitales que continúan avanzando, «creo que es algo que los profesionales de la salud, los científicos y la comunidad en general deben vigilar», por lo que Radesky afirma que es fundamental no sentirse abrumado por los resultados, no se debe pensar que estamos arruinando el futuro de los niños o cambiando fundamentalmente sus habilidades para tener éxito en la escuela», «Hay tantos momentos de enseñanza en el uso de la tecnología porque nadie sabe cuál es la mejor manera de hacerlo. Todos lo estamos probando a diario», concluye.

Fuente
JAMA Network

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: