EconomiaEuropa

Europa enfrenta recesión de alimentos

La crisis energética se extiende a Europa y la recesión llega a los alimentos, al combustible estrangulando a las personas

Los precios excesivamente altos de la energía en Europa están elevando los precios de todo para lo que se utiliza la energía, incluidos los alimentos. Esta tendencia se encuentra alimentando una mayor inflación y desencadenando la recesión en Europa.

En un informe de Bloomberg, se señala que la inflación ya supera el 13% en el Reino Unido. Esto está dejando a un tercio de los hogares en medio de una recesión brutal de alimentos. Dado que tienen que gastar más del 10 por ciento de sus ingresos en energía.

En Europa continental, las cosas no son muy diferentes, ya que los precios de la gasolina rompen récord tras récord, lo que afecta directamente al transporte de alimentos, encareciéndolos a niveles prohibitivos. Mientras, los precios del gas doméstico, enfilan más al alza que, a la estabilización, mientras el continente se prepara para el otoño.

«Ya sea tostar café o hacer azúcar a partir de remolacha, las compañías hasta ahora solo están hablando del aumento de las materias primas», indicó Kona Haque, jefe de investigación de la firma de productos básicos ED&F Man.

«Creo que lo peor aún está por venir a medida que aumentan los precios de la energía. Este invierno cambiará las reglas del juego y los costos de procesamiento de alimentos probablemente aumentarán», especificó Haque.

Crisis de Alimentos en Europa.
Los precios excesivamente altos de la energía están empujando al alza los precios de los alimentos en toda Europa.

La recesión llega a Europa, mientras los altos precios de la energía y la crisis de suministro de alimentos aumentan

«Ahora estamos más allá de los límites de la asequibilidad para muchos usuarios industriales, y podríamos ver que las alarmas de recesión se disparen pronto», indicó también, el analista senior de Rystad Energy, Kaushal Ramesh. Mientras, el último aumento de precios en el gas natural atacó, luego de que Rusia redujera los flujos a través del gasoducto Nord Stream 1 al 20 por ciento.

De hecho, el informe de Bloomberg señala que los precios excesivos de la energía, ya están obligando a algunos productores de aceite vegetal a reubicar su producción fuera de Europa. Mientras, se producen menos ultra procesados y se buscan alternativas, con menores costos de energía.

Todo podría empeorar para los precios de los alimentos. Mientras, Europa tiene que recurrir al racionamiento de energía en caso de escasez de gas natural y electricidad en el invierno. Según Bloomberg, muchas fábricas de alimentos pueden tener que cerrarse ya que los gobiernos priorizan la seguridad energética de los hogares.

La crisis del precio de los suministros podría ser especialmente dolorosa para muchos europeos, a quienes los servicios públicos de agua les informaron este mes que deben cambiar de duchas a limpiarse con toallas húmedas para ahorrar agua.

Se sabe, que el agua que se almacena en los embalses continuará reduciéndose, por lo que, si no recibimos precipitaciones alrededor o por encima del promedio en los próximos meses. Esto, aumentará la presión sobre los recursos. De hecho, puede resultar en la necesidad de más medidas de ahorro de agua, incluidas las restricciones.

Fuente
InfoBaeBloombergCincoDias

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: