AméricaEE.UU.EuropaInternacionalesPolíticaSucesosSudaméricaVenezuela

España “condenará rotundamente” una intervención

El canciller ibérico señala su país que no apoyará el uso de la fuerza contra Maduro

España ha advertido que no apoyará ninguna intervención militar en Venezuela después de líder de la oposición del país sudamericano, Juan Guaidó, instó a otras naciones a considerar «todas las opciones» para sacar al presidente, Nicolás Maduro del gobierno.

Guaidó obedece al cumplimiento del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence desde Colombia, en medio de la continua especulación sobre que la administración de Trump podría usar la fuerza para derrocar a Maduro a través de la intervención militar.

Los sucesos violentos del sábado, en los que simpatizantes de la oposición y otros colombianos pasaron horas tratando de romper el bloqueo en la frontera, son un punto de inflexión, puesto que el ejército venezolano está en la obligación y el deber de detener cualquier intento de forzar la frontera, como sucede en cualquier país.

Sin embargo, el gobierno de España se pronunció deliberadamente contra cualquier uso de fuerza extranjera, «no todas las opciones están sobre la mesa», afirmó el ministro de relaciones exteriores del país, Josep Borrell, a la Agencia Española de noticias Efe el domingo.

«Claramente hemos advirtió que no apoyaríamos y condenaríamos enérgicamente, cualquier intervención militar extranjera, que es algo que esperamos no ocurra.»

El canciller de España, a hecho repetidas llamadas para nuevas elecciones en el país sudamericano y ha sido quien ha encabezado la solicitud a la unión europea sobre el reconocimiento de un presidente interino.

España en Desacuerdo.
En las imágenes se muestra a colectivos que desde Colombia arremeten a disparos, bombas incendiarias y objetos contundentes en un intento de romper la frontera venezolana.

Aunque la relación no ha sido buena, España no apoyará el uso de la fuerza en Venezuela

«la solución en Venezuela sólo puede ser alcanzada a través de una salida democrática aprobada por los venezolanos y la convocatoria de las elecciones presidenciales», añadió Borrell.

El primer ministro de España, Pedro Sánchez, fue uno de los primeros líderes europeos que reconoció a Guaidó a principios de febrero, Sánchez indicó que había lazos profundos que había obligado de España con América Latina y se comprometió a trabajar para ayudar a «llevar la libertad, prosperidad y armonía a todos los venezolanos».

La decisión de reconocer Guaidó incitó al gobierno venezolanos de Maduro, a acusar y señalar a la antigua potencia colonial y acusó a Sánchez de ser un cobarde y un títere de Estados Unidos.

Transmisión en Vivo de TeleCúcuta en Colombia.

Las relaciones entre los dos países han sido tensas desde el 2007, cuando el rey Juan Carlos, se opuso a la conducta del entonces presidente venezolano, Hugo Chávez, en una cumbre, diciéndole: «¿por qué no te callas?».

En enero el año pasado, el gobierno de Maduro expulsó al embajador de España en Venezuela, lo que impulsó a Madrid a designar al embajador venezolano en España como persona non grata, el presidente venezolano afirmó que España fue dirigido por una «élite, una oligarquía colonial racista» y se había metido varias veces en los asuntos de su país, los dos países acordaron normalizar sus relaciones diplomáticas después de tres meses.

El secretario general, António Guterres, deplora los asesinatos del fin de semana, pidiendo el cese de la violencia y «evitar a cualquier costo y que el uso de la fuerza letal no debe ser utilizado en cualquier circunstancia», instó a «todos los actores para reducir las tensiones y llevar a cabo todos los esfuerzos para prevenir la escalada».

Sus comentarios se hicieron eco de Michelle Bachelet, el jefe de la oficina de derechos humanos de la ONU, «han disparado y matado personas, según informes, otros han recibido heridas de las que nunca se recuperarán totalmente… Son escenas lamentables, el gobierno venezolano debe detener el uso de la fuerza excesiva contra manifestantes desarmados y ciudadanos».

Mientras que medios colombianos mostraron a individuos en Cúcuta, que, portando armas de fuego, preparaban bombas incendiarias, para reiniciar las arremetidas contra el punto de control venezolano, que ahora es custodiado, no sólo por la policía de fronteras, sino también por la Guardia Nacional y el ejército.

Fuente
CBSElPais

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: