CuriosidadesInternacionales

El galeón San José es el santo grial español de los naufragios

Fue hundido por corsarios británicos en 1708 en las costas de Cartagena de Indias

El hallazgo de uno de los naufragios más importantes del mundo fue realizado por el WHOI, Institución Oceanográfica Woods Hole que mostrado imágenes del descubrimiento que afirman el hallazgo en la costa caribeña del que se ha considerado el santo grial de los naufragios, el galeón español San José, el hallazgo implica un botín de miles de millones de dólares en plata, oro y artefactos precolombinos saqueados en toda américa.

El galeón ha estado perdido por más de más de 300 años y parecía esconderse de los cazatesoros y científicos, el ya legendario navío, fue hundido a comienzos del siglo XVIII frente a Cartagena de Indias durante una escaramuza con piratas, ha reaparecido ayer de las fotografías de investigadores tras varios años de investigación arqueológica.

Aunque el descubrimiento fue realizado en 2015, la WHOI ha obtenido recientemente la autorización del MAC, Maritime Archeology Consultants y el gobierno colombiano para dar a conocer los detalles de esta y la forma de del hallazgo.


El presidente neogranadino Juan Manuel Santos, ha afirmado que, «sin lugar a ningún tipo de duda, hemos encontrado 307 años después de su hundimiento el galeón San José», en una ceremonia en el que presentó algunas de las imágenes del naufragio tomadas por los equipos científicos.

Galeón San José.
Santos, “En las labores de investigación fueron necesarios estudios cartográficos, meteorológicos e históricos, desconocidos en Colombia».

La ubicación del Galeón San José había sido un gran misterio durante décadas

Por el momento, se ha confirmado que se trata del pecio ibérico, por la forma y estructura e los cañones encontrados en el yacimiento que par los investigadores no dejan lugar a dudas, los obuses de bronce sobre la cubierta casi desaparecida del San José muestran se corresponde con ese buque, hundido por corsarios ingleses en 1708, con un gran cargamento de oro y plata en sus bodegas.

El naufragio se localizó a más de 600 metros de profundidad, la búsqueda iniciada por el MAC y permitida por el Ministerio de Cultura de Colombia, ha sido supervisada por el Instituto Colombiano de Antropología e Historia, ICANH y la Dirección General Marítima DIMAR.


Roger Dooley, arqueólogo jefe del MAC, ha declarado que, «Para garantizar una búsqueda exitosa, contratamos los servicios de la Institución Oceanográfica Woods Hole, que cuenta con una amplia y reconocida experiencia en la exploración de aguas profundas», Dooley afirmó que, «Esta asociación ha sido la clave para el descubrimiento del San José», comentó.

Gracias a la colaboración del WHOI y su vehículo submarino el REMUS 6000, se ha logrado el descubrimiento, sin duda el organismo ha jugado un rol fundamental en la búsqueda y en el encuentro del lugar de quietud del galeón San José, que durante siglos había sido un gran enigma entre los arqueólogos, historiadores, gobiernos y cazadores de tesoros marinos durante décadas.

Utilizando el sumergible en una vasta área frente a la costa de la península de Barú, de Colombia, «el REMUS 6000 fue la herramienta ideal para el trabajo, ya que es capaz de llevar a cabo misiones de larga duración en amplias áreas», ha afirmado el ingeniero y líder de la expedición, Mike Purcell de WHOI.


«El pecio estaba parcialmente cubierto de sedimentos, pero con las imágenes de la cámara de las misiones de menor altitud, pudimos ver nuevos detalles en los restos y la resolución fue lo suficientemente buena como para distinguir el grabado decorativo de los cañones», explica Purcell. «El arqueólogo marino de MAC, Roger Dooley, interpretó las imágenes y confirmó que finalmente se había encontrado el San José», siendo que la identificación del pecio es vital, antes de realizar la solicitud para rescatar objetos del naufragio, el REMUS descendió a solo 10 metros sobre el yacimiento, desde donde tomó imagenes de una característica clave distintiva de los cañones del San José. Misiones subsiguientes en altitudes más bajas mostraron delfines grabados en estos cañones de bronce únicos.

Fuente
El Progreso

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: