AméricaArte y EspectáculoAsiaCiencia y SaludCuriosidadesEE.UU.EuropaGenteInternacionalesReligiónSucesos

¿Crees en fantasmas?

Contar cuentos de demonios y espectros como persuasión

El día de muertos y Halloween son momentos en que los fantasmas, calaveras y decoraciones espeluznantes están en exhibición pública, recordándonos el reino de los muertos, los fantasmas y no vivientes, pero, fantasmas, espectros, hombres lobos y zombis ¿pueden también instruir en lecciones importantes sobre cómo llevar una vida moral?

Los orígenes del Halloween moderno se remontan a Samhain, una celebración celta para el comienzo de la mitad oscura del año, cuando, según se creía, el reino entre los vivos y los muertos se superponía y los fantasmas podían encontrarse comúnmente, en el 601 después de Cristo, para ayudarlo a convertir el norte de Europa al cristianismo, el papa Gregorio I ordenó a los misioneros no para detener las celebraciones paganas, sino para cristianizarlas.

En consecuencia, con el tiempo, las celebraciones de Samhain se convirtieron en el día de todos los muertos y el día de todos los santos, cuando hablar con los muertos se consideraba religiosamente apropiado, All Saint’s Day también se conoció como All Hallow’s Day y la noche anterior se convirtió en All Hallow’s Evening, o Hallowe’en.

Con el paso de los años y hasta de los siglos, no solo continuaron las creencias paganas en torno a los espíritus de los muertos, sino que también se convirtieron en parte de muchas de las prácticas de la iglesia primitiva.

El mismo papa Gregorio I, sugirió que las personas que vieran espectros deberían decir misas por ellos, los muertos, en este punto de vista, pueden requerir la ayuda de los vivos para hacer su viaje hacia el cielo y durante la edad media, las creencias sobre las almas atrapadas en el purgatorio llevaron a la práctica creciente de la iglesia de vender indulgencias: pagos a la iglesia para reducir las penas por los pecados, la creencia generalizada en los fantasmas convirtió la venta de indulgencias en una práctica lucrativa para la iglesia.

Fueron esas creencias las que contribuyeron a la reforma protestante, la división del cristianismo en el protestantismo y el catolicismo liderado por el teólogo alemán Martín Lutero, de hecho, las 95 tesis de Lutero, clavadas en la iglesia de todos los santos en Wittenberg el 31 de octubre de 1517, fueron en gran parte una protesta contra la venta de indulgencias, posteriormente, los fantasmas se identificaron con las «supersticiones católicas» en los países protestantes.

Sin embargo, los debates continuaron sobre la existencia de espíritus y la gente recurrió cada vez más a la ciencia para tratar el tema y en el siglo XIX, el espiritismo, un nuevo movimiento que afirmaba que los muertos podían conversar con los vivos, se estaba convirtiendo en una práctica generalizada, y presentaba técnicas populares como sesiones, la tabla de ouija, fotografía de espíritus, psicofonías y similares.

Aunque el espiritismo se fue desvaneciendo en importancia cultural después de la primera guerra mundial, muchos de sus enfoques pueden verse en los «cazadores de fantasmas» de hoy en día, quienes a menudo buscan probar la existencia de fantasmas utilizando técnicas científicas, estas creencias no son solo parte del mundo cristiano y la mayoría, aunque no todas, las sociedades tienen un concepto de «fantasmas», en Taiwán, por ejemplo, alrededor del  90% de las personas reportan haber visto fantasmas.

Fantasmas y Espectros.
Los fantasmas revelan el lado oscuro de la ética, sus avistamientos a menudo son un recordatorio de que la ética y la moralidad trascienden nuestras vidas y que los lapsos éticos pueden llevar una pesada carga espiritual.

Una creencia que no es exclusivamente cristiana

Junto con muchos países asiáticos, como Japón, Corea, China y Vietnam, Taiwán celebra el mes de los fantasmas, que incluye un día central del fantasma, cuando se cree que los fantasmas vagan libremente por el mundo de los vivos, estos festivales y creencias a menudo están vinculados a la historia budista del Sutra de Urabon, donde Buda instruye a un joven sacerdote sobre cómo ayudar a su madre, a quien ve sufrir como un «fantasma hambriento».

Como en muchas tradiciones, los fantasmas taiwaneses son vistos como «amistosos» o «hostiles», los fantasmas amistosos son comúnmente ancestrales o familiares y son bienvenidos en el hogar durante el festival de fantasmas, los fantasmas hostiles son aquellos que están enojados o hambrientos y persiguen a los vivos.

Un experto en mitología en la universidad del Sur de California, que ha estudiado y enseñado historias de fantasmas durante muchos años, y ha descubierto que los fantasmas generalmente «persiguen» por buenas razones, estos pueden ir desde asesinatos sin resolver, falta de funerales adecuados, suicidios forzados, tragedias evitables y otros fracasos éticos.

En este sentido, los fantasmas a menudo buscan justicia desde más allá de la tumba, podrían hacer tales demandas de los individuos, o de las sociedades en su conjunto, por ejemplo, en los Estados Unidos, se han reportado avistamientos de esclavos afroamericanos y nativos americanos asesinados, la académica Elizabeth Tucker, de la universidad estatal de Binghamton de Nueva York, detalla muchos de estos  avistamientos reportados en los campus universitarios, a menudo relacionados con aspectos sórdidos del pasado del campus.

Sin embargo, las historias de fantasmas también son esperanzadoras, al sugerir una vida después de la muerte, ofrecen la oportunidad de estar en contacto con aquellos que han pasado y, por lo tanto, una oportunidad de redención, una forma de expiar los errores del pasado, este Halloween, junto con los gritos y las trampas, es posible que desee tomarse unos minutos para apreciar el papel de los fantasmas en nuestros pasados ​​embrujados y cómo nos guían para llevar vidas morales y éticas.

Fuente
NaturalHistoryMagLiteraryLondonLOC

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: