AméricaCentroaméricaCorrupciónEE.UU.GuatemalaHondurasInternacionalesPolíticaSucesos

Caravana de migrantes hondureños no teme a Trump

La caravana salió de San Pedro Sula el viernes después de las amenazas de Mike Pence

El grupo de más de 1 mil 600 migrantes hondureños que intentan llegar a la frontera de los EE.UU. bajo amenazas, se han cruzado con Guatemala, a pesar de las advertencias de que serían rechazados en la frontera norteamericana, cantando el himno nacional hondureño, rezando y coreando, «Sí, podemos», el grupo, que dice que están huyendo de la violencia y la pobreza, cruzó la frontera guatemalteca el lunes por la tarde y se dirigió a la ciudad de Esquipulas.

«No somos delincuentes, somos migrantes», afirma Keilin Umana, una enfermera embarazada que hablo con los medios, que había huido de su casa después de recibir amenazas de muerte de miembros de pandillas; los hondureños hombres, mujeres y niños comenzaron una caravana que salió desde San Pedro Sula, en el norte de Honduras, con la idea de llegar a Estados Unidos, incluso a Canadá, aduciendo razones de seguridad y la busca de mejores condiciones de vida.

La caravana de migrantes partió de la ciudad de San Pedro Sula el viernes, un día después de que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, instó a los presidentes de Honduras, El Salvador y Guatemala a persuadir a sus ciudadanos para que se queden en casa, «dígale a su gente: no ponga a sus familias en riesgo al tomar el peligroso viaje hacia el norte para intentar ingresar ilegalmente a los Estados Unidos», afirmó Pence en un evento de seguridad regional en Washington DC.

Amenazas contra la Gran Caravana.
En las últimas horas, unas 1 mil 600 personas, incluyendo menores de edad, pasaron el punto fronterizo de Agua Caliente en Guatemala y se dirigieron hacia otra ciudad guatemalteca, Esquipulas, donde pasaron la noche para continuar hoy su viaje.

Adelante a pesar de las amenazas de Trump

El presidente Donald Trump amenazó el martes con retirar “de inmediato” los fondos de ayuda que su país proporciona a Honduras si una caravana de migrantes hondureños que salió el sábado rumbo a Estados Unidos no se detiene antes de llegar a territorio estadounidense, “¡EE.UU., ha informado firmemente al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, que si la gran caravana de personas que se dirige a EE.UU. no se detiene y regresa a Honduras, no se dará más dinero ni ayuda a Honduras, con efecto inmediato!”, advirtió Trump en su cuenta oficial de Twitter.

El gobierno guatemalteco, que está buscando el apoyo de Estados Unidos en su controvertido intento de cerrar la fuerza de lucha contra el crimen respaldada por la ONU que investiga al presidente y sus aliados cercanos por la corrupción, prometió cumplir con las demandas de Pence y detener la migración masiva, en una declaración, el instituto de migración, IGM, del país condenó a la caravana de migrantes por ilegal y se comprometió a impedir que los migrantes crucen la frontera.

«Guatemala no promueve ni respalda la migración irregular en ninguna forma, por lo tanto, rechaza los movimientos organizados para fines ilegales que distorsionan los derechos humanos, como la migración, para su propio fin», unos 100 policías guatemaltecos se encontraron con la caravana en la frontera, pero después de un tenso enfrentamiento de aproximadamente dos horas, los migrantes comenzaron a caminar nuevamente.

La caravana de migrantes ha aumentado de 160 a 1 mil 600 desde que partió la semana pasada de San Pedro Sula, que se ha convertido en una de las ciudades más peligrosas del mundo gracias a una combinación tóxica de pandillas y violencia patrocinada por el estado, la corrupción y la impunidad, Jari Dixon, un congresista hondureño, tuiteó: «No están buscando el sueño americano, están huyendo de la pesadilla hondureña».

El grupo incluye a docenas de familias con bebés y niños que esperan que viajar en números reduzca el riesgo que representan las bandas criminales que se aprovechan de los migrantes vulnerables. El paso por México es uno de los corredores de migración más peligrosos del mundo.

Esta es la segunda caravana de migrantes centroamericanos de este año, en abril, Donald Trump amenazó con recortar la ayuda externa luego de que cientos de personas, principalmente hondureños, solicitaron asilo en los Estados Unidos, y desde entonces, miles de niños centroamericanos han sido separados de sus padres en la frontera norteamericana como parte de una represión contra la inmigración.

Pero la violencia desenfrenada y la pobreza en Centroamérica continúan obligando a las personas a abandonar sus hogares en busca de seguridad y empleo, Honduras sigue siendo uno de los países más peligrosos del mundo, a pesar de las cifras oficiales que afirman una caída sin precedentes en las tasas de homicidios, dos tercios de los hondureños viven en la pobreza, y las remesas representan una quinta parte del PIB del país.

Fuente
ElNuevoHerald

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: