EconomiaEE.UU.Política

Biden propone detener impuestos al combustible

El presidente pide dar «vacaciones» de tres meses de impuestos federales a la gasolina

El presidente Joe Biden pidió al congreso norteamericano, suspender los impuestos federales a la gasolina y al diésel durante tres meses. Una medida destinada a aliviar las presiones financieras en el surtidor que también revela la toxicidad política de los altos precios de la gasolina en un año electoral.

El demócrata también está pidiendo a los estados que suspendan sus propios impuestos a la gasolina. Para que proporcionen un alivio similar, indicó la Casa Blanca.

Al anunciar la medida de impuestos, la Casa Blanca señaló: «El precio de la gasolina aumentó dramáticamente en todo el mundo, y en casi 2 dólares por galón en Estados Unidos, desde que Putin comenzó a acumular tropas en la frontera de Ucrania».

En cuestión están los impuestos federales de 18.4 centavos por galón sobre la gasolina. Además del impuesto federal de 24.4 centavos por galón sobre el combustible diésel.

Si los ahorros de gasolina se transfirieran completamente a los consumidores, las personas ahorrarían aproximadamente un 3.6% en la bomba. Para lograr, precios promedio de alrededor de 5 dólares por galón en todo el país.

Detener los Impuestos.
Hasta ahora, Biden hiso una liberación de petróleo de la reserva estratégica de Estados Unidos y una mayor mezcla de etanol este verano, los impuestos son un trapo rojo.

Hasta ahora, Biden hiso una liberación de petróleo de la reserva estratégica, los impuestos son un trapo rojo

En consecuencia, economistas y legisladores de ambos partidos ven la idea de la moratoria del gravamen a la gasolina con mucho escepticismo.

Barack Obama, durante la campaña presidencial de 2008, calificó la idea como un «truco» que permitió a los políticos «decir que hicieron algo». También advirtió que las compañías petroleras podrían compensar el alivio fiscal aumentando sus precios.

Los altos precios de la gasolina representan una amenaza fundamental para las ambiciones electorales y políticas de Biden.

El mal manejo de la crisis, logró, que la confianza en la economía se desplome a mínimos. Lo que es, un mal augurio para defender el control demócrata de la cámara de representantes y el senado en noviembre.

Sus esfuerzos anteriores para reducir los precios de la gasolina, hacen poco para producir ahorros en la bomba. Un riesgo que se traslada a la idea de una moratoria del canon a la gasolina.

«Si te das cuenta, hasta que los precios de la gasolina comenzaron a subir», indicó Biden, «las cosas eran mucho más optimistas».

El presidente puede hacer muy poco para fijar los precios que establecen los mercados globales. Incluidas las empresas o la demanda de los consumidores, mientras se eternice la invasión rusa de Ucrania.

El problema subyacente es la escasez de petróleo y refinerías que producen gas. Un desafío que una moratoria fiscal no necesariamente puede solucionar.

Los legisladores republicanos culpan más al presidente. Indican, que creó un ambiente hostil para los productores nacionales de petróleo. Lo que provocó que su producción se mantuviera por debajo de los niveles previos a la pandemia.

Fuente
TeleMundoElPaisFrance24

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: