AméricaInternacionalesPolíticaSudaméricaVenezuela

Bachelet le deja tarea a maduro

La alta comisionada pidió sean liberados los opositores encarcelados

Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, realizó comentarios al final de su visita de tres días, cumplida a invitación del presidente Nicolás Maduro; Bachelet pidió a Venezuela que libere a los disidentes encarcelados el viernes, pero también recalcó que el país enfrenta una situación humanitaria «grave».

Sus comentarios se produjeron al final de una visita de tres días al país por invitación del asediado presidente Nicolas Maduro, quien se ha enfrentado a acusaciones de represión de opositores políticos en medio de una hiperinflación desenfrenada y escasez de bienes básicos.

«Pido a las autoridades que pongan en libertad a todos los que están detenidos o privados de libertad por ejercer sus derechos civiles de manera pacífica», comentó Bachelet, refiriéndose a los cientos de opositores al gobierno de Maduro que se encuentran actualmente encarcelados.

La jefe de derechos de la ONU se reunió con familiares de estos detenidos, muchos de los cuales están acusados ​​de «conspiración» para derrocar al gobierno, habló también con familiares de personas que murieron durante las protestas contra Maduro en 2017.

Los grupos de derechos humanos presionaron a Bachelet para que plantee el tema de las 715 personas que, según dicen, han sido encarceladas por motivos políticos y no por delitos contra las personas y los bienes como afirma el gobierno de Maduro.

Maduro, en tanto, afirmó que respetaría las recomendaciones hechas por Bachelet, «Hemos dado un primer paso hacia una relación más fluida y más cooperativa sobre los derechos humanos del pueblo venezolano», indicó Maduro, quien agradeció a Bachelet por haber respondido a la invitación del gobierno bolivariano.

«Le dije que podía contar conmigo, como presidente, para tomar en serio sus sugerencias, sus recomendaciones y sus propuestas», explicó Maduro, y agregó que las personas acusadas de abusos contra los derechos humanos serían procesadas.

Bachelet también refirió que había designado delegados para permanecer en el país con el mandato de «brindar asistencia y asesoramiento técnico, pero también, muy importante, continuar monitoreando la situación de los derechos humanos en toda Venezuela».

Michel Bachelet visita Venezuela.
Bachelet, «me preocupa que las sanciones impuestas… están exacerbando la crisis económica», en alusión a las medidas de presión impuestas por norteamérica y la comunidad europea, contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Bachelet, jefa de derechos de la ONU condena represión contra Venezuela y critica sanciones

La visita del alto comisionado se produjo en medio de la actual crisis económica y política del país que, según la ONU, ha provocado que huyan unos cuatro millones de venezolanos desde 2015 en medio del colapso de los servicios gubernamentales y la escasez de alimentos.

Bachelet ha criticado previamente la respuesta del gobierno a la crisis y pidió a Caracas que respete «el derecho fundamental de todos a la reunión pacífica y la libertad de expresión».

Sin embargo, fue el gobierno de Maduro quien la invitó a Venezuela, diciendo que la visita sería una oportunidad para demostrar su adhesión a los derechos humanos y las «repercusiones negativas» de las sanciones que le impiden vender su petróleo.

«Uno de los principales problemas en Venezuela tiene que ver con los relacionados con los derechos humanos», explicó Ronal Rodríguez, profesor e investigador del grupo de expertos del observatorio venezolano en la universidad de El Rosario, «el hecho de que la alta comisionada haya visitado el país es importante, especialmente porque, en los últimos años, el gobierno ha ignorado el deterioro del asunto».

Se espera que Bachelet presente un informe al consejo de derechos humanos de la ONU el próximo mes, la ex presidente chilena también ha criticado las sanciones impuestas por el presidente Donald Trump contra Maduro, expresando preocupación porque las restricciones al comercio con Venezuela podrían tener repercusiones negativas para la población en general en un país donde el 96% del presupuesto se basa en el petróleo.

Durante su visita, Bachelet también se reunió con el líder opositor Juan Guaidó, quien es distinguido como presidente interino de Venezuela por Estados Unidos y 50 países más, en este sentido, le pidió un diálogo relajado entre el gobierno y la oposición de Guaidó y habló en apoyo de los esfuerzos de Noruega para negociar conversaciones.

Según ha comentado la jefa de derechos humanos, «el destino de más de 30 millones de venezolanos reside en la voluntad y la capacidad de sus líderes para colocar los derechos humanos de las personas por encima de cualquier ambición política o ideológica personal», afirmó Bachelet.

«Entiendo que algunos son escépticos de que este tipo de negociaciones darán frutos, pero la grave situación en el país exige que los líderes lo intenten», agregó, analistas explican que abrir espacios para las negociaciones es crucial para el futuro del país.

«Desde hace un año, la situación económica y política en Venezuela se ha deteriorado gravemente», expuso José Meza, analista y periodista venezolano, «necesitamos una solución política y, con nuestros políticos actuales, esto se está volviendo cada vez más difícil, es importante abrir más espacios para las negociaciones, la radicalización no traerá una solución a la crisis actual», agregó.

Fuente
NTN24ElNuevoHerald

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Translate »
error: