EuropaInternacionalesPolíticaSucesos

Arkady Babchenko, el periodista ruso que volvió de la muerte

El periodista que fingió su asesinato es un conocido crítico del gobierno de Putin autoexiliado en 2017 ha recibido muchas amenazas de muerte

Iván Yakovina, compañero del periodista teóricamente asesinado, ha comentado a los medios, «fue como si estuviera viendo una película de zombis», cuando vio a Arkady Babchenko «regresar de la muerte» un día después de que se informara que había sido ajusticiado en un falso complot organizado desde Moscú, Entre risa e indignación, las autoridades de Ucrania, han sido duramente cuestionado por haber fingido la muerte del reportero y por inculpar abiertamente a Rusia del hecho, pues aún no han tomado posición sobre el engaño y sobre el propósito y justificación del fraude, así como de los perjuicios subsiguientes que se surjan del hecho.

A pesar de que órganos de seguridad ucranianos alardean de haber ejecutado un operativo «brillante», implicados del mismo hecho en sí, aún no advierte del descredito y del daño que se ha formado en la credibilidad del periodismo y del gobierno de Ucrania y sobre todo por el hecho de haber inculpado, a priori, a Rusia, generando una matriz de opinión contraria y negativa, en momentos en que las relaciones entre ambos países no se encuentran en los mejores términos.

La mayoría de los entendidos, han afirmado que el falso suceso, fue un desesperado intento de propaganda para enaltecer la impopular imagen de presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, que definitivamente y como se ha visto en las redes sociales e informativas, le ha jugado en contra y que sólo a beneficiado al Vladimir Putin, que podrá ostentar desde este momento, suficientes evidencias, con las que condenar, lo que el mismo a denominado como “histeria anti-rusa” en la opinión pública internacional.

Arkady Babchenko, El resucitado.
Órganos de seguridad de Ucrania realizó el martes, un despliegue en la casa donde supuestamente habría sido asesinado Arkady Babchenko.

Declaraciones del resucitado reportero Babchenko

El Hecho:

El martes pasado, la esposa de Arkady Babchenko, notificó haber encontrado a su esposo tendido frente a la entrada de su apartamento con heridas de bala en la espalda, Babchenko, refirió que el gobierno, envió a su casa a un maquillador de artistas y que le habrían dado una camiseta con agujeros de bala y lo rociaron con sangre de cerdo.

Luego de la aparición de los órganos de rescate y de seguridad, Babchenko fue llevado de urgencia en ambulancia, que lo dieron por muerto, que estaba también en el complot, y que, al llegar al tanatorio, «resucitó», se lavó y se vistió. «Luego miré las noticias y vi qué gran tipo era yo».

El Engaño:

Babchenko es un conocido crítico de Moscú y del gobierno de Putin y ha estado en cobertura de sucesos como las protestas de Maidan, en Kiev, en 2014, donde se buscaban mayor acercamiento de Ucrania con Europa. Por tales motivos, se autoexilio en Ucrania en 2017 después de recibir amenazas de muerte y continuó denunciado que su vida corría peligro.

Inmediatamente, todos los canales y medios informativos acusaron al gobierno de Moscú, como el organizador del atentado, durante todo el día de ayer especialistas en criminología y analistas de política y diplomacia, dispararon contra el presidente Putin y su gobierno, acusaciones y amenazas, comparando el hecho al caso Skripal, y como las mentiras tienen los pies cortos, en un sorprendente giro de la trama, Arkady Babchenko reapareció sin un rasguño en una rueda de prensa desde Kiev.

El Culpable:

Vasyl Hrytsak, director del servicio de seguridad de Ucrania, SBU, afirmó a los medios, que se habían coordinado una compleja operación encubierta, al mejor estilo de Hollywood, para arrestar a imaginarios asesinos a sueldo aparentemente pagados por las fuerzas rusas, a esta afirmación Babchenko dijo haber sido informado un mes atrás de que había un plan para matarlo y decidió colaborar con el operativo.

La trama presentada por Hrytsak, asevera que fuerzas de seguridad rusas, habrían contratado a un ucraniano para reclutar asesinos y que el supuesto agente encubierto estaría ofreciendo 30 mil dólares a algunos amigos, que finalmente le habrían revelado la intriga al servicio de seguridad de Ucrania.

Según el SBU, lograron infiltrar a uno de sus agentes dentro del equipo de asesinos con la idea de que fuera él quien «asesinara» al periodista para luego recolectar el pago, descubriendo así quién estaba detrás. Los funcionarios ucranianos declararon la operación como un «éxito» que resultó en el arresto del contratante y dicen que han recopilado, pruebas y evidencia.

Esta trama que ya hemos visto en alguna película de acción fue revelada por, Iván Yakovina, «Fue la única manera de sacar a la luz el (supuesto) plan ruso», el otro periodista colega de Babchenko, que también está autoexiliado en Ucrania.

Yakovina, ha señalado que la operación coincide mucho con el estilo de Babchenko, “que le gustan las situaciones y las acciones truculentas», aunque puede ser posible que se viera obligado a seguir las órdenes de Kiev, no obstante, ha reconocido que la reputación de su compañero ha quedado dañada.

Arkady Babchenko, El resucitado.
Babchenko, “Me gustaría disculparme por todo lo que habéis tenido que pasar”.

Los daños colaterales:

Pese a todas las justificaciones, que el gobierno ucraniano ha tratado de confrontar, ha quedado de manifiesto que no es posible creer en el gobierno de Ucrania, ni en informaciones que provengan de fuentes gubernamentales y hasta de los medios que radican en el país de europa del este, en este sentido Harlen Desir, funcionario de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, OSCE, ha acusado a Ucrania de dar a conocer «información falsa».

Desir, ha deplorado «la decisión de propagar información falsa con la vida de un periodista», y ha añadido, que «Es el deber del Estado de proveer la información correcta al público».

Pero la consecuencia más directa del caso es que este montaje, le ha dado oportunidad a Rusia a desmarcarse de casos como el de Babchenko y por añadidura, pone en entredicho la veracidad que ha enarbolado el Reino Unido con referencia al, ahora supuesto, envenenamiento en del exagente ruso Sergei Skripal y su hija Yulia.

Está claro que existe un complot, pero no del gobierno ruso, «Están diciendo que es un intento concertado entre Occidente y sus aliados ucranianos para desacreditar a Rusia», explico la periodista Misha Glenny y ha añadido que, «El resultado final es un caos en el que nadie sabe lo que es verdad y lo que no lo es», concluyó.

Fuente
Reuters

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: