EE.UU.Tecnologia

Apple y Samsung resuelven siete años de querellas

La discordia entre las dos gigantes tecnológicas ha terminado y nadie ha ganado

La más grande batalla de patentes que el mundo de la tecnología moderna a presenciado, finalmente ha llegado a su fin luego de siete años, Apple y Samsung lograron resolver una disputa sobre patentes por imputaciones de la compañía de Cupertino en contra empresa coreana de haber violado sus licencias al copiar “servilmente” el diseño de su revolucionario iPhone.

Es por todos sabido que, la llamada guerra de smartphone a incluido a todos los fabricantes de dispositivos móviles, pero la pelea entre Apple y Samsung fue la más aguda, desde que Apple acusó a Samsung de copiar indecorosamente el diseño del iPhone, mientras que uno de los abogados de Samsung, se expresaba sobre la compañía de la mañana mordida como una «yihadista».

El litigio que le ha costado a cada una de las empresas cientos de millones de dólares en honorarios legales y ha probado la reputación de varios litigantes como innovadores, en el pasado mes de mayo, le otorgó a Apple 539 millones de dólares, por el dictamen de un jurado norteamericano, luego de que Samsung le pagara 399 millones de dólares como compensación al determinarse que habría infringido sus patentes.

Un portavoz de Apple ha declinado realizar comentarios sobre cómo se establecieron los términos del acuerdo entre las compañías, pero afirmó que Apple “se preocupa profundamente por el diseño” y en “este caso siempre ha sido algo más que el dinero”. Samsung aún se ha negado de brindar declaraciones al respecto.

Apple y Samsung.
Las dos compañías siguen muy por delante de la competencia a nivel mundial en ventas de teléfonos, aunque los chinos han socavado el mercado de la empresa coreana.

Guerra de titanes de la tecnología que ha terminado finalmente

Paul Berghoff, abogado de patentes de McDonnell Boehnen Hulbert & Berghoff de Chicago, que ha seguido atentamente los casos a lo largo de los años, ha manifestado que «Los luchadores de sumo se han cansado del combate de lucha libre» y ha agregado que «ambos estaban cansados ​​y felices de dejar de pagar a los abogados externos. Puede que nunca sepamos quién parpadeó primero o quién hizo la llamada «, pero el caso es que ya todo a acabado y ninguno quedo feliz, pero ninguno ha perdido en verdad.

La compañía tecnológica de California ha explicado que, el caso de Samsung se había convertido en un pasatiempo sobre la «historia antigua», expresó Berghoff, la fabricante del afamado iPhone, ha estado envuelta en una batalla legal multimillonaria por las regalías de patentes que se le pagará al diseñador de chips móviles Qualcomm Inc., esta lucha que ha barrido a los reguladores, incluida la comisión federal de comercio de EE.UU. y a los fabricantes empleados por Apple.

Apple y Samsung se convirtieron en antagonistas por el título de mayor fabricante de teléfonos inteligentes alrededor del mundo y es poco posible que las sumas implicadas en el pacto posean un impacto relevante en los resultados, aunque el caso ya ha poseído un impacto representativo en la legislación de patentes norteamericana.

Según muchas versiones, el iPhone que revolucionó el mercado de los teléfonos cuando fue lanzado en 2007 por el mismo Steve Jobs, lo describió en ese entonces como un dispositivo «mágico» e igualmente en el evento advirtió que lo habían patentado.

Luego de sobrellevar una derrota en el juicio, Samsung apeló ante el tribunal supremo de justicia y en diciembre del 2016, el órgano judicial apoyó por unanimidad el argumento de Samsung de que “un infractor de patentes no tiene que entregar todas las ganancias que obtuvo de los diseños robados si esos diseños cubrían solo ciertas partes de un producto, pero no el objeto completo”.

A pesar que Samsung había sido declarada culpable de violar las patentes de diseño de Apple en 2012, la disputa que durante seis años fue por la cantidad total que debía pagar la compañía infractora a la firma fundada por Steve Jobs, el tribunal del distrito Norte de California fijó el monto de la indemnización en 539.000 millones de dólares.

Samsung, que ya tenía en el mercado un teléfono inteligente, tuvo que adaptarse rápidamente a medida que los consumidores adquirían el elegante iPhone, con sus premios de disposición de uso y diseño, la compañía coreana actualmente se burla de Apple en comerciales en los que aparecen personas que abren nuevas cajas de teléfonos inteligentes Galaxy, mientras que un cantante canta «I’m leaving you», una referencia obvia al iPhone.

El desarrollo y final del caso, ha cambiado el panorama tecnológico significativamente desde que comenzó la querella, por lo que Apple ha ampliado su línea de iPhone para incluir modelos más caros y más baratos, ambas compañías renovaron varias veces la interfaz del teléfono con nuevos iconos, colores y gestos y Samsung ha estado agregado modelos con pantallas curvas y escáneres de retina que la norteamericana tecnológica ha evitado.

Fuente
RT

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: