AméricaEconomiaMéxicoPolítica

AMLO acuerda pago de fondos buitre

El presidente mexicano, logra un acuerdo satisfactorio y exitoso

Gobierno de Andrés Manuel López Obrador logra un acuerdo histórico y exitoso con los llamados «fondos buitre», que habían adquirido la mayoría de los bonos para financiar el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México de 13 mil millones de dólares que fue cancelado, los interesados estuvieron de acuerdo después de que el gobierno mejorara una oferta de recompra, una señal de que quiere resolver la disputa.

La oferta mejorada, con un máximo de 1.8 mil millones de dólares de 6 mil millones en circulación, incluye un precio de recompra del par más los intereses devengados e impagos, también hay un pago de consentimiento para los inversionistas que ingresen al acuerdo antes del 19 de diciembre, afirmó el Ministerio de Finanzas de México en un comunicado el martes por la noche.

Eso se produjo después de que un grupo de acreedores que afirmaban tener más de la mitad de los pagarés rechazaron una propuesta inicial, negándose a las estipulaciones de que los tenedores deben dar su consentimiento para permitir la cancelación del proyecto y desviar los ingresos de los bonos al aeropuerto existente de la ciudad.

Los bonos con vencimiento en 2047 subieron hasta 9 centavos por dólar para negociarse a 93 centavos cada uno, mientras que el peso mexicano subía, «es una oferta bastante buena», afirmó Guido Chamorro, gerente senior de inversiones de Pictet Asset Management Ltd en Londres, «En un año para olvidar, como 2018, este es un bonito regalo de Navidad de Santa Claus».

Luego de mejorar la confianza del mercado al dejar de lado el ambicioso aeropuerto luego de una consulta pública, el presidente Andrés Manuel López Obrador está tratando de reparar parte del daño endulzando la oferta y prometiendo proteger todas las inversiones en el proyecto.

Fondos Buitre.
López Obrador hizo del tema del nuevo aeropuerto su principal promesa de campaña, que se basó en su compromiso de combatir de raíz la rampante corrupción.

El aeropuerto de México sigue siendo un pozo sin fondos

La medida fue adoptada bajo el argumento de que la obra era un «pozo sin fondo de corrupción», tras una consulta convocada antes de la asunción del mandatario y cuestionada por expertos y organizaciones civiles por no apegarse a las reglas de un referéndum formal.

El gobierno está pisando ligeramente sus comentarios y acciones para evitar violar los términos de las notas que podrían arriesgar una aceleración de la deuda, lo que provocará el pago completo de inmediato, “el Ministerio de Hacienda y Crédito Público cree que estos cambios son en el mejor interés de los tenedores, y que abordan las preocupaciones planteadas por los tenedores en la mayor medida posible», según un comunicado de prensa.

El viceministro de Finanzas, Arturo Herrera, comentó más tarde a Radio Fórmula que los 4.2 mil millones de dólares restantes de la deuda serán honrados con los ingresos de las tarifas de uso del sistema aeroportuario.

La nueva oferta también agrega protecciones adicionales para los tenedores, incluidos los límites en proyectos de aeropuertos competidores, tasas más bajas de cargos a los pasajeros en el aeropuerto actual de la Ciudad de México y limitaciones a la emisión de nueva deuda por parte del fideicomiso, el plazo final para participar en la oferta será el 4 de enero.

«Nos muestra que podemos sentarnos a la mesa y que nuestras voces se escuchan», dijo Jean-Dominique Butikofer, jefe de renta fija de mercados emergentes de Voya Investment Management, quien se negó a decir si participaría en la oferta enmendada, «esta mejora es un paso pequeño en la dirección correcta en la relación entre la nueva administración de AMLO y los inversionistas internacionales».

Aún falta negociar con tenedores de «Fibra E», otro paquete de bonos en poder principalmente de inversionistas mexicanos, en especial Fondos de Retiro, llamados Afores, por 1 mil 600 millones de dólares, de no haberse llegado a un resultado positivo en esta renegociación, el gobierno podría haber sufrido un duro revés por cuanto las calificadoras hubieran evaluado negativamente al país.

«La calificación de todos los bonos del gobierno mexicano y de muchos privados también se habría desplomado, lo cual habría provocado mayores pagos de intereses», afirmó el analista Sergio Sarmiento.

Fuente
ANSA

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: