AsiaCuriosidadesEconomiaTecnologia

Adiós al pequeño y revolucionario Tata Nano

Termina el camino para el automóvil más barato del mundo, solo una unidad fue fabricada en junio

Hagan un minuto de silencio, por favor, por el automóvil más barato del mundo, cuya producción está agonizando o casi ha muerto en la India, con sólo 10 años de edad, la idea del automóvil más barato del mundo fue concebida por Ratan Tata en un día lluvioso después de ver a una familia de cuatro en una bicicleta, ahora, después de una carrera de más de nueve años, el Nano está listo para conducir hacia el ocaso, con el Tatas anunciando a principios de este mes que el auto se producirá en adelante solo ha pedido.

«El hecho de los viajes inseguros me estaba molestando», recordó Ratan Tata, el antiguo presidente del grupo Tata en una entrevista en marzo de 2011, «lo que realmente me motivó … fue ver constantemente a familias indias subidas en motonetas, cuatro o cinco en una moto, tal vez con el niño intercalado entre la madre y el padre… en carreteras resbaladizas y en la oscuridad».

La muerte del Nano fue confirmada por los números de producción, pues Tata Motors Ltd. produjo 1 unidad en junio, frente a las 275 en el mismo mes del año pasado y sus exportaciones cayeron a cero, frente a 25 en junio de 2017, la compañía reconoció que el automóvil en su «forma actual no puede continuar más allá de 2019».

En 2003, Ratan Tata inició su búsqueda del automóvil asequible, bautizado como el Nano, utilizando los recursos de la compañía automovilística del grupo, Tata Motors, el Nano no solo reescribió la historia de autos asequibles, sino que también alteró la historia política de 34 años del estado indio de Bengala Occidental, al decidir construir su planta en Singur en 2006, a unos 50 kilómetros de la capital del estado, Kolkata, en ese entonces, Tata Motors planeó invertir más de 300 millones de dólares y convertir a Singur en una ciudad de autos.

El gobierno en el estado de Bengala Occidental rechazó una demanda al agitar a los agricultores para que devuelvan las tierras en disputa adquiridas para construir lo que se anuncia como el automóvil más barato del mundo, Tata Motors, esperaba construir 100 mil Nanos y se enfrentaron a violentas protestas y oposición política por la adquisición de tierras de cultivo en Singur, las protestas generalizadas estallaron en todo el estado, lo que llevó al derrocamiento de los comunistas después de más de tres décadas en el poder, el estado pronto obtuvo su primera mujer ministra en Mamata Banerjee, quien encabezó las protestas de Nano.

Adios al Tata Nano.
Algunas fallas de diseño y la mala calidad de sus componentes, lo convirtieron en un patito feo y peligroso que alejaron a los compradores.

El Nano fue una idea nacida en un día lluvioso que parece morir con las lluvias de 2018

La expiración del «automóvil del pueblo», como la denominó Tata Motors en 2008, ofrece lecciones para los fabricantes de automóviles que esperan triunfar en India, mientras que los consumidores pueden ser conscientes de su valor, recortar costos hasta la médula en busca de una publicidad no engañosa, no sirve de nada si el resultado final es un vehículo de segunda categoría con tendencia a incendiarse.

El lanzamiento del que fue uno de los autos más pequeños del mundo desató una euforia sin precedentes en la India y un gran entusiasmo en todo el mundo en 2010, para entonces se vendieron alrededor de 9 mil unidades del Nano, sin embargo, las cosas fueron cuesta abajo y para 2011, Tata Motors estaba vendiendo apenas 500 unidades al año, esta caída en las ventas puede atribuirse a varias razones, la más importante es la seguridad.

En 2010, un Nano se incendió en Mumbai y en los siguientes meses se reportaron varios incidentes de este tipo, además, el estigma de comprar el «automóvil más barato» resultó ser su perdición, pues «El público lo calificó como un automóvil muy barato y, siento decirlo, lo mismo hicimos nosotros, no por mí, sino por la empresa cuando lo comercializaba. Creo que fue desafortunado», admitió Ratan más tarde.

La falta de venta del Nano contrasta con el resto del mercado indio de automóviles, desde motocicletas hasta automóviles y camiones, el crecimiento en cada segmento está mejorando y los vehículos de pasajeros, incluidos los SUV, aumentaron un 38% en junio, los vehículos comerciales subieron un 42%, mientras que los vehículos de dos ruedas, que dominan el mercado, ganaron un 22%.

Los fabricantes de automóviles indios han tratado de ser innovadores, un punto de vista ampliamente difundido es que han malinterpretado en gran medida la psique orientada a los valores de una clase media orgullosa y aspiracional, que desdeña las proposiciones de productos similares a las de las distribuciones, el tan publicitado Nano, aclamado como un «hito en la ingeniería frugal», se quedó corto en seguridad, se retrasó y produjo resultados cuestionables de prueba de choque.

Tata sigue con la esperanza, afirmó un portavoz del grupo, lo que creemos es que el Nano «puede necesitar nuevas inversiones para sobrevivir», sin embargo, la evidencia sugiere que la búsqueda del precio más bajo por encima de todo fue mal concebida, una visión más realista es que India es directamente un juego de alto volumen y pocos modelos, y los consumidores se centran en el valor, lo que significa obtener tantas características como sea posible por su dinero.

Adios al Tata Nano.
Voceros de Tata Motors, comenzarán los estudios para renovar completamente el auto y quizás en un futuro regrese con nuevos bríos.

Las grandes cantidades no han llevado a guerras de precios todavía, y probablemente no lo harán por un tiempo, de hecho, el mercado automotriz de la India tiene las mejores perspectivas de rentabilidad a nivel mundial, las locuras pasadas probablemente se repitan. La idea de refundir el Nano como vehículo eléctrico para la venta de flotas ha sido escuchada, aunque la barrera a los automóviles eléctricos de costos elevados, no es adecuada para una marca de precio ultra bajo.

Es posible que India no esté lista para los vehículos futuristas, pero ya pasó el límite de las conchas metálicas sin adornos, en el medio, hay un punto dulce donde los fabricantes de automóviles con la estrategia correcta pueden hacerlo bien, aunque en junio de este año, solo se vendieron tres Nanos y solo uno se produjo en la planta de Sanand, parece que el telón ha caído y finalmente un gran experimento en el sector automovilístico indio ha concluido también.

Fuente
Clarin

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: