EconomiaEE.UU.EuropaInternacionalesPolítica

Acuerdo entre EE.UU. y UE trae paz al mercado

Juncker y Trump deciden suspender los belicosos aranceles

El mandatario norteamericano Donald Trump y el presidente de la comisión europea, Jean-Claude Juncker, acordaron suspender nuevos aranceles mientras se realizan las negociaciones sobre el comercio entre Europa y los Estados unidos, lo que alejó a los dos bloques que hasta hoy estaban en pugna, de la insipiente guerra comercial transatlántica.

Ambos líderes se comprometieron a expandir las importaciones europeas de gas natural licuado y soja de EE.UU. e igualmente garantizaron reducir los aranceles industriales, excluyendo los impuestos a los automóviles, la federación norteamericana y la unión europea «postergarán otros aranceles» mientras duran las negociaciones, y reexaminarán a su debido tiempo los aranceles impuestos al acero y aluminio de estadounidense y las medidas de retaliación impuestas por la UE, dijo Juncker.

«Tuvimos un gran día, muy grande», afirmó Trump durante la conferencia de prensa con Juncker en la Casa Blanca este miércoles. «Estamos comenzando la negociación ahora mismo, pero sabemos a dónde va», Trump celebró «una nueva fase» de las relaciones comerciales entre los dos bloques.

El acuerdo viene a aliviar las tensiones que hasta principios de esta semana se habían alimentado de la amenaza de Trump por apremiar en imponer nuevos impuestos a las importaciones de automóviles. Las acciones de la Casa Blanca y el rendimiento de los bonos subieron por señales de optimismo al alejar la confrontación de la guerra comercial que estaba en cierne entre EE.UU. y la UE.

Trump agregó que tratarían de «resolver» las tarifas impuestas al acero y el aluminio que aplicó a principios de este año y los aranceles de represalia que la UE acusó en respuesta, por ahora ambos socios trabajarán en forma conjunta para reformar la organización mundial del comercio, OMC, aseveró el jefe de la legislatura norteamericana.

Trump y Juncker no quisieron reponder más preguntas luego de sus breves comentarios en Rose Garden, que sólo fue una aparición improvisada no programada después de pasar unas tres horas de conversaciones, que suponemos fueron reconciliadoras en ambas posturas.

Acuerdo de paz comercial.
Según una evaluación de la comisión europea la imposición de nuevas tarifas, reduciría a la mitad las importaciones de autos y componentes europeos a norteamérica.

Los mercados cerraron al alza luego de las declaraciones de Trump y Juncker

El senador republicano de Ohio, Rob Portman, recibió con beneplácito la movida estratégica para reducir las tensiones sobre los aranceles y pondrá fin a la candente cadena de diatribas que estos ocasionaron en las relaciones entre Bruselas y la Washington.

«Estoy contento, creo que va a ayudar a calmar algunas de las preocupaciones que existen, no solo en el país agrícola, sino en nuestra economía en general», aclaró Portman y añadió que, «es un primer paso. Todavía tenemos que trabajar en los detalles. Pero ha sido difícil en estas últimas semanas ver alguna luz al final del túnel», sin signos de progreso con la UE, México, Canadá o China.

La tregua se antoja un poco efímera, si entre las partes involucradas, no pueden resolver las diferencias sobre el comercio de vehículos y piezas de automóviles, como sucedió el pasado mes de mayo, cuando Trump abandonó un acuerdo marco para dar fundamento a las negociaciones comerciales con China, pocos días luego de su anuncio de aumentar los aranceles.

Marie Kasperek, directora asociada del programa global de negocios y economía del Atlantic Council, ha manifestado que este acuerdo, «lo vendieron como algo muy positivo, pero para mí el anuncio no es tan grande por ahora, porque es una especie de tregua», explicó, «mientras los aranceles de acero y aluminio estén en curso, la UE no negociará en un alto nivel».

Trump dice que un impuesto del 10% sobre las importaciones de automóviles a la UE es demasiado alto en comparación con el 2,5% que cobra Estados Unidos, y también ha criticado a la UE por su superávit comercial de 150 mil millones de dólares que tiene con el gigante norteamericano.

A pesar de esto, el acuerdo anunciado este miércoles con la UE es una señal alentadora de que los socios comerciales de Norteamérica podrán aplacar a la administración Trump con ofertas de comprar más bienes estadounidenses, evitando una guerra comercial que el FMI o fondo monetario internacional ya habría advertido que, podría socavar la mayor alza económica global que en se ha tenido en muchos años.

Por su parte la AFA, alianza de fabricantes de automóviles, un grupo de grandes fabricantes de automóviles que incluye a General Motors Co. y Toyota Motor Corp., dio la bienvenida al esfuerzo de negociar una solución que disminuirá las barreras comerciales, en lugar de aumentarlas.

«El anuncio de hoy demuestra que las negociaciones bilaterales son un enfoque más efectivo para resolver las barreras comerciales, no para aumentar los aranceles», dijo la alianza en un comunicado.

Juncker llegó a Washington buscando un último recurso de oportunidad para evitar la imposición de unos segundos aranceles de parte de Trump a los automóviles y a la salida, anunció a los medios que participó en la reunión del miércoles con la intención de llegar a un acuerdo con su homólogo norteamericano al respecto.

«Acordamos que no se introducirán otras tarifas mientras estemos en las negociaciones», dijo Juncker durante un discurso en Washington, poco después de la corta conferencia de prensa realizada con Trump, «Estoy feliz de haber aceptado este acuerdo hoy».

Fuente
AnsaLatina

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: