AméricaCorrupciónCuriosidadesEconomiaInternacionalesPolíticaVenezuela

Venezolanos se las ingenian ante la crisis

Entre huertos urbanos, conejos en el patio y gallineros verticales

Un grupo de venezolanos que no han considerado huir de la crisis, no sólo combate el desabastecimiento con buenas ideas, sino que esta comuna socialista ha provocado la ira de sus vecinos en una zona rica de la capital de la república petrolera, Caracas, con una respuesta inusual a la hiperinflación y la escasez de alimentos que aquejan al país sudamericano, al convertir su patio trasero en un pasto de ganado urbano y su terraza en un huerto de 2 metros cuadrados.

Los líderes de las comunas de Apacuana, devotos del presidente socialista Nicolás Maduro, condujeron seis horas para comprar 11 vacas de 450 kilos y las pusieron a pastar detrás de su casa de 2 mil metros cuadrados, donada por la compañía estatal de telecomunicaciones hace dos años.

El gobierno comenzó a transferir miles de millones de dólares a una red de más de 70 mil de estos grupos comunitarios bajo la administración del fallecido presidente Hugo Chávez, quien apoyó a las comunas como una alternativa al modelo económico capitalista, que Maduro ha llamado «el epicentro de la solidaridad».

Los líderes de la comuna, que también cultivan frutas y verduras, afirman que el acuerdo es simplemente una forma de obtener carne más barata, no pastan el ganado por mucho tiempo, y ya han sacrificado varios dentro de su hogar, como se hacía a finales del siglo IXX.

Con la economía venezolana dependiente del petróleo en un quinto año de recesión y una inflación cercana al 1 millón por ciento, asegurar bienes básicos es una lucha diaria para muchos de los venezolanos que han decidido quedarse en el país enfrentando creativamente la falta de alimentos, de acuerdo con un estudio realizado por tres universidades, solo el 40% de las familias puede pagar la carne y casi dos tercios de la población reportó perder peso el año pasado, por 11 kilos en promedio.

Contra la Crisis en Venezuela.
La iniciativa del gobierno apela a la creatividad y al acceso de la población a productos alimenticios de primera necesidad incluye una cadena de mercados populares, enclavados en zonas y barrios populosos de las ciudades del país y comunas agrícolas en cualquier sector.

Ganado en el patio y conejos en el techo, paleando la crisis

Los economistas occidentales y la oposición interna culpan a la política de Maduro y la mala gestión económica de la crisis, sin embargo, el gobierno y sus partidarios atribuyen las luchas de Venezuela a las sanciones y el acaparamiento de Estados Unidos por parte de empresas que intentan socavar el socialismo.

«Esta experiencia muestra la resolución de la gente de rechazar la guerra económica», comenta la líder de la comuna Sulimar Pedrozar, mientras dos cabezas de vaca hervían en una olla sobre un fuego de leña y un grupo limpiaba el estómago de una vaca para una sopa, el grupo ha sacrificado siete vacas y ha vendido una pequeña cantidad de carne a varios cientos de personas a 560 bolívares por kilo, o aproximadamente 2 dólares al tipo de cambio del mercado negro.

Eso estaba muy por encima del precio establecido por el gobierno de 90 bolívares, pero con la oferta escasa, muchos carniceros en Caracas venden carne por más de 10 veces esa cantidad, o más de la mitad de un salario mensual en el salario mínimo oficial.

En 2016, Maduro lanzó una «Gran Misión Agro-Venezuela» para alentar a los habitantes de la ciudad a cultivar frutas, verduras y hierbas en sus patios traseros, y señaló que él y su esposa cosechaban calabazas en su patio, a principios de este año, un ministro del gobierno explicó que la gente debería criar y comer conejos, argumentando que no son solo «mascotas lindas».

El jueves por la noche, varias docenas de vecinos de la comuna se reunieron para protestar contra el rancho de al lado, quejándose del mal olor, las moscas y los riesgos para la salud, “es la primera vez en mi vida que veo criar ganado en una casa», señala Luisa Ferro, residente del barrio Los Chorros, «se ven cosas así en el país, pero nunca en una ciudad».

Pedro Méndez, un líder de la oposición local, acusó que reportaría el rancho urbano al ministerio de salud de Venezuela, pero dudó que el gobierno lo detuviera dado el apoyo de Maduro para tales comunas, Pedroza al pasó asevera que la comuna seguiría criando ganado, «hay resistencia a esta idea, pero los que quieren que las personas mueran de hambre están más locos».

Fuente
MinPal

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: