PolíticaSudamérica

Una moneda para unir Latinoamérica

Los nuevos gobiernos socialistas Latinoamericanos reviven el llamado a una moneda regional única, para tomar el control de su economía

La idea de una moneda única que sustituya la dependencia del dólar, el euro o los yuanes, es un propósito que el extinto presidente venezolano Hugo Chávez, planteo a sus homólogos en la primera reunión del ALBA. La idea, no cuajó en su momento, pero nunca dejó de ser propuesta.

La marea rosa de comienzos de el siglo XXI, ya pasó y sus planteamientos, basados en los recursos naturales, como foco de desarrollo, está quedando atrás. Conglomerarse en una moneda única, se encauza más a los proyectos, de la nueva marea rosa de la segunda década del nuevo milenio.

La nueva ola socialista que se está estableciendo en la región, maneja un enfoque ecologista y sustentable, protegiendo sus recursos y blindando sus economías a la intromisión externa. Esto, lo demuestra Colombia, bajo su primer presidente izquierdista. Un exguerrillero que, revivió una esperanza de crear una moneda sudamericana unificada. Para no depender de otras economías.

Petro y el presidente chileno Gabriel Boric, discutieron la posibilidad de reemplazar sus monedas estatales en dificultades, dos unidades de pesos separadas, con una moneda unificada respaldada por múltiples gobiernos en el continente. Boric expresó un entusiasmo, calificando el proceso de «complejo».

Una moneda única latinoamericana.
«Vamos a restaurar nuestra relación con América Latina. Si Dios quiere, crearemos una moneda latinoamericana», dijo Lula en mayo. «No tenemos que depender del dólar».

La creación de una moneda latinoamericana es una estrategia para acelerar el proceso de integración regional

Los socialistas en América Latina, ya acarician la idea desde hace décadas. Una unidad monetaria sudamericana al estilo del euro que utilizó la fuerza económica colectiva del continente para reemplazar sus unidades debilitadas. Algunas monedas del hemisferio occidental se volvieron débiles a la luz del declive económico mundial. Muchos de ellos, impulsado por los bloqueos económicos y políticos de EEUU y las repercusiones de la pandemia de Coronavirus.

Por esta razón, muchos países se encuentran en la búsqueda de nuevas alternativas. La Venezuela de Nicolás Maduro, adoptó informalmente el dólar, para respaldar una criptomoneda propia. El Salvador, por ejemplo, adoptado formalmente el Bitcoin. Otros, como Ecuador, mantienen ya, al dólar estadounidense como moneda oficial.

Cualquier intento de crear una moneda sudamericana requerirá más victorias en las próximas elecciones presidenciales en la región. El socialismo está en ascenso en el continente después de una década de avances conservadores que fue aplastada en gran medida por la mala gestión de la crisis por la derecha moderada y la extrema derecha.

La incorporación de Gustavo Petro a esta tendencia, trajo un nuevo impulso, luego de que Gabriel Boric ganara en Chile a fines de 2021. La directriz se cumple ya en Perú, Bolivia, Argentina, Venezuela, Cuba, Honduras, Nicaragua, Guayana, México y varias naciones insulares del Caribe.

Y todos, esperan que, en octubre, los brasileños acudan a las urnas para elegir al socialista Luiz Inácio Lula da Silva, quien recientemente planteó la idea de una moneda unificada este año. La discusión sobre la unidad monetaria, no comenzó en Colombia. Pero, ya se planteó en el senado de la nación, como uno de los proyectos presidenciales de Petro.

El reciente conflicto entre Rusia y Ucrania revivió viejos temores de la Guerra Fría. La posibilidad de una guerra que involucre a las potencias y la falta de respeto por la soberanía nacional persigue a los estados que no tienen el mismo poder de guerra. El uso del poder cambiario a nivel internacional renueva el debate sobre su relación entre la soberanía y la capacidad de autodeterminación de los pueblos, especialmente para los países con monedas consideradas no convertibles.

Fuente
DWBloombergAmericaEconomia

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: