EconomiaEE.UU.Europa

Trump llama “deshonesto y débil” a Trudeau

En el marco del acuerdo del G7, se resquebraja la posición de EE.UU. en el grupo

Entre dimes y diretes, los mandatarios reunidos el pasado viernes en La Malbaie, Quebec, Canadá para la cumbre de jefes de estado del Grupo G7, procuraron por todos los medios de solucionar sus discrepancias, lo que finalmente lograron a apenas acordar ideas particularmente en temas concernientes al comercio, mientras el presidente Donald Trump, mantenía su postura de estando en desacuerdo en no estar de acuerdo con cualquier convenio que no beneficie en exclusiva a su representada y enarbolando lo que es el lema que ha mantenido desde la campaña electoral del 2016, “Estados Unidos primero”, por encima de todos los miembros de sus homólogos de la alianza transcontinental.

El mismo presidente Donald Trump, que ha estado rompiendo acuerdos de paz y desarme, el mismo que ha impuesto aranceles a las importaciones estadounidenses de acero y aluminio a Canadá, la Unión Europea, México, China, Rusia y a casi todos los países que de alguna manera comercialicen con él.


Ese mismo presidente norteamericano que ha impuesto sanciones a todo gobierno que no esté en línea con sus políticas, el propio gobernante que asistió tarde a la cumbre de mandatarios y se retiró antes que terminara, ha manifestado abiertamente que, para él, “Somos como el chanchito de la alcancía al que todo el mundo está robando”, y ha amenazado a sus homólogos del G7, con seguir restringiendo el comercio entre países, que según él piensa “han tratado injustamente a Estados Unidos”.

Cumbre G7.
Líderes del G7 firman el acuerdo que le dará cierre a la cumbre realizada en La Malbaie, Quebec.

La guerra de imposiciones empezó en la Casa Blanca

El presidente estadounidense, no sólo se comportó descortésmente con los representantes en la cumbre, sino que emprendió una alterada diatriba por a través de la red social twitter, como ya le es acostumbrado, en contra de algunos jefes de estado presentes en la reunión, luego de que el se retirara, si participar en la firma del acuerdo y renegando de como se le ha tratado a su persona y a su nación, con referencia a las imposiciones de tarifas a las exportaciones.

“No se trata solamente del G-7, quiero decir, tenemos a India, donde algunos de los aranceles llegan al 100 por ciento, y nosotros no cobramos nada”, afirmó. “Y esto va a terminar. O nosotros dejaremos de comerciar con ellos”, reprendió el jefe de la Casa Blanca, a los medios congregados para la cumbre.

Luego el presidente norteamericano ha ultimado un tuit, “basándome en las declaraciones falsas de Justin en su conferencia de prensa y en el hecho de que Canadá cobra aranceles masivos a nuestros agricultores, trabajadores y compañías estadounidenses, he ordenado a nuestros representantes de EEUU no respaldar el comunicado”, declaró Trump y agregó la Casa Blanca considerará “los aranceles sobre automóviles que inundan el mercado estadounidense.”

El acuerdo alcanzado este viernes por representantes de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, Italia y Japón, plantea la necesidad de la existencia de un “comercio justo, libre y mutuamente beneficioso” y en el comunicado, hacen hincapié en la obligación que tienen sus gobiernos en combatir al proteccionismo, “nos esforzaremos por reducir los aranceles, las barreras comerciales y los subsidios”, expresó el comunicado firmado y apoyado por todos los jefes de estado, menos Donald Trump.

El administrador de Washington manifestó que la imposición de impuestos que ha implementado su gobierno busca exclusivamente la protección de la industria norteamericana y de sus trabajadores, que enfrenta una desleal competencia internacional y por consiguiente les habría solicitado a sus análogos del G7 que derogaran todos los aranceles y subsidios.

Trump ha negado rotundamente que la cumbre estuviese llena de confrontaciones, incluso a afirmado que tal alegación era una contradicción de los allí sucedido, poco más tarde voceros y jefes de estado, estuvieron de acuerdo en aseverar que en la cumbre sólo hubo un “intercambio extraordinario”, que Trump utilizó pata insistir en las ofensas que los miembros del G7 han cometido con los Estados Unidos en materia comercial.


“Le he dejado muy claro al presidente que no es algo que disfrutemos, pero es algo que definitivamente haremos”, expresó el premier canadiense Justin Trudeau, “como canadienses, somos educados, somos razonables, pero tampoco seremos presionados”. Argumento que fue compartido por la primer ministra alemana Angela Merkel, “Estos son principios compartidos, aunque las dificultades yacen en los detalles”, en la rueda de prensa realizada anterior a la firma del acuerdo.

Fuente
Twitter

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: