EuropaPolítica

Termina reunión de la UE por los refugiados

La cumbre informal entre 16 países crea marco para la creación de una comisión europea de refugiados

16 países miembros de la comunidad europea, celebraron este fin de semana una reunión informal sobre la inmigración y los refugiados en Bruselas y que a su cierre terminó con progresos para forjar un acuerdo en el consejo europeo de esta semana, la información fue emanada por los mandatarios asistentes, entre jefes de estado y de gobierno participantes en la cumbre.

El recrudecimiento de la llegada de refugiados a las fronteras europeas y las recientes crisis de migrantes como la del Aquarius en el mar mediterráneo, fueron las causantes que varios países integrantes de la unión de naciones de Europa, se pusieran a trabajar en pro de encontrar una solución al creciente conflicto de los desplazados.

Como era de esperar, la reunión fue encabezada por la canciller alemana, Angela Merkel, quien luego de enfrentar los ataques del gobierno norteamericano, y de haber sido señalada por el reforzamiento de las políticas migratorias de Alemania y otros estados del cártel europeo, afirmó que hay coincidencia en que «no se puede dejar solos» a las naciones más aquejados por la llegada de la inmigración ilícita y aseveró que los refugiados «no pueden elegir» el país les dará asilo.

«Estamos de acuerdo en que no se pueden dejar solos a los países que reciben la mayor carga de inmigrantes», explicó Merkel a los medios de comunicación, y ha manifestado que no se puede permitir que «las mafias o los peticionarios de asilo» tengan la decisión de dónde formulan su solicitud, al contrario, esta debe ser regulada por las normas.

Refugiados.
Más de 63 mil refugiados, se dirigen cada año a Europa en busca de asilo y protección, mientras escapan de países donde no les es posible subsistir en paz.

«No se puede dejar solos» a los socios más afectados por la llegada de la inmigración irregular

La norma deberá coexistir en todos los miembros de la comunidad y debe haber un objetivo compartido de «reducir la inmigración ilegal», así como también la iniciativa conjunta de «proteger nuestras fronteras», y que las responsabilidades en el caso deberán «competer a todos», manifestó la canciller alemana en su comparecencia al final de la cumbre.

Por su parte el presidente Emmanuel Macron, se mostró muy satisfecho con la reunión, pues se ha formado un «primer consenso» para que en comunidad se aborde la situación desde su dimensión externa e interna y el mandatario francés ha dicho, «me alegro de que tengamos un enfoque de conjunto (…) tratando soluciones externas, como la protección de las fronteras, y soluciones internas, para los movimientos secundarios. Es el único modo de tratar la crisis», expresó Macron durante la rueda de prensa.

Las soluciones han sido «objeto de un primer consenso», con la finalidad de coincidir en hacer más eficaces las operaciones con países intermediarios y países de tránsito, pero con la meta común de la protección de las fronteras exteriores comunes y mejorar aceleradamente el funcionamiento de los procedimientos a nivel interno.

Macron ha referido que ya hay países que están trabajando en forma «bilateral» para afrontar el problema de la migración secundaria en la que se han visto afectados las naciones sin fronteras externas a la asociación europea, ya que los refugiados, solicitan asilo y protección en el país de arribo y poco más tarde se dirigen a otro cercano, para hacer la misma solicitud y que estos trabajos bilaterales, deberán «inscribirse» en las reglas comunes a pautar.

Los presidentes de gobierno español, alemán y francés, han presentado una propuesta común, para crear centros de desembarco cerrados para inmigrantes en suelo europeo como «punto de partida», desde donde se distribuyan a los refugiados dentro de la comunidad europea, este acuerdo se presentará en la comisión de esta semana, para intentar llegar a un acuerdo de toda la unión europea, UE.

«Hemos encontrado más puntos de unión que de discrepancias», subrayó el jefe del ejecutivo español, y ha precisado que la cumbre de este domingo entre 16 de los 28 miembros de la asociación, no ha brindado una solución directa, pero ha recalcado su ánimo la comisión provenga una pronta solución, ante tan desdichado caso.

La reunión convocada por el presidente de la comisión europea, Jean Claude Juncker, y solicitada por los gobiernos de Merkel, Macron y Sánchez, ha demostrado una inquietud común para hacer afrontar el problema de la inmigración y ha ratificado el compromiso de un gran grupo de los miembros de la comunidad en encontrar una pronta solución y esta reunión es «un paso adelante» en esa dirección.

Xavier Bettel, primer ministro de Luxemburgo, ha acentuado la «garantía» que presumiría trabajar en los centros de tipificación de refugiados, en conjunto con organizaciones como el alto comisionado de las naciones unidas para los refugiados, Acnur, que la comisión europea ha planteado una excelente alternativa.

Por su parte el recientemente conformado gobierno italiano, ha ofrecido un procedimiento para interpelar el problema, creando centros en los países de tránsito en los que se decida de antemano quién tiene derecho al asilo en Europa, lo que debería reducir las llegadas de migrantes hacia el viejo continente.

Esta es «una propuesta completamente nueva» con la que «superar completamente el reglamento de Dublín» y afrontar el problema no desde la «lógica de emergencia», sino de forma «estructural», manifestó primer ministro italiano, Giuseppe Conte y aseveró que aquellos a los que se les garantize el derecho de asilo, serían redistribuidos automáticamente entre los estados de la UE, de modo que no siempre llegaran a través de las costas mediterráneas.

«No podemos dejar todo a Italia o España. Se necesitan centros de protección en más países europeos para salvaguardar el derecho de quienes llegan y evitar problemas de orden público», afirma el italiano.

La reunión de la comisión europea está pautada para el 28 y el 29 de junio y se celebrarán en Bruselas con los jefes de estado y de gobierno de los 28 miembros de la UE y estará signada por la insistente búsqueda de Merkel de una política migratoria común, pues en reiteradas ocasiones, antes de la reunión de este fin de semana, la canciller alemana ha manifestado su ánimo en lograr «rápidos acuerdos» con los veintiocho países comunitarios y lograr un camino común para resolver el problema.

Fuente
EFE

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: