MéxicoSucesos

Sigue búsqueda de los sacerdotes asesinados

Búsqueda en curso de cuerpos de sacerdotes asesinados dentro de la iglesia

El papa Francisco lamentó la muerte de dos sacerdotes jesuitas y un buscador de santuarios. Cuyos cuerpos fueron retirados por hombres armados después de que fueron asesinados a tiros dentro de una iglesia en el norte de México.

El Papa, quien también pertenece a la orden jesuita, expresó tristeza y consternación por los asesinatos de los sacerdotes. A los que llamó sus «hermanos» en las remotas montañas del estado de Chihuahua.

«Tantos asesinatos en México. Estoy cerca, en afecto y oración, de la comunidad católica afectada por esta tragedia», afirmó el Pontífice.

Mientras tanto, las autoridades señalaron que los asesinatos de los sacerdotes, siguieron a una llamada de ayuda en la misma ciudad.

Sacerdotes asesinados en México.
La oficina del ACNUR en México condenó los asesinatos de los sacerdotes habrían llevado a cabo una «importante labor social y pastoral» entre el pueblo indígena rarámuri, o tarahumara.

El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó el asesinato de los sacerdotes

Los sacerdotes Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar fueron asesinados a tiros en la localidad de Cerocahui. «Mientras intentaban defender a un hombre que buscaba refugio», según explicó el padre Luis Gerardo Moro Madrid de la orden también conocida como la Compañía de Jesús.

El hombre preseguido, que trabajaba como guía turístico, también fue asesinado. Madrid señaló que el tirador afirmó a un tercer sacerdote que corrió a la iglesia: «Lo siento, vamos a tomar los cuerpos».

Los pistoleros, se llevan los tres cuerpos colocados en la parte trasera de una camioneta y cubiertos con plástico y llevados, según el padre Madrid, jefe de la orden en México.

«Denunciamos el asesinato de nuestros hermanos… Exigimos justicia y la recuperación de los cuerpos». Señaló en un comunicado separado, donde agrega que los hombres habrían sido asesinados «en el contexto de la violencia que vive este país».

Los expertos señalan que Chihuahua es una importante ruta de tránsito para las drogas ilegales con destino a los Estados Unidos. Por lo tanto, violentamente disputada entre bandas de traficantes rivales.

Más de 340 mil personas murieron en una ola de derramamiento de sangre. Desde que el gobierno desplegó al ejército para combatir a los cárteles de la droga en 2006.

Fuente
VozdeAméricaLATimesFrance24

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: