AméricaCorrupciónCriptodivisasEconomiaEE.UU.InternacionalesPetróleoPolíticaVenezuela

Se avecina un frenesí vandálico contra Venezuela

Los tenedores de deuda venezolana se animan al acercarse fechas límites de pago de los bonos

Todo el mercado financiero de futuros está en desbandada y en un mes en el que los bonos de mercados emergentes han sido golpeados por la perspectiva de aumentos de las tasas en norteamérica, el riesgo geopolítico causado por Donald Trump y los temores a que la disputa comercial entre Estados Unidos y China llegue a niveles extremos, sólo los bonos, que, en medio de la crisis de Venezuela, parecían los más riesgosos, se ha recuperado hasta niveles récord y han sido los que más dividendos han alcanzado.

El bono de 2020 emitido por la petrolera estatal PDVSA subió un 14% en seis semanas para negociarse a más de 91 centavos, frente a un mínimo anual de 80 centavos a principios de septiembre, por el contrario, la mayoría de los bonos de PDVSA cotizan a alrededor de 20 centavos.

La razón de este inusual rendimiento superior es que los inversionistas están cada vez más convencidos de que la petrolera con problemas de efectivo tendrá un pago de capital de 842 millones de dólares que ya debe este fin de semana, con lo que evitará el incumplimiento y rescatando de potencialmente perder un activo clave, la refinería estadounidense Citgo.

«Creo que ellos, Venezuela y PDVSA, están dispuestos a pagar», comenta Siobhan Morden, jefe de la estrategia de renta fija para América Latina en Nomura, «su historial y su buena pro, sugiere la disposición a pagar para proteger activos estratégicos».

El pago en sí mismo sería notable: Venezuela y PDVSA han incumplido todos sus otros compromisos con los tenedores de bonos durante el año pasado y ahora tienen un atraso de más de 7 mil millones de dólares en su deuda negociada combinada de alrededor de 60 mil millones, pero este vínculo es diferente.

Si PDVSA no lo atiende, la compañía corre el riesgo de perder su preciado activo estadounidense Citgo, un grupo con sede en Houston con tres refinerías en el Golfo de México y el Medio Oeste que procesa aproximadamente un tercio de las exportaciones de petróleo de Venezuela a los EE.UU. y que está en la mira de ConocoPhillips, uno de sus primeros acreedores.

PDVSA ha prometido la mitad de Citgo como garantía del bono de 2.5 mil millones de 2020 y la otra mitad como garantía de un préstamo de la compañía petrolera rusa Rosneft, de no poder pagar, los tenedores de bonos en teoría podrían quedarse con la mitad de este importante proveedor de combustible dentro de los Estados Unidos, lo que representa un mercado estratégico que explotar.

No hay período de gracia en el pago de la amortización, aunque la compañía tiene 30 días adicionales para realizar un pago de intereses de 107 millones de dólares, que también tienen vencimiento para este fin de semana, con todo y que el negocio pinta mal, los tenedores de bonos del 2020 tendrían una pelea en sus manos porque todos, al parecer, quieren un poco de Citgo.

Bonos de Venezuela.
Citgo puede haber alcanzado un valor simbólico para el presidente Nicolás Maduro aun cuando el régimen socialista haya considerado deshacerse de la división en el pasado, pero perder el activo más valioso de Venezuela en el extranjero podría verse como una derrota para un gobierno que ya es profundamente impopular.

Tenedores de deuda olfatean grandes ganancias en crisis venezolana

Habiendo renunciado en gran medida a que Venezuela o PDVSA les pagaran, los acreedores van cada vez más a buscar sus activos en el extranjero, siendo Citgo la joya de la corona, entre los más acuciosos, están la compañía minera canadiense Crystallex que está tratando de apoderarse de Citgo para pagarse la compensación de unos 1.4 mil millones adeudados por el estado venezolano y la petrolera estadounidense ConocoPhillips que se encuentra en una posición similar, en busca de un reembolso por el dinero adeudado por PDVSA.

Ambas compañías anteriormente había incautado activos en el Caribe, donde PDVSA procesa gran parte de sus exportaciones de petróleo, pero en lo que respecta a los tenedores de bonos, en lo que se ha convertido en una compleja batalla legal multidireccional, el gestor de activos más grande del mundo, BlackRock, y Contrarian Capital Management, con sede en Nueva York, han intervenido en nombre de los gestores de inversiones del Reino unido y EE.UU., que poseen aproximadamente el 60% de los bonos 2020.

Por ahora, Rosneft está observando desde afuera, pero si PDVSA incumpliera con su préstamo separado de la compañía rusa, también sería elegible para reclamar casi la mitad de Citgo, aunque en teoría, eso podría dejar a los rusos en la novedosa posición de tener una participación importante en una refinería de los Estados Unidos, algo que el presidente de los norteamericanos, Donald Trump, querría evitar.

Incluso si PDVSA realiza este pago, Venezuela enfrenta una montaña de deudas desalentadora, el soberano debe pagar una suma final de 1 mil millones de dólares de sus bonos 2018 en diciembre, y junto a PDVSA debe encontrar 9 mil 300 millones para los tenedores de bonos de 2019 y más de 10 mil millones del 2020, aunque nadie espera que lo haga.

Ante estas cifras fortuitas, se rumorea que Venezuela está considerando una revisión completa de PDVSA y esta semana, la agencia especializada en informes de energía Argus afirmó que Caracas estaba pensando en reemplazar a PDVSA con una nueva compañía nacional de energía que heredaría los activos físicos de PDVSA, incluido Citgo, pero no sus deudas, eso podría allanar el camino para que PDVSA se declare oficialmente en bancarrota.

Además de su deuda negociada, Venezuela debe miles de millones de dólares a China y Rusia, mientras tanto, la producción de petróleo ha caído en picado a su nivel más bajo desde la década de 1940, la economía se ha reducido a la mitad en cinco años y la inflación está llegando a casi el 1 millón por ciento, aunque las reservas del banco central se sitúan en 8 mil 800 millones de dólares, cerca de su nivel más bajo en 30 años.

Fuente
GestionElUniversal

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: