ÁfricaAméricaAsiaEconomiaEE.UU.InternacionalesMedio OrienteMéxicoPetróleoPolíticaVenezuela

Rusia y Arabia Saudita se reparten el mercado de petróleo

La nueva era del petróleo o OPOP + ha llegado y se va a quedar

Arabia Saudita y Rusia formalizan una asociación estratégica que duraría indefinidamente, lo que potencialmente marcaría una nueva era para el mercado petrolero, el ministro de petróleo de Arabia Saudita, Khalid al-Falih, comentó que espera establecer un organismo oficial de gobierno de la OPEC +, incluida una secretaría, que probablemente tenga su sede en Viena, la propuesta podría estar terminada en diciembre.

Hasta la fecha, la OPEP + ha sido un grupo algo informal, o al menos provisional, destinado a abordar el exceso de oferta que surgió tras la crisis del mercado 2014-2016, pero el pasado mes de junio, el grupo cumplió su misión, diluyendo los objetivos de producción al aceptar un vago aumento de la producción colectiva en 1 millón de barriles por día (mb/d), y sin la necesidad urgente de equilibrar el mercado, el propósito del acuerdo de la OPEP + después de la reunión de junio ya comenzó a ser poco claro, Al-Falih quiere armar una estructura de gobierno oficial que presidirá la coordinación del mercado petrolero en el futuro.

“Queremos firmar un nuevo acuerdo de cooperación que sea abierto y no caduca después de 2020 o 2021, lo dejaremos abierto», explicó al-Falih y añadió que el propósito de la OPEP + no estaría dirigido a un objetivo de producción fijo, sino a coordinar los niveles de producción como mejor les parezca, pero, por supuesto, esta ha sido siempre la misión de la OPEP.

El objetivo de establecer un organismo permanente de la OPEP + plantea la cuestión de qué se supone que sucederá con la OPEP y Al-Falih sugiere que la OPEP + podría «trabajar estrechamente con la OPEP» y aunque parece confuso, ya que todos los miembros de la OPEP están en la OPEC +, mientras que la OPEP + contiene un montón de países adicionales, ¿cómo interactúan estos dos cuerpos y en qué medida se superpondran? Eso sigue siendo poco claro.

La única certeza es que hay un cambio de guardia, con la OPEP dando paso a una estructura de gobierno dominada por solo dos países, de los que Arabia Saudita parece querer renunciar a la lucha de trabajar con más de una docena de países para crear consenso, prefiriendo una especie de presidencia con Rusia.

«Creo que Rusia tendrá que asumir el liderazgo», argumenta al-Falih cuando se le preguntó sobre quién será la fuerza impulsora para establecer una secretaría formal de la OPEP +, “Rusia tiene un gran peso tanto en términos de producción como en términos de influencia política, entonces el liderazgo de Rusia para la OPEP + es indiscutible, por eso espero que Rusia desempeñe un papel clave”.

Petróleo OPEP +.
Si bien EE.UU., todavía tiene que descubrir su plan de juego en el futuro en medio de un récord de 11 millones de barriles por día (bpd) de producción de petróleo, y la relación cada vez más compleja con el aliado clave a largo plazo Arabia Saudita y otros estados árabes, China también está descubriendo que se encuentra en un lugar cada vez más vulnerable.

El petróleo será el nuevo punto de inflexión en la OPEP +

El resto de la OPEP, u OPEC + para el caso, ya no tienen el peso que una vez tuvieron, esto debido a que varios miembros de la OPEP sufren de inestabilidad y niveles de producción volátiles, algunos presiden la disminución de la producción y aparte de Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos, nadie más tiene la capacidad de sumar o restar la oferta del mercado basándose en cálculos estratégicos o políticos, por lo que casi todos los demás miembros están tratando de producir tanto como sea posible.

Al-Falih incluso aludió al hecho de que la mayor parte del poder para manipular las condiciones del mercado petrolero se concentra en Arabia Saudita y Rusia y la nueva OPEP + todavía se adheriría nominalmente a la filosofía de «un país, una voz», pero también parecía sugerir que los dos mayores productores del grupo realmente estarían a cargo, «sí, en última instancia, queremos que todos estén a bordo. Pero mi experiencia es que países como Rusia y Arabia Saudita con mayor escala y mayor impacto en última instancia tienen más peso», añadió al-Falih.

«Porque la gente sabe que, si aceptamos reducir el 5%, como lo hicimos, nuestros volúmenes son enormes… Entonces, cuando nos sentamos alrededor de la mesa, nuestra voz tiene más peso», incluso sugirió que la votación formal no sería realmente el enfoque, pero «convenciendo» a otros miembros, entonces, en el corto plazo, aun cuando muchos en el mercado petrolero están preocupados por la escasez de suministros a medida que la producción iraní se desconecta, al-Falih tuvo en cuenta los riesgos de la demanda, por lo que señaló que el dólar fuerte combinado con la debilidad de la moneda en los mercados emergentes podría reducir la demanda.

Una desaceleración económica global en general podría ralentizar el consumo, pero también le preocupan las disminuciones y las interrupciones en varios países de la OPEP y no OPEP, incluidos Venezuela, Irán, México, Libia y Nigeria, que requerirían la intervención de Arabia Saudita, aunque, por otro lado, la tasa de crecimiento de la lutita de EE.UU., aún está por definirse.

Con tantas señales mixtas, la trayectoria del mercado petrolero no está clara, entonces, al-Falih quiere tomar un enfoque de esperar y ver, de hecho, un informe interno de la OPEP sugiere que el grupo está preocupado por una pausa estacional este invierno y a medida que las refinerías ingresan en los períodos de mantenimiento, la demanda de crudo podría suavizarse, lo que podría llevar a aumentos en los inventarios.

Esta acumulación, «en medio de la tendencia alcista en la producción de petróleo crudo estadounidense, podría ser un factor bajista para los precios del petróleo en las próximas semanas», añade el informe de la OPEP, según el Wall Street Journal, “el suministro es demasiado largo, deberíamos poder cortarlo, Ss la oferta es corta, tenemos que ser capaces de responder y nos gustaría hacerlo de forma coordinada, no queremos confundir el mercado y sorprender al mercado», afirmó el funcionario.

Otra pregunta que concierne al mercado es el verdadero alcance de la capacidad de reserva global: Al-Falih explica que Arabia Saudita tiene 1.3 mb/d de capacidad de reserva, asumiendo niveles de producción actuales de 10.7 mb/d. Arabia Saudita nunca ha demostrado una producción sostenida de aproximadamente 10.6 mb/d, por lo que la capacidad de producir hasta 12 mb/d aún no está probada, pueden suceder dos escenarios el primero es que el ministro sabe algo que no sabe el mundo o que en sus propias palabras, “puedo decir que podemos subir, si es necesario, a 12 millones de bp/d, esto lo puedo asegurar”, finalizó al-Falih.

Fuente
WSJ

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: