CorrupciónInternacionales

Ressa y Muratov analizan la crisis de la información

Conozca el plan de 10 puntos de María Ressa y Dmitry Muratov para abordar la crisis mundial de la información en el siglo XXI

«Cuando los hechos se vuelvan opcionales y la confianza desaparezca, ya no podremos hacer que el poder rinda cuentas». Esto, lo señalan, los ganadores del Premio Nobel de la Paz María Ressa y Dmitry Muratov. Pedimos un mundo en el que la tecnología se construya al servicio de la humanidad. Y donde nuestra plaza pública global proteja los derechos humanos por encima de las ganancias.

En este momento, afirman Ressa y Muratov, el enorme potencial de la tecnología para hacer avanzar las sociedades. Hoy, está socavada por el modelo de negocio. Son, las plataformas en línea dominantes. Pero recordamos a todos los que están en el poder que el verdadero progreso humano proviene de aprovechar la tecnología. Pero, para promover los derechos y libertades para todos, no sacrificarlos por la riqueza y el poder de unos pocos.

Instamos a las democracias respetuosas de los derechos a despertar. Despertar a la amenaza existencial de que los ecosistemas de información distorsionados por un modelo de negocio de Big Tech. Obsesionado con recolectar datos y atención de las personas. Incluso, cuando socava el periodismo serio, polariza el debate en la sociedad y la vida política, señalan Ressa y Muratov.

Cuando los hechos se vuelvan opcionales, la confianza desaparece. Y, ya no podremos hacer que el poder rinda cuentas. Necesitamos una esfera pública donde fomentar la confianza con un intercambio saludable de ideas. Donde este se valore más que las ganancias corporativas y donde el periodismo riguroso pueda cortar el ruido.

Ressa, Muratov, otros Nobel y más de 90 expertos y grupos de la sociedad civil respaldan el plan de acción

Dmitry Muratov en conferencia de libertad de expresión.
«Nosotros, como Premios Nobel, de todo el mundo, enviamos un mensaje unido: juntos podemos poner fin a este asalto corporativo y tecnológico a nuestras vidas y libertades, pero debemos actuar ahora», expresaron Ressa y Muratov.

Hacemos un llamamiento a todos los gobiernos democráticos que respetan los derechos a:

1. Exigir a las empresas de tecnología que lleven a cabo evaluaciones de impacto independientes en los derechos humanos que deben hacerse públicas. Además de, exigir transparencia en todos los aspectos de su negocio. Desde la moderación de contenido, los impactos de los algoritmos, el procesamiento de datos y las políticas de integridad.

2. Proteger el derecho de los ciudadanos a la privacidad con leyes sólidas de protección de datos.

3. Condenar públicamente los abusos contra la prensa libre y los periodistas en todo el mundo. Y comprometer fondos y asistencia a los medios de comunicación independientes y a los periodistas atacados.

Y pedimos a la UE que:

4. Ser ambicioso en la aplicación de las Leyes de Servicios Digitales y Mercados Digitales. Para que, sean más que «papeleo» para las empresas. En cambio, obligarles a realizar cambios en su modelo de negocio. Para, poner fin a la amplificación algorítmica que amenaza los derechos fundamentales. Y propaga la desinformación y el odio. Incluso en los casos en que los riesgos se originan fuera de las fronteras de la UE.

5. Proponer urgentemente legislación para prohibir la publicidad de vigilancia, reconociendo que esta práctica es fundamentalmente incompatible con los derechos humanos.

6. Hacer cumplir adecuadamente el Reglamento General de Protección de Datos de la UE. Para proteger los derechos de datos de las personas.

7. Incluir fuertes salvaguardias para la seguridad de los periodistas, la sostenibilidad de los medios de comunicación. Y las garantías democráticas en el espacio digital en la próxima Ley Europea de Libertad de los Medios de Comunicación.

Un llamado a las Naciones Unidas

8. Proteger la libertad de los medios de comunicación cortando la desinformación aguas arriba. Esto significa que no debe haber exenciones especiales o excepciones para ninguna organización o individuo en ninguna nueva legislación tecnológica o de medios. Con los flujos de información globalizados, esto daría un cheque en blanco a aquellos gobiernos y actores no estatales. Que producen desinformación a escala industrial para dañar las democracias y polarizar a las sociedades en todas partes.

9. Desafía la extraordinaria maquinaria de cabildeo, las campañas de astroturfing. Y la puerta giratoria de reclutamiento entre las grandes empresas tecnológicas y las instituciones gubernamentales europeas.

10. Crear un Enviado Especial del secretario general de las Naciones Unidas centrado en la Seguridad de los Periodistas que desafiaría el statu quo actual. Y finalmente aumentaría el costo de los crímenes contra periodistas.

Fuente
RapplerPeopleEPSU

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: