ColombiaPolítica

Petro: “La guerra contra las drogas fracasó”

En su primer el presidente de Colombia llama a la unidad y la paz y afirma que la guerra contra las drogas fracasó

El primer presidente de izquierdista de Colombia asumió el cargo, prometiendo luchar contra la desigualdad y llevar la paz a un país atormentado durante mucho tiempo por sangrientas disputas entre el gobierno, las drogas y los grupos rebeldes. Gustavo Petro señaló que estaba dispuesto a iniciar conversaciones de paz con grupos armados en todo el país.

También pidió a Estados Unidos y otras naciones desarrolladas que cambien las políticas de drogas que se centran en la prohibición de sustancias como la cocaína, que alimenta conflictos violentos en Colombia y otras naciones latinoamericanas.

Gustavo Petro, ex miembro del grupo guerrillero colombiano M-19, ganó las elecciones presidenciales de junio. Un duro golpe a los partidos conservadores que no ofrecían cambios a la economía favorable al mercado. Pero no lograban conectarse con los votantes frustrados por el aumento de la pobreza y la violencia de las drogas, contra los líderes de derechos humanos y los grupos ambientalistas en las zonas rurales.

El domingo, indicó que Colombia estaba teniendo una «segunda oportunidad» para abordar la violencia, la pobreza y la guerra contra las drogas. También prometió que su gobierno implementaría políticas económicas que buscan poner fin a las desigualdades de larga data y garantizar la «solidaridad» con los más vulnerables de la nación.

La Guerra contra las drogas fracasó.
Petro ganó las elecciones por solo 2 puntos porcentuales, y sigue siendo una figura polarizadora en Colombia, donde muchos son cautelosos de que ex guerrilleros participen en la política.

Las drogas están en el centro del conflicto armado de Colombia y de una guerra que cobró la vida de millones

«Es hora de una nueva convención internacional que acepte que la guerra contra las drogas ha fracasado», afirmó. «Por supuesto que la paz es posible. Pero depende de que las políticas de drogas actuales sean sustituidas por medidas fuertes que impidan el consumo en las sociedades desarrolladas».

Petro es parte de un creciente grupo de políticos de izquierda y políticos izquierdistas. Están ganando elecciones en América Latina desde que estalló la pandemia y perjudicaron a los titulares que lucharon con sus réplicas económicas.

La victoria del exguerrillero también fue excepcional para Colombia, donde los votantes habrían sido históricamente reacios a respaldar a los políticos de izquierda. Dado que a menudo eran acusados de ser blandos con el crimen o aliados con la guerrilla.

Un acuerdo de paz de 2016 entre el gobierno de Colombia y las FARC, alejó el foco de los votantes de los conflictos violentos. Unos, que se desarrollan en las zonas rurales y dio prominencia a problemas como la pobreza y la corrupción. Lo que alimentó la popularidad de los partidos de izquierda en las elecciones nacionales.

Sin embargo, grupos rebeldes más pequeños como el ELN y el Clan del Golfo continúan luchando por las rutas de tráfico de drogas. Además de, Minas de oro ilegales y otros recursos abandonados por las FARC.

Petro, de 62 años, describió las políticas antinarcóticos lideradas por Estados Unidos como un fracaso. Pero, también señaló que le gustaría trabajar con Washington «como iguales». Construyendo esquemas para combatir el cambio climático. Y llevar infraestructura a las áreas rurales donde muchos agricultores explican que las hojas de coca son el único cultivo viable.

Petro también formó alianzas con ambientalistas durante su campaña presidencial. Prometió convertir a Colombia en una «potencia global para la vida». Enfrentando la deforestación y reducir la dependencia del país de los combustibles fósiles.

Fuente
BBCInfoBaeSemana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: