Ciencia y Salud

Nuevas vacunas para la nueva normalidad

Sinopharm comienza a probar la vacuna de ARNm contra Ómicron, se lanza la nueva inyección de Moderna y Rusia hace lo propio

Hasta principios de 2022, las autoridades sanitarias mundiales mantuvieron la promesa de poner fin a la pandemia de Covid-19 con el advenimiento de la vacunación masiva. Sin embargo, con la variante Ómicron y sus nuevas subvariantes capaces de evadir las defensas inmunes, los brotes masivos persistieron a pesar de los altos números de vacunación.

China National Pharmaceutical Group Corporation, más conocida como Sinopharm, anunció el lunes que habría presentado una nueva solicitud de ensayos clínicos de una vacuna de ARNm. Esta es similar a las desarrolladas por Pfizer y Moderna. Pero, específicamente diseñada para protegerse contra la variante Omicron del SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19.

La nueva vacuna es diferente de las vacunas BBIBP-CorV y WIBP-CorV de Sinopharm, que se basan en el virus sars-CoV-2 original que apareció en la provincia de Hubei a fines de 2019. Utilizan un método de inoculación más antiguo y probado basado en una versión inactivada del virus. Más de mil millones las personas ya están vacunadas con esta.

Sin embargo, aunque son efectivas al 90%, las tomas anteriores no proporcionaron el mismo nivel de protección contra alguna nueva variante, especialmente Ómicron, que ahora es impulsando los brotes más grandes que China vio en la pandemia.

Nueva vacuna para nuevas variantes.
El Instituto Gamaleya de Rusia también está trabajando en una nueva versión actualizada de su Sputnik V, que fue la primera vacuna Covid-19 del mundo, para dar cuenta de la aparición de la variante Ómicron.

Las vacunas luchan por adelantarse a las variantes y Rusia aparece con una nueva vacuna nasal contra toda cepa

A las vacunas de ARNm utilizadas en Occidente no les fue mucho mejor, con un promedio de nuevos casos diarios rondando por encima de 100 mil durante casi cuatro meses consecutivos en Estados Unidos. Allí se utilizó casi exclusivamente las vacunas de Pfizer y Moderna. Incluso, el aumento de las pruebas rápidas caseras, deprimió las cifras oficiales. Esto, significa que el brote es mucho mayor de lo que muestran los informes.

Ahora, el Reino Unido se convirtió en el primer país en autorizar el uso de la nueva vacuna actualizada de Moderna. Esta, puede proteger contra las variantes BA.4 y BA.5 de Ómicron que se convirtieron en las causas dominantes de infección en los últimos meses.

Pero, ya Rusia, mostró la eficacia de una nueva vacuna nasal contra el Covid-19, que demuestra eficiencia contra todas las variantes del coronavirus. Informó Alexander Gintsburg, director del Centro de Investigación Gamaleya de Epidemiología y Microbiología de Rusia, que desarrolló la vacuna.

«Hemos observado que esta vacuna intranasal, actualmente disponible y ya registrada está demostrando una alta eficacia en la protección contra todas las cepas del coronavirus, formando inmunidad mucosa al patógeno», expresó Gintsburg. Antes, el ministerio de salud de Rusia habría registrado la primera vacuna intranasal del mundo contra Covid-19 desde el mes de abril.

Gintsburg explicó, que en marzo la nueva vacuna era efectiva contra la variante Ómicron. Esta nueva vacuna, se utiliza como refuerzo, además de las inyecciones de la Sputnik V. Al día de hoy, existen pruebas suficientes de que este nuevo método intranasal da el mismo nivel de protección que una inyección.

Por otro lado, la efectividad de la nueva vacuna se anunció el mes pasado, y la administración Biden se movió rápidamente. Esta vez, para comprar 66 millones de dosis. Semanas antes, Pfizer reveló su vacuna específica contra Ómicron, y el departamento de salud y servicios humanos compró 105 millones de dosis de ella.

Fuente
France24RedaccionMedicaEuropaPress

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: