AméricaCiencia y SaludCuriosidadesEconomiaMéxicoPolíticaSucesos

Morena avanza en la legalización de la Marihuana

El partido de gobierno presenta legislación para uso, posesión y venta de cannabis

El partido del presidente electo de México Andrés Manuel López Obrador, ha presentado una legislación para legalizar la posesión, el uso público, el crecimiento y la venta libre de marihuana en lo que sería un cambio importante en la estrategia contra los narcóticos en el país más golpeados por la guerra contra las drogas.

La senadora Olga Sánchez Cordero, quien fue elegida como secretaria del interior por el presidente electo AMLO, manifestó que la prohibición ha alimentado la violencia y la pobreza, criticando una ofensiva de 12 años contra las bandas de narcotraficantes que ha cobrado decenas de miles de vidas y ha aumentado a violencia en México a niveles catastróficos.

“Hoy, la nación ha tomado la decisión de cambiar», habló a los senadores, “no queremos más muertes. Será una contribución importante para llevar la paz a nuestro amado país «, de aprobarse el proyecto de ley, México se uniría a Canadá, Uruguay y varios estados de los Estados Unidos, que permiten el uso recreativo de la droga y permiten su comercialización.

México, que prohibió la marihuana a principios del siglo XX, sigue siendo un importante proveedor de hierba ilícita para norteamérica y ha sido devastado por una década de conflicto entre cárteles por rutas de suministro de heroína, cocaína y drogas sintéticas a su vecino del norte.

Marihuana en México.
La corte suprema de México dictaminó la semana pasada que una prohibición absoluta del uso recreativo de la marihuana era inconstitucional, lo que efectivamente dejó a los legisladores regular el consumo de la droga.

La ley permitiría fumar marihuana en lugares públicos

El proyecto de ley de Sánchez también permitiría a cada mexicano cultivar hasta 20 plantas de marihuana en propiedades privadas y producir hasta 480 gramos al año, en la ley también se prohíben os productos comestibles con marihuana.

En 2016, el gobierno de México comenzó a otorgar permisos a algunos pacientes para importar productos de marihuana medicinal y también ha despenalizado pequeñas cantidades de marihuana y ha otorgado varios permisos para que las personas cultiven y posean una pequeña cantidad para uso personal.

López Obrador, quien asume el cargo el 1 de diciembre, ha prometido cambios importantes en el enfoque de México en la guerra contra las drogas, lo que sugiere una paz negociada y una amnistía para las personas involucradas en el tráfico de narcóticos.

En el proyecto de ley de 26 páginas publicado en el sitio web del congreso, Sánchez escribió que la prohibición del cannabis en México ha contribuido al crimen y la violencia, y agregó que en los 12 años desde que México lanzó una guerra contra los cárteles, 235 mil personas murieron.

«La política de prohibición surge de la falsa suposición de que el problema de las drogas debe abordarse desde un enfoque penal», escribió Sánchez, un ex magistrado de la corte suprema, «el objetivo no puede ser erradicar el consumo de una sustancia que es tan frecuente como el cannabis», agregó.

Aunque la coalición liderada por el partido del movimiento de regeneración nacional, Morena, del presidente electo tiene mayoría en ambas cámaras, incluye un partido conservador que en el pasado se opuso a algunas políticas socialmente progresistas, lo que significa que el proyecto de ley puede enfrentar obstáculos.

La legislación en el congreso de las dos cámaras de México a menudo se mueve lentamente, y después de ser presentada, el proyecto de ley tendría que aprobar comités antes de llegar a una votación, este proyecto de ley permitiría a las empresas cultivar y comercializar marihuana y las personas también podrían cultivar plantas para uso privado, siempre y cuando se registren en una lista anónima del gobierno y no produzcan más de 480 gramos de marihuana al año.

Desde 2006, México ha utilizado el poder militar para luchar contra las bandas de narcotraficantes, que se han dividido en grupos más pequeños que luchan por las rutas y el territorio de tráfico, el país vio más de 31 mil asesinatos el año pasado, el total más alto desde que comenzaron los registros modernos, según datos del gobierno.

Fuente
ElPaís

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: